Después de casi cuatro meses al aire en la pantalla de Telefe, terminó el programa de Pampita y fue en medio de un escándalo, ya que la conductora renunció una semana antes y no regresó -tal como había acordado con el canal- a despedirse de su audiencia.

El primer día tras la dimisión Sol Pérez aprovechó la oportunidad que le dio la producción y estuvo al frente de Pampita Online. Los días restantes, Claudia Fontán ocupó el lugar de la modelo, quien se había a España por compromisos laborales.

El viaje a Europa estaba programado: tanto sus compañeros como la producción del ciclo estaban al tanto. Sin embargo, no fue eso lo que desencadenó la furia y la crisis personal y profesional de Pampita, sino la pelea con su pareja, Pico Mónaco.

A su regreso, Pampita se despachó contra las cámaras de Los ángeles de la mañana por las distintas versiones que hablaban de la ruptura con el ex tenista. Luego llegó la peor noticia: le anunciaron que su programa, el que llevaba su nombre y que conducía desde el año pasado en la pantalla de KZO, sería levantado porque no había alcanzado el rating esperado por las autoridades de Telefe.

El rating, su peor enemigo

"Queremos hacer un programa que sea una fiesta. Que irradiemos energía positiva y alegría en la casa de la gente. Vamos a contar todo lo que pasa pero desde otro lugar, con menos dramatismo y riéndonos de nosotros mismos. No me interesa saber cómo vamos de rating porque quiero mantenerme conectada con lo que estoy haciendo, y si el día de mañana nos tienen que cambiar, no pasa nada", le aseguraba la conductora a Teleshow en abril pasado, días antes de estrenar el ciclo.

Lejos quedaron esas declaraciones ya que, aunque ella y el equipo que la acompañó hicieron lo posible para disfrutar de Pampita Online, Telefe eligió reemplazar el programa por una novela extranjera.

Un logro: entrevistas a las figuras más difíciles

La modelo hizo una gran apuesta cuando dejó la silla que ocupaba en el jurado de ShowMatch para jugarse por el sueño de tener su propio ciclo en un canal líder, y en un horario central. En el primer programa invitó a su entonces pareja, Pico Mónaco, que se emocionó hasta las lágrimas durante la entrevista.

También pasaron por su living Mica Viciconte, en lo que fue una de las primeras entrevistas que dio a la prensa tras blanquear su relación con Fabián Poroto Cubero, ex marido de Nicole Neumann, la archi enemiga de Pampita. En dicho envío Fede Bal -que estuvo como panelista durante dos semanas- logró, no sin polémica, que la ex multicampeona se animara a jugar y a manifestar que "mataría a Nicole Neumann".

Habían pasado solo algunos días desde su debut en el canal de aire y las críticas sobre cómo se desenvolvía Pampita frente a cámara no tardaron en llegar. "El que no lucha por lo que quiere, no merece lo que desea. Yo vengo a hacer mi trabajo y no quiero engancharme en nada que me hace daño. Le pongo mucha onda", manifestó la conductora en ese entonces.

"Siempre confío en mi producción porque soy una empleada y hago lo que me dicen que funciona", agregó sobre el equipo de producción de Pampita Online, que consiguió que Morena Rial diera su primera y única entrevista en vivo en un programa, ya que hasta ese momento solo había dado notas grabadas o se comunicaba mediante las redes sociales.

Escándalos y papelones en vivo

Jey Mammon fue como panelista invitado y se quejó, en vivo, del poco tiempo que le otorgaron para hablar, ya sobre el final del programa. Además, no le dejó pasar a la conductora el error que cometió al llamarlo "Joy" en lugar de Jey, como indica su nombre artístico.

"Vine al pedo. Estuvo buenísimo el programa, pero me gusta más verlo desde casa. Todo una joda: viene el Ruso (un productor) y me dice: 'Me encantaría que vengas todos los días'. Falta que salga el Dinosaurio Bernardo y es una cámara oculta de VideoMatch. No te puedo creer", dijo Mammon al aire, mientras la modelo intentaba tomarse el planteo con humor.

Según indicó el actor, cuando se apagaron las cámaras Pampita desató su furia por lo que había sucedido en vivo, ya que ella -según asegura- trata de evitar los escándalos.

En otra emisión del envío, Pampita volvió a quedar descolocada cuando Sol Pérez -integrante del panel- le reprochó que minutos antes no había podido terminar de manifestar su opinión en un debate sobre la legalización del aborto, con Barbie Simons, Angie Balbiani y Luis Piñeyro, los otros integrantes del panel.

"Seguramente mañana vamos a seguir conversando de esto. Hay tela para cortar para rato", aseguró Pampita, intentando que no se note la tensión en el aire.

Lizy Tagliani, por su parte, dejó pasar en el momento el error que cometieron cuando intentaron sorprenderla con la visita de su padre en vivo. Ninguno de los dos dijo nada ese día, pero la humorista la mandó al frente días más tarde, en otro programa.

"Yo estaba contando que para mi papá era muy difícil verme vestida de mujer, a pura emoción y llorando, y en eso Pampita dice: 'Así que tu papá lloraba… ¡Acá está tu papá!'. Y yo pensé '¡Lo revivieron!'", detalló Lizy en el ciclo de Mirtha Legrand.

"A Pampita la venían matando por su programa, por cómo estaba conduciendo, y no quise dejarla en evidencia…", agregó, en solidaridad con Pampita.

Un panel cargado de internas

Luego de que Pampita presentara su renuncia, la primera en seguir sus pasos fue su amiga Barbie Simons, manifestando su descontento porque Sol Pérez sería la conductora a cargo, hasta que Claudia Fontán tomara las riendas.

"No es nada contra esa persona: me encanta la gente nueva, fresca, con iniciativa, y siempre está bueno para la gente que comienza. Pero me parecía que no era la persona indicada por su poca experiencia y porque tanto los otros compañeros como yo llevamos un año y pico poniéndonos la camiseta del programa", explicó la panelista de espectáculos de C5N, aclarando que "desde un principio" no hubo buena relación con su ex compañera.

Sol, que también quedará como conductora Pampita Online a partir del miércoles en la pantalla de KZO, junto a Luis Piñeyro, fue más allá: aseguró que la amiga de Pampita la maltraba, y que más de una vez se iba del estudio llorando a su casa.

"Estuve en una reunión donde la producción le pidió a Barbie que bajara un cambio conmigo porque me maltrataba mucho, y yo me iba llorando a mi casa. Cuando me gritó que me vaya a un noticiero, dijo que no me vio llorar… Y yo me fui llorando. Todo el mundo me vio. Entonces, me parece que eso sí es maltrato", contó la ex chica del clima.

La continuidad laboral

En medio de la incertidumbre por el presente laboral de Pampita, y mientras la modelo disfruta de unos días de playa en España, José María Listorti dejó entrever que la producción de Laflia, de Marcelo Tinelli, ya se comunicó con ella para que regrese a ocupar su lugar en el jurado del nuevo Bailando.

"¿Cuánto va a tardar la producción en llamarla a Pampita para ser jurado de ShowMatch? ¿Querés que te diga una cosa? ¡Ya le dejaron un mensaje en su celular!", detalló el conductor de Hay que ver.

Porque puede que este haya sido un paso en falso de Pampita. Como el que habrá dado alguna vez, en aquellos desfiles de hace 20 años que terminaban a los codazos. Sí, casi como pasó en Pampita Online.

Pero a no dudarlo: está lejos de ser su último paso en la pantalla chica…

SEGUÍ LEYENDO