Verano caliente: aun con acuerdo con el FMI, se perderían más de la mitad de las reservas netas hasta marzo

Incluso si el Gobierno logra avanzar en un entendimiento para cerrar a mediados de marzo, la salida de divisas hasta febrero abriría la puerta a más regulaciones cambiarias para evitar una devaluación brusca

Bajo la mirada de Martín Guzmán, la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, saluda al Presidente Alberto Fernandez en la reunión del G-20 celebrada en Roma
Bajo la mirada de Martín Guzmán, la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, saluda al Presidente Alberto Fernandez en la reunión del G-20 celebrada en Roma

Aun cuando se alcance un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional antes de marzo, tal como aseguró durante el fin de semana el ministro de Economía, Martín Guzmán, el Gobierno deberá atravesar el desierto antes de llegar a esa instancia. La sequía de dólares que se hace sentir con fuerza por estos días podría ceder algo en las próximas semanas con el ingreso de las divisas provenientes de la cosecha fina pero las mayores necesidades que se enfrentarán durante el verano dejarán, otra vez, las reservas del Banco Central al borde del vacío.

Más allá del vencimiento de capital de FMI a fines de diciembre por más de USD 1.890 millones, el calendario de pagos se mantiene exigente en los meses siguientes. En el mejor de los escenarios, es decir, aquel en que las negociaciones con el organismo avanzan sin dificultades tras el resultado electoral del próximo domingo, el Banco Central perdería más de las mitad de las reservas netas con que las cuenta hoy a disposición. Se trataría de unos USD 4.300 millones, equivalente a 54% de los aproximadamente USD 8.000 millones que computa actualmente según estimaciones privadas, entre divisas, oro y DEG. Esa cifra desaparecería casi en su totalidad si el entendimiento con el Fondo se dilata más allá de abril.

Más allá del pago que Guzmán ya confirmó se realizará el mes próximo, el balance cambiario hasta marzo luce desafiante, de acuerdo a los cálculos de la consultora financiera Delphos Investments. En enero hay que pagar al organismo otros USD 731 millones y un monto menor de USD 372 millones en febrero. A esas cifras se suman los pagos de capital e intereses de deuda de títulos públicos y privados y el costo de la venta de dólares para atesoramiento. La cuenta será compleja de sostener con el ingreso de los dólares comerciales.

Fuente: Delphos Investment en base a datos oficiales
Fuente: Delphos Investment en base a datos oficiales

Este resultado apretado para el Banco Central tendrá, previsiblemente, una implicancia directa sobre el mercado cambiario. La escasez de divisas determinará el margen de maniobra del Gobierno para acelerar el ritmo de ajuste del precio del dólar oficial sin arriesgar un salto abrupto. En cualquier caso, estas cifras confirman lo que el mercado da por descontado: una mayor devaluación a partir de la semana próxima. En qué medida se acelerará esa devaluación es una incógnita que depende en gran medida de las negociaciones que hasta ahora lleva adelante Guzmán.

“En un escenario en el que el Gobierno debe cubrir los vencimientos con reservas, el mercado descuenta una aceleración del ritmo devaluatorio a partir del 15 de noviembre, visión que también compartimos. Sin embargo, subsisten dos preguntas importantes.

En primer lugar, ¿cuál es el margen de maniobra financiero que podría tener el Gobierno para posponer el acuerdo con el FMI más allá de marzo de 2022? Y relacionado con esto, ¿podrá el Gobierno acelerar el ritmo devaluatorio sin enfrentar un salto discreto del tipo de cambio como en enero de 2014?”, pregunta el último informe semanal de Delphos.

El Banco Central podría perder hasta USD 7.000 millones (94% de las reservas netas actuales) si el acuerdo pasa de abril, con lo cual las presiones cambiarias garantizarían un otoño por demás turbulento

Tras analizar las proyecciones del balance cambiario, las respuestas son bastante previsibles: las chances de dilatar un acuerdo con el FMI que despeje los vencimientos tanto con el propio organismo como con el Club de París, al que aún se le debe el capital de la última cuota que venció en julio último, sin arriesgar una devaluación de magnitud son mínimas. En este sentido, el Banco Central podría perder hasta USD 7.000 millones (94% de las reservas netas actuales) si el acuerdo pasa de abril, con lo cual las presiones cambiarias garantizarían un otoño por demás turbulento.

En contexto inverso, un acuerdo antes del fin del primer trimestre generaría una situación algo más cómoda. Aun así, habría que atravesar enero y febrero. La salida de divisas que se produzca en ese período puede deparar un nuevo menú de medidas por parte del BCRA con miras a “aguantar” el tipo de cambio hasta tanto el directorio del Fondo apruebe un nuevo entendimiento. “Pasar el verano con escasez creciente de divisas y una aceleración del ritmo de devaluación”, concluye Delphos.

SEGUIR LEYENDO

Últimas Noticias

Las fábricas pyme terminaron 2022 con una leve mejora, pero alertan por la suba de costos y la falta de insumos

Según un informe privado, la pequeña y mediana industria mejoró 2,3% el año pasado en comparación con 2021. Informes oficiales y privados muestran que a nivel general la producción fabril frenó hacia fin de año

Momento de oportunidad en CABA: en los últimos dos años el precio en dólares de las viviendas usadas cayó 32 por ciento

Un registro del que participan 23 inmobiliarias brinda rica información sobre características de las unidades en venta, perfil de vendedores y compradores y simultaneidad o encadenamiento de las operaciones, entre otras cuestiones

Cuáles son los departamentos porteños que más se venden y las consecuencias del “efecto apuro”

Nuevo informe del Registro de Operaciones Inmobiliarias precisó que los departamentos con balcones y sin cocheras lideraron las preferencias de compra en 2022. Los precios cayeron un 42% en cuatro años

Coparticipación federal: vaivenes, ganadores y perdedores del reparto de fondos en los últimos 30 años

Un estudio del Iaraf analiza la evolución en el reparto de los recursos en función de las modificaciones legales y las decisiones de los sucesivos gobiernos nacionales

Vamos a la playa: qué ciudades con mar concentran un boom de construcción de viviendas que no para de crecer

Hay más de 1.000 viviendas en marcha en la zona de Villa Gesell, Mar de las Pampas, Mar Azul y Las Gaviotas. El precio para edificar supera los USD 750 por metro cuadrado
MAS NOTICIAS