La diferencia de edad, el cruce de clases sociales. Él casado, ella rebelde y con un sueño por cumplir. Esos eran algunos de los condimentos que hacían que la pareja de Natasha (Calu Rivero) y Julián (Juan Darthés) en Dulce amor no fallara. Sin embargo, la dupla no llegó al final de las grabaciones de la tira que se realizó en 2012. La protagonista renunció misteriosamente. Recién años más tarde se supo que se debió al constante acoso que recibía por parte de su compañero.

En su momento las palabras de Calu fueron subestimadas, y muchos colegas no le creyeron. Pero hoy su testimonio toma otra dimensión luego de la denuncia de violación de Thelma Fardín contra Darthés. La propia Fardín le agradeció por haber sido una de las primeras mujeres en alzar su voz, y quien la animó a hablar.

Video: Natasha y Julián en Dulce Amor

En septiembre de 2012 y en pleno éxito, la actriz catamarqueña dejó la tira de Telefe. "Grabó algunos capítulos por adelantado para poder seguir. Ella viene de hacer un año seguido El elegido, y además hizo una película con Ricardo Darín (Tesis sobre un homicidio). Está medio agotada –había explicado por entonces Quique Estevanez, productor de Dulce amor-. Tenía pactado para irse 20 días o un mes, y es el momento oportuno como para que lo haga. No pasa nada, está todo bien. Va a seguir en la novela".

Sin dar demasiadas declaraciones, Calu se fue a estudiar a Estados Unidos. Mientras, en Buenos Aires sonaban fuerte los rumores que se referían a que se había ido por sus diferencias con Darthés.

Incluso en off se llegó a decir que había una relación entre los protagonistas, que ella estaba empezando a enamorarse y que él quiso parar la situación por respeto a su mujer e hijos.

(Thomas Khazki)
(Thomas Khazki)

"A mí me llamaron y me dijeron que Calu tenía que hacer una película o un viaje, no recuerdo, y que después volvía. Yo entré, grabé y ella no volvió. Solo hizo una escena a la distancia para despedirse", había dicho a Teleshow Florencia Ortiz, la actriz que ocupó el lugar de Natasha en la novela.

En esos días, no paso de eso: rumores. Durante 2013 y 2014 Calu fue una de las protagonistas de Mis amigos de siempre, mientras Darthés hizo Camino al amor (también con producción de Estevanez) y Los ricos no piden permiso.

El comienzo de una nueva época

Más segura, no solo porque ella seguramente haya madurado y crecido, sino porque la sociedad cambió, en 2016 Calu rompió el silencio y comenzó a abrirse camino para contar los verdaderos motivos que la llevaron a bajarse del éxito de Dulce amor, donde además compartía elenco con Carina Zampini y Sebastián Estevanez. 

Los rumores empezaban a dejar de ser rumores para convertirse en realidad. "Fue un malentendido con mi compañero de trabajo", reconoció Rivero dos años y medio atrás. Un año más tarde, se animó a dar detalles.

A fines de 2017 Calu fue mucho más específica: denunció haber sufrido acoso por parte de su compañero. "Cinco años sin poder decir lo que sentí ni cuánto me dolió y marcó, y eso que tuve y tengo un excelente terapeuta. A veces no necesitás una mano tapándote la boca o una pistola en la cabeza para sentir que se acaba tu mundo".

A los pocos días de contar su verdad y explicar que no lo llevaba a Tribunales porque no creía en la Justicia argentina, fue Darthés quien la denunció por "daños y perjuicios", en un juicio que aún continúa y por el que la semana pasada se realizó una nueva audiencia a la que el actor no asistió.

El efecto Calu: Anita, Natalia y Thelma

Haber podido sacar a la luz lo que desde hacía cinco años la angustiaba no solo fue sanador para ella, sino también para otras mujeres que debieron sufrir situaciones similares. Este verano Darthés sumó dos denuncias públicas en su contra: la de las actrices Anita Coacci y Natalia Juncos. Como lo había hecho con Calu, él las demandó ante la Justicia.

La represalia del actor a quienes lo acusaron públicamente no sirvió para amedrentar a Thelma Fardín, quien con mucha valentía y apoyada por el colectivo Actrices Argentinas, lo denunció por violación ante la Justicia de Nicaragua (el hecho habría ocurrido en el 2009 en una gira de Patito feo) y dio una conferencia de prensa para contar su testimonio.

El relato de Thelma Fardin

La actriz de la tira infantil contó que el caso de Calu Rivero fue el disparador que la impulsó a hablar: "Durante nueve años anulé lo que me pasó para poder seguir adelante, hasta que el testimonio de una chica me hizo revivir todo", explicó Fardín.

Después de las palabras de Thelma se multiplicaron los llamados a la línea de ayuda a víctimas de violencia de género, otras mujeres denunciarían a Darthés y varias famosas –como fue el caso de Mery del Cerro– rompieron el silencio y contaron su historia para poder, de una vez por todas, comenzar a sanar las heridas que desde hace años estaban abiertas.

Aquellas personas que bancaban públicamente al actor de Simona se mostraron arrepentidas y hasta le pidieron perdón a Calu, como fueron los casos de Sebastián Estevanez, Mariano Martínez y Facundo Arana

Tuit de Mariano Martínez pidiéndole disculpas a Calu Rivero
Tuit de Mariano Martínez pidiéndole disculpas a Calu Rivero

Es que Rivero pasó de ser la joven inexperta en el medio que de un día para el otro se bajó de un éxito, a ser un referente que, gracias a su testimonio, ayudó a otras chicas, no solo del mundo del espectáculo.

Calu participó de de la marcha realizada el pasado 8 de marzo, en el Día de la Mujer
Calu participó de de la marcha realizada el pasado 8 de marzo, en el Día de la Mujer

Tal vez ni la misma Calu pensó en el efecto que sus palabras tendrían en la sociedad y sobre todo en otras mujeres. La actriz se liberó de una situación que la atormentaba desde hace cinco años, pero también se convirtió en una de las principales referentes e impulsoras de un cambio de paradigma en el que la mujer se empodera para no callarse ante las injusticias.

¡Mirá cómo nos ponemos!

SEGUI LEYENDO