Reunión paritaria en la provincia de Buenos Aires (Nicolás Aboaf)
Reunión paritaria en la provincia de Buenos Aires (Nicolás Aboaf)

Después de un año y medio de conflicto, hay principio de acuerdo entre el gobierno de María Eugenia Vidal y los sindicatos bonaerenses nucleados en el Frente de Unidad Docente.

En la tercera ronda paritaria 2019, el gobierno bonaerense cumplió con el reclamo de los gremios, que exigían una recomposición del 15,6% por la pérdida adquisitiva del año pasado. La misma se pagará en dos cuotas. La primera de 5% en abril y la segunda 10,6% en agosto.

A su vez, los funcionarios volvieron a plantear una cláusula gatillo de ajuste automático contra la inflación que se registre en en 2019. "Nuestra intención es hacer el mejor esfuerzo posible para asegurar que ningún docente esté por debajo de la inflación", dijeron desde la administración bonaerense.

Principio de acuerdo en la negociación (Nicolás Aboaf)
Principio de acuerdo en la negociación (Nicolás Aboaf)

Del otro lado, fuentes sindicales adelantaron a Infobae: "La oferta casi que está aceptada. Se acerca a lo que pedíamos. La recepcionamos y la pondremos a disposición de los docentes en asambleas".

Al salir de la reunión, Mirta Petrocini, titular del sindicato Feb, señaló: "La propuesta fue mejorada en los aspectos que veníamos pidiendo. Los secretarios generales vamos a enviar las consultas a los docentes. Es una propuesta considerable". Es la primera vez, en un año y medio, que los gremios no rechazan la oferta en la misma reunión y la llevan a asambleas.

Por su parte, Roberto Baradel, secretario general de Suteba, dijo: "Hicieron muchas cosas para dividirnos y obligarnos a aceptar una propuesta a la baja. Pero ante la firmeza del reclamo, el gobierno ha hecho una oferta diferente".

Después de consultar a las bases, los gremialistas aceptarían la oferta en los próximos días. De ese modo, se le daría cierre a uno de los conflictos paritarios más extensos en la provincia. El año pasado, tras once propuestas salariales, no arribaron a un acuerdo. Como consecuencia, se perdieron 29 días de clases por paro en las aulas.

La convocatoria a la reciente reunión había llegado ante la amenaza de un nuevo paro docente. Los sindicatos que integran el FUDB -Suteba, Feb, Udocba, Amet y Sadop- recibieron el mandato de sus bases para convocar una huelga de 48 horas. Con el avance en la negociación, sin embargo, la medida de fuerza quedó momentáneamente suspendida.