La caída de ventas en el mercado interno frenó las importaciones de autos (Getty Images)
La caída de ventas en el mercado interno frenó las importaciones de autos (Getty Images)

El sector automotriz redujo casi a la mitad el déficit por el intercambio de unidades, piezas e insumos sectoriales, según se desprende del informe de operaciones en el Mercado de Cambios y el Balance Cambiario del Banco Central.

En el marco de un ascenso del valor del dólar de 102% a lo largo de 2018, el rojo comercial del sector automotriz según las operaciones registradas en el mercado de cambios acumuló USD 4.447 millones en 2018, un 46,7% menos que los USD 8.351 millones que acumuló en 2017, un monto récord para el principal rubro fabril.

El BCRA informó además que en diciembre pasado hubo un superávit de USD 52 millones por este concepto, el segundo del año luego del saldo neto positivo de USD 65 millones en octubre.

Fuente: BCRA
Fuente: BCRA

La industria automotriz argentina es históricamente deficitaria. Para encontrar saldos netos positivos en su intercambio con el exterior hay que retrotraerse a los USD 8 millones en febrero de 2003, según datos del BCRA.

El Balance Cambiario detalló que en diciembre pasado "las empresas que integran la 'Industria Automotriz' registraron ventas netas por unos USD 50 millones, con una reversión respecto a la salida neta de USD 900 millones de diciembre de 2017".

La autoridad monetaria aclaró que "estos niveles brutos no se condicen con las estadísticas de comercio exterior, debido a que desde la flexibilización normativa el sector comenzó a compensar regionalmente las obligaciones y acreencias comerciales dentro del mismo grupo, efectuando los movimientos cambiarios por el neto resultante, y a realizar pagos de importaciones de bienes por medio de cuentas en el exterior, que son fondeadas con cobros de exportaciones o aumento de deuda no ingresadas al mercado local".

La mejora en el saldo de divisas cursadas a través del mercado de cambios tiene que ver con la evolución de la producción y las ventas de las automotrices a lo largo de 2018.

La devaluación y la recesión hundieron las importaciones de autos y recortaron el rojo sectorial

La Asociación de Fabricantes de Automotores (ADEFA) informó que en 2018 se produjeron 466.649 unidades en el país, con una baja de apenas 1,4% respecto de los 473.408 vehículos que se fabricaron en 2017, aun cuando el año pasado el PBI cayó más de dos puntos, después de haber crecido 2,9% el año anterior.

Ese desempeño se debió a que las exportaciones automotrices crecieron 28,5% en 2018, a 269.360 unidades, a la par de un desplome de 22,5% en las importaciones, a 483.989 vehículos.

Los datos de ADEFA reflejaron una disminución de 48,3% en el déficit comercial por unidades terminadas, unos 214.629 automotores. Es decir, un recorte del desequilibrio comercial equiparable al registrado por el BCRA en divisas y por todo concepto.

En el mismo sentido, la caída de las ventas de autos en el mercado doméstico redujo el déficit sectorial, pues en Argentina la mayoría de las unidades comercializadas son importadas, principalmente desde Brasil.

Para el total de 2018, la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA) informó un retroceso de 10,9% en el patentamiento de cero kilómetro, unas 802.992 unidades, frente a 901.005 unidades en 2017.

Seguí leyendo: