El Merval resigna 12% en pesos y 40% en dólares en lo que va de 2018 (Adrián Escandar)
El Merval resigna 12% en pesos y 40% en dólares en lo que va de 2018 (Adrián Escandar)

Los mercados financieros argentinos negociaron faltos de certidumbre, en una "semana corta" por el feriado del 9 de Julio. El panel líder Merval del ByMA (Bolsas y Mercados Argentinos) se plegó estrictamente al declive del dólar en la City, operó con números rojos y pobre volumen y regresó, al igual que la divisa, a valores de fines de junio.

La Bolsa terminó con saldo negativo y escaso volumen, para ceder debajo de los 27.000 puntos en pesos y los 970 puntos en dólares. Es decir, que en términos reales el panel de acciones líderes regresó a los niveles de dos años atrás. El Merval perdió 0,7% el viernes, a 26.514 puntos. En la semana resignó 4,3% en pesos y 2% en dólares.

"Por lo que ya bajó en dólares, pareciera que a la Bolsa no le queda mucho para bajar más, pero no tiene fuerza para revertir y así quedamos por ahora abrochados a la baja. Hasta tanto no revierta, de suba no podemos hablar. Nuestro parecer no cuenta, es lo que indique el gráfico que registra el movimiento el que en definitiva vale", resumió Jorge Fedio, analista técnico de Clave Bursátil.

Medido en dólares, el índice Merval permanece en el umbral de precios más bajo en dos años

Las firmes tasas de interés en pesos y en dólares que ofrece el Tesoro a través de recientes colocaciones quitaron liquidez al resto de los activos. También desalientan los negocios las exigentes metas acordadas con el Fondo Monetario Internacional, con un déficit primario previsto en 1,3% para 2018 y una inflación inferior a 32%, cuyo cumplimiento genera dudas entre los operadores.

Las ADR de bancos volvieron a caer en Wall Street

Los ADR de compañías argentinas que se negocian en Wall Street mostraron un comportamiento mixto, a la par de la evolución errática de la divisa norteamericana.

Los papeles financieros fueron los más flojos este viernes, con caídas generales de sus precios en dólares: Supervielle 4%, Grupo Galicia 2,1%, BBVA Francés 0,4% y Banco Macro 2,6%. YPF restó 0,5%, a USD 15,06, para acumular una caída de 34,6% en 2018.

Fuente: Rava Online
Fuente: Rava Online

"Más alejados del mejor clima externo reciente, los activos domésticos no logran volver a despertar apetito entre los inversores, luego del rebote desde los mínimos de la semana pasada", precisó Gustavo Ber, economista del Estudio Ber.

"Prefieren inclinarse por la prudencia a la espera de otro 'supermartes' en las LEBAC, donde el BCRA buscará amortiguar la liberación de fondos, incluso a través de otra ronda de suba de encajes, y de las tasas del 50% que exhibe el mercado secundario", agregó Ber.

Al respecto, el Tesoro licitará la próxima semana Letras en moneda local con amortización en noviembre de 2020 (Bote 2020) y tasa fija. Aunque no se aclaró el monto que busca recaudar en total, se recibirán ofertas tanto en pesos como en dólares (al tipo de cambio mayorista de $27,2467), hasta las 15 del lunes 16.

SEGUÍ LEYENDO:

El dólar concluyó la semana con una caída de 2,3%, a $27,94 para la venta minorista y $27,28 en el mercado mayorista.

Matías Roig, director de Portfolio Personal, puntualizó que "la estrategia del Gobierno de secar de pesos el mercado está dando un poco de certeza, con las licitaciones de los USD 100 millones diarios del Tesoro, pero además sostiene altas las tasas de interés, y el aumentó los encajes".

"Claramente no es gratis porque las tasas tienen un efecto negativo muy importante sobre la economía y la producción, pero lo más urgente era estabilizar el tipo de cambio, porque también la volatilidad tiene un impacto negativo aunque las tasas estén bajas", acotó Roig.

En el exterior hubo varios datos de alto impacto. Uno fue la inflación en los EEUU, que en junio se situó en 2,9%, la cifra más alta en seis años, que anticipa un ritmo más acentuado de aumento de las tasas de interés en el país norteamericano.

SEGUÍ LEYENDO:

Tasas más altas en el exterior golpean a toda la curva de rendimientos argentinos, ante las necesidades de financiamiento que afronta el país, que lo llevaron a buscar el auxilio crediticio del Fondo Monetario Internacional.

Por eso fue anémica la reacción de los títulos soberanos, aún cuando el dólar negoció a pérdida durante la semana.

El índice de riesgo país argentino, que mide el diferencial de tasa de los bonos domésticos respecto de sus pares de los EEUU, quedó en torno a los 570 puntos básicos.

Un rasgo distintivo de la semana, fue el aumento de los activos externos de la autoridad monetaria, porque excluida la del 22 de junio, cuando ingresó el primer tramo de USD 15.000 millones del acuerdo con el FMI, fue la primera con una variación positiva desde fines de marzo.

Las reservas, en USD 61.330 millones, subieron USD 409 millones en la semana, por emisiones de deuda del Tesoro

El mérito de semejante logro fue la activa colocación de nueva deuda por parte de la Tesorería que permitió no sólo cancelar vencimientos por unos USD 1.200 millones, y subastar, a través del BCRA, otros USD 400 millones, sino terminar el período con una acumulación neta de USD 409 millones, a USD 61.330 millones.

En el mismo sentido, la Reserva Federal de los EEUU brindó un informe al Congreso norteamericano, en el que ratificó "nuevos incrementos graduales" de las tasas de interés, apropiados para seguir alimentando una expansión económica que ahora es la segunda de más larga duración jamás registrada.

Las tasas tienen un efecto negativo sobre la economía, pero lo más urgente era estabilizar el tipo de cambio

Otro dato sobresaliente fue el nuevo capítulo en la guerra comercial entre los EEUU y China. El país asiático registro en junio el superávit comercial más amplio desde 1999 respecto de su principal socio comercial, que avanza en la imposición de aranceles.

La tensión entre Washington y Beijing preanuncia la imposición de barreras comerciales desde ambas partes. En el mercado de Chicago, la cotización de las materias primas se deterioró, al punto que la tonelada de soja se hundió a niveles no vistos desde diciembre de 2008.

Por ejemplo, los contratos de la oleaginosa para entrega en agosto tantearon este viernes los USD 300 la tonelada por primera vez en más de nueve años y medio, una muy mala noticia para la administración de Mauricio Macri, necesitada de divisas de las exportaciones para nutrir la oferta cambiaria y complementar las emisiones de deuda y los desembolsos del FMI.

SEGUÍ LEYENDO:

Wall Street cerró este viernes con magras ganancias y el Dow Jones de Industriales avanzó un 0,4% tras una jornada centrada en los resultados trimestrales de los mayores grupos bancarios de EEUU.

Al cierre de las operaciones, el principal indicador sumó 92 puntos, hasta 25.016 enteros, mientras que el selectivo S&P 500 ganó un 0,1% y el índice compuesto del mercado Nasdaq repuntó un marginal 0,03 por ciento.

En tanto, el precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) avanzó 1% y cerró en USD 71,01 el barril, mientras el mercado sigue evaluando las previsiones de suministro de crudo para los próximos meses.