Carlos Rodríguez, economista y fundador del CEMA.
Carlos Rodríguez, economista y fundador del CEMA.

Carlos Rodríguez, economista y fundador del CEMA (Centro de Estudios Macroeconómicos de Argentina), reanudó las críticas a la política económica de la administración de Cambiemos y advirtió que el reemplazo de la deuda del BCRA (las LEBAC) por deuda soberana (Letras del Tesoro o LETES) generará un nuevo proceso recesivo y de atraso cambiario, principalmente por las altas tasas de interés que requiere.

Doctorado en la Universidad de Chicago y miembro de la Academia Nacional de Ciencias Económicas, el experto afirmó que "para cumplir las metas de inflación del FMI están atrasando al dólar de nuevo, con las tasas de LETES a 90 días más altas del planeta". Ahora lo hace el Tesoro.

El acuerdo con el organismo internacional de crédito establece una meta de inflación para 2018 en un rango del 27 al 32 por ciento.

Seguí leyendo:

A través de un breve paper de 5 puntos, que hizo público a través de su cuenta de Twitter, el ex viceministro de Economía propone una devaluación a mayor ritmo, aun con las consecuencias inflacionarias que provoca, pero que permita una recuperación de la actividad.

Apuntó que "el Tesoro está reemplazando al BCRA en la doble función de financiar el déficit y contener al dólar", por lo que sugirió que el Tesoro "financie su déficit internamente", que el Banco Central "cumpla las reglas monetarias" y "dejen que el dólar y la inflación sean lo que tiene que ser".

"Sugiero que el Tesoro se financie en pesos en el mercado interno, con un título en pesos indexado por UVA, porque el endeudamiento en dólares es destructivo, con una tasa grosera de 300 puntos básicos extra para emisiones de corto plazo", expresó Rodríguez a Infobae.

Abogó por "desligar al Tesoro del mercado y no caer desesperadamente en manos del mercado", porque en un contexto recesivo, con atraso cambiario y tasas que aceleran el endeudamiento, dijo, "me suena que vamos a repetir el 2001".

Rodríguez especificó que hoy el Tesoro está persiguiendo tres objetivos en simultáneo a través de la emisión de Letras: financiar el déficit fiscal, rescatar las LEBAC del BCRA y llevar adelante el rollover o renovación de los vencimientos.

"Hay que revisar el acuerdo con el Fondo, estamos en un año muy complicado", continuó, debido a que la economía argentina "quiere dolarizarse, no quiere al peso", a la vez que la administración de Macri busca implementar un "plan de estabilización con más deuda" cuando "hay alta probabilidad de que haya un cambio de Gobierno" en 2019.

Hay que revisar el acuerdo con el FMI, estamos atravesando un año muy complicado

En ese aspecto, recordó que "de toda esa deuda pública, interna y externa, hay una buena parte que está en manos de organismos estatales: sacaría un decreto y a esos títulos los hago canjear por otro a larguísimo plazo y le damos un poco más de transparencia".

Respecto de la inflación, cuestionó que "el acuerdo con el FMI, al poner un tope de 32%, está forzando al Tesoro a emitir a más tasa, para cumplir la meta y que el acuerdo no se caiga". Al ser el Tesoro el que busca bajar la inflación, marginando de esta tarea al Banco Central –que a su vez no puede expandir la cantidad de dinero- sentenció que "pusieron otro BCRA paralelo en el Tesoro". Añadió que "no hay meta monetaria que alcance si la gente no quiere los pesos".

Rodríguez no descarta que debido a las tasas de interés que están ofreciendo las Letras del Tesoro haya fondos de inversión del exterior que estén reingresando a la plaza financiera local, pero que, para quedarse invertidos en títulos argentinos demandarán "cada vez más tasas para renovar, hasta la explosión final".

El economista enfatizó que las altas tasas de las LETES solo detienen a la inflación y al dólar "a costa de recesión y deuda creciente", en un proceso que converge a una "economía con baja actividad, atraso cambiario, alta deuda y alto riesgo país".

"Esa situación no es sostenible, ya la hemos vivido. No hay que llegar a ella", concluyó Rodríguez, quien entre 1996 y 1998 se desempeñó como jefe del Gabinete de Asesores del Ministro de Economía y como secretario de Política Económica.

SEGUÍ LEYENDO: