Gustavo Alfaro hablando sobre el título de Boca

Gustavo Alfaro estuvo al frente de Boca durante 16 de los 23 partidos que derivaron en la consagración en la Superliga que le arrebató a River en la última jornada, gracias a la victoria 1-0 ante Gimnasia en la Bombonera. Fue, junto a su cuerpo técnico, quien armó el plantel que terminaron de delinear Juan Román Riquelme y la Comisión Directiva que encabeza Jorge Amor Ameal con las llegadas de Pol Fernández y el peruano Carlos Zambrano. Miguel Ángel Russo coronó el combo con sus retoques tácticos (el ingreso de Campuzano, la titularidad de Villa) y las seis victorias y un empate en los últimos siete escalones.

En consecuencia, a la distancia, Lechuga fue parte importante en la estrella que se bordó el Xeneize, a pesar de las críticas que cosechó en su paso por el planteo dispuesto en determinados partidos (sobre todo, en el 0-0 ante River en el Monumental, por la quinta fecha del torneo de Primera División que terminó celebrando). Lo reconocieron en las declaraciones post triunfo el entrenador Russo y el capitán Carlos Tevez, entre otros. Desde Colombia (donde desde hace años se desempeña como comentarista de la Cadena Caracol), en diálogo con TyC Sports, Alfaro rompió el silencio. Lo hizo en un video que dura sólo 50 segundos. Y allí explicó en qué cree que aportó en la obtención de la Superliga.

“Yo creo que ayudamos con la gente que trabajó en Boca en ese año controvertido y especial en lo más importante, que era ponerlo a Boca de pie”, comenzó con su alocución. “Eso era lo que nosotros queríamos. Nosotros sentíamos, más allá de la eliminación con River en la Copa, que de pronto la vuelta interna con River la había dado el plantel y estaba preparado para superarlo y ganar lo que tenía que ganar”, se explayó, en alusión a que el grupo volvió a dar pelea en 2019 luego de la derrota en la Superfinal de la Copa Libertadores 2018 en Madrid.

“Hasta ahí es nuestra colaboración, lo que viene es producto del esfuerzo de los muchachos y de Miguel. Y del mundo Boca, Boca lo tiene bien merecido, que lo festeje porque trabajó mucho por eso”, concluyó el orientador, de 57 años, que todavía no volvió a los bancos de suplentes. Si bien recibió algunos sondeos; por ejemplo, de Colo Colo de Chile y del fútbol mexicano, todavía entiende que no apareció el oferente indicado para regresar al ruedo. “Vamos a esperar”, anticipó en el cierre de la nota.

SEGUÍ LEYENDO: