El relato de Mollo en el momento de la fallida ejecución del venezolano

Boca sufrió un duro revés por Copa Argentina: cayó por penales ante Almagro (tras igualar 1-1 en los 90 minutos de juego) y quedó eliminado de la competencia en dieciseisavos de final. El golpe se dio en una situación doblemente inoportuna: fue el debut del italiano Daniele De Rossi, quien convirtió un gol y mostró un interesante nivel antes de ser reemplazado.

El "Xeneize" se mantiene en carrera en el objetivo primordial: la Copa Libertadores, certamen en el que se encuentra en cuartos de final, instancia en la que se cruzará con Liga de Quito. Pero la derrota contra el "Tricolor" no pasó inadvertida para los fanáticos y tampoco para la prensa partidaria. Tanto es así que Daniel Mollo, relator de Boca de Selección, expuso toda su furia ante la caída frente al conjunto que milita en la Primera Nacional (ex B Nacional).

Ya con el gol del empate de Juan Manuel Martínez, tras la falla compartida de Alonso y Marcos Díaz, bramó: "Se acaba de morir un obispo. En alguna parte del mundo se acaba de morir un obispo, porque cada vez que el "Burrito" Martínez mete un gol se muere un obispo, la puta que los parió".

El arquero Christian Limousin le atajó el penal a Alexis Mac Allister arrojándose a su izquierda, y Mollo tildó la ejecución de "displicente". Pero su máximo estallido se dio con el remate del delantero Jan Hurtado, que también contuvo el portero, con mayor facilidad. "El Negro que llega, despacito, como si le dicen 'Volvete a Venezuela'. Despacito, despacito, muy recto, Hurtado y Limousin, ahí va Hurtado, muy recto, le pegó… ¿Qué hizo Hurtado? Ah, pero son todos unos pajeros, ¿qué hizo Hurtado? No se puede creer el partido que está entregando Boca, señores. ¿Hurtado se cree que estaba en el Caribe de Venezuela? Qué paja, por Dios, como dice mi amiga Giselle, qué paja, por Dios, qué paja la de Hurtado para patear un penal, Hurtado esto es Boca, eh, ponele un poquito más de vida, un poquito más de ritmo, Hurtado", se enojó.

En el final, luego de que Salvio rematara por encima del travesaño, su fastidio se exacerbó: "Ganó Almagro. Boca tuvo tres jugadores que patearon para la mierda el penal".

SEGUÍ LEYENDO: