El plan de Vladimir Cerrón es que “Dina Boluarte esté a cargo del discurso del 28 de julio”, asegura César Hildebrandt

El periodista consideró que el líder de Perú Libre trataría de demostrarle al presidente Pedro Castillo que lo necesita para mantenerse en el poder.

Vladimir Cerrón, líder de Perú Libre, en Palacio de Gobierno. Foto: Andina.
Vladimir Cerrón, líder de Perú Libre, en Palacio de Gobierno. Foto: Andina.

Que el presidente de la república, Pedro Castillo, haya renunciado al partido Perú Libre por pedido expreso de su líder, Vladimir Cerrón, sería parte de un plan de este último para volver a conectarse con el poder y demostrarle al mandatario que su continuidad en el cargo depende del ‘lápiz’, según argumentó César Hildebrandt en su última columna.

El periodista expuso a través de su semanario, Hildebrandt en sus trece, que el exgobernador de Junín habría propiciado la dimisión partidaria del jefe de Estado para orillarlo a que se alineé al programa que lo llevó a ganar las elecciones en el 2021.

“Fuentes del cerronismo señalaron que habría un resquicio de diálogo con Castillo ´siempre y cuando el presidente decida volver al programa político con el que ganó las elecciones´. La admisión de esa posibilidad apunta a que el Plan V (de Vladimir) tiene un objetivo alterno: poner contra la pared a Castillo y demostrarle que su vida política pende de un hilo perulibrista”, escribió el hombre de prensa.

Hildebrandt continúa en su columna considerando que Cerrón desprecia a Castillo por provocar el transfuguismo dentro de la bancada de Perú Libre y dejar de lado el proyecto para convocar una asamblea constituyente en busca de instaurar una nueva carta magna.

“Cerrón dice, con media boca, que desprecia a Castillo por haber roto la bancada, por las acusaciones de corrupción y por haber traicionado el pacto original que los unía, aquel que estableció que todo debía empezar convocando una asamblea constituyente. Puede ser que esos odios principistas existan, pero también es cierto que lo que más irrita a Cerrón es que Castillo le haya arrebatado netas y potencialmente lucrativas áreas de poder”, agregó.

PRUEBAS EN CONTRA DE CASTILLO

De acuerdo al periodista, el líder perulibrista tiene conocimiento sobre actos del mandatario que lo involucrarían en actos de corrupción, y en los cuales también estaría envuelto el prófugo Juan Silva, ex ministro de Transporte y Comunicaciones.

Estas pruebas estarían próximas a salir a la luz, por lo que Castillo Terrones se vería obligado a pedirle apoyo a Cerrón Rojas ante una inminente vacancia por incapacidad moral.

“Cerrón sabe, de otro lado, que se vienen nuevas pruebas en contra de Castillo. Se habla de audios y videos, especialmente uno en el que están Castillo y Silva hablando de modo que los compromete. Un Castillo aún más empapelado y miedoso es el que Cerrón necesita para sus objetivos. Por dos razones: o porque así caerá más fácil (y entonces vendrá Boluarte) o porque, al salvarle la vida con sus votos, Cerrón será su insaciable acreedor”, aseveró.

De otro lado, mencionó que exgobernador habría confirmado su propósito de sacar al dignatario peruano del camino para reemplazarlo por la vicepresidenta Dina Boluarte, pese a las discrepancias entre ellos.

“Vladimir Cerrón ha confirmado a sus allegados que tiene el propósito de deshacerse de Pedro Castillo y reemplazarlo por Dina Boluarte. Es más, el varias veces denunciado Cerrón habría expresado claramente que su plan ´es que Dina Boluarte esté a cargo del discurso del 28 de julio´”, dijo.

“Es cierto que entre Cerrón y Dina Boluarte se dio no hace mucho un agrio enfrentamiento público, pero fuentes de Perú Libre dijeron que ella “nunca fue oficialmente expulsada del partido”. El contacto entre Cerrón y Boluarte se ha restablecido, al parecer por iniciativa de la vicepresidenta, y por ahora ha sido telefónico. Se produjo con ocasión del viaje de Castillo a la Cumbre de las Américas y cuando Boluarte sufría de COVID”, culminó.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR