Pescadores marcharon hasta la refinería La Pampilla de Repsol en Ventanilla

Los manifestantes reclamaron a la empresa petrolera española por no hacerse cargo ante el derrame de petróleo que los ha dejado sin trabajo.

Más de un centenar de manifestantes se acercaron a la refinería La Pampilla de Repsol por el derrame de petróleo en el mar de Ventanilla. Foto: Twitter
Más de un centenar de manifestantes se acercaron a la refinería La Pampilla de Repsol por el derrame de petróleo en el mar de Ventanilla. Foto: Twitter

Más de un centenar de pescadores y manifestantes llegaron hasta la refinería La Pampilla de la empresa española Repsol, ubicada en la avenida Nestor Gambetta, en Ventanilla, en la provincia constitucional del Callao. En el litoral de este distrito la multinacional energética y petroquímica derramó unos 6 mil barriles de crudo que contaminó esta parte del océano.

Más de 1,500 pescadores artesanales se han quedado sin trabajo debido a la expansión del crudo que puede llegar hasta la playa de Huacho, en el norte del Perú. Las familias de estos pescadores se están viendo afectadas económicamente, denunció el Manejo Sustentable del Calamar Gigante del Pacífico Sur (Calamasur).

Los manifestantes llegaron a la refinería en horas de la mañana, ondeando una enorme bandera nacional y exigiendo a Repsol que se haga cargo por los daños causados en las playas. Con carteles y bocinas también reclamaron al Gobierno de Pedro Castillo y a las autoridades pertinentes que pongan mano dura contra la empresa petrolera.

Desde que se conoció la magnitud del desastre ambiental ocasionado por la compañía española, que no quiere asumir ninguna culpa, ya se han hecho presentes en sus oficinas centrales, en el distrito de San Isidro desde el viernes. También han llegado hasta la Embajada de España en Perú para que exijan que la empresa, con sede en Madrid, se haga cargo del desastre ecológico que ha causado.

Otros carteles hicieron alusión al comentario de la abogada Rosa María Palacios, quien escribió sobre el derrame de petróleo que “Se ve horrible pero se puede limpiar”, lo cual generó un rechazó muy grande las redes sociales.

Marcha de los pescadores en la refinería La Pampilla de Repsol. Foto: Twitter
Marcha de los pescadores en la refinería La Pampilla de Repsol. Foto: Twitter
La abogada Rosa María Palacios también fue punto de críticas por la frase que se convirtió en viral en redes sociales. Foto: Twitter
La abogada Rosa María Palacios también fue punto de críticas por la frase que se convirtió en viral en redes sociales. Foto: Twitter
Manifestantes y pescadores reclamaron a Repsol por no hacerse cargo del derrame de petróleo en el mar de Ventanilla. Foto: Twitter
Manifestantes y pescadores reclamaron a Repsol por no hacerse cargo del derrame de petróleo en el mar de Ventanilla. Foto: Twitter
Marcha de los pescadores en la refinería La Pampilla de Repsol. Foto: Twitter
Marcha de los pescadores en la refinería La Pampilla de Repsol. Foto: Twitter

PESCADOR SE QUEBRÓ

Alejandro Huaroto, uno de los pescadores de la playa Bahía Blanca, de Ventanilla, afectadas por el derrame de petróleo de la empresa española Repsol, se quebró durante una entrevista en el programa Sálvese quien pueda de los periodistas Josefina Townsend y Renato Cisneros.

“Nosotros estamos tan, pero tan afectados por esto, que ni siquiera estamos molestos, estamos tristes. En nuestra asociación hay 200 pescadores con sus familias”, dijo con la voz entrecortada.

Huaroto no entendió si el derrame de petróleo originado por Repsol fue el sábado 15 de enero, la empresa petrolera se demoró en dar la alarma.

“Se calló, no dijo nada, permitió que los niños se metan al agua contaminada el domingo, permitió que sigan pescando en agua contaminada y los coman o los vendan. Yo no entiendo eso”, sostuvo.

Finalmente, el pescador catalogó a las canastas que quiere dar la multinacional energética y petroquímica como una “especie de burla” y lo sintió que era una manera de “taparnos la boca y que no hagamos mucha bulla”.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR