Derrame de petróleo: Más de 1,500 pescadores artesanales se ven afectados al no poder trabajar

También se están viendo afectadas las personas que se dedican al turismo y otras actividades recreativas.

Foto: Agencia Andina
Foto: Agencia Andina

El derrame de petróleo de Repsol está afectando no solo al ecosistema. El Manejo Sustentable del Calamar Gigante del Pacífico Sur (Calamasur) señaló que más de 1,500 pescadores artesanales y sus familias se están viendo afectados directamente al no poder continuar con sus labores.

“Hay un daño económico para esas familias que viven día a día de sus actividades de pesca artesanal”, dijo Alfonso Miranda, presidente de Calamasur, en una entrevista con la Agencia Andina.

Calamasur es una organización que reúne a industriales y pescadores artesanales. En esta ocasión, el presidente de la misma señaló que este derrame de petróleo en la refinería La Pampilla posiblemente sea el accidente más grave en el ámbito marino en la capital.

“Si bien todavía no se puede determinar la magnitud total de su impacto, queda claro que no es un ligero derrame, ni solo un incidente, se trata de un problema serio”, señaló Miranda.

“Solo esperamos que sus efectos no sean permanentes en la forma de subsistencia de los pescadores que están en esos 15 kilómetros de las playas afectadas”, agregó.

El presidente de Calamasur también señaló que, además de los pescadores artesanales, otras actividades económicas se están viendo afectadas por el derrame. Entre estos está el turismo y otras actividades recreativas que son fuentes de empleo de muchas personas que trabajan en las playas.

Además, manifestó que se necesita los mecanismos esenciales para poder garantizar el resarcimiento por todo el tiempo que llegue a durar la inhabilitación de las zonas costeras para la actividad pesquera, acuícolas y recreacionales.

Por otro lado, Abelardo Cheroqui, presidente de la Asociación de Pescadores, señaló que en las zonas afectadas por el derrame “se realizaba el 80% de la actividad pesquera para comercializarlo”.

Todo está cerrado y los botes vienen vacíos. Estos productos marinos están siendo traídos desde lo más profundo del mar, los pescadores se están yendo mucho más al fondo para traer pescado y poder comercializarlo de manera un poco más segura”, comentó a las cámaras de Latina.

Por el momento, los pescadores solo están pudiendo pescar de 10% de lo que se lograba antes de este hecho.

MARINO MORIKAWA: LIMPIAR EL MAR PODRÍA DEMORAR AÑOS

El científico Marino Morikawa, reconocido internacionalmente por su vocación por el rescate de ecosistemas con la nanotecnología, ha realizado un análisis activo sobre el impacto del derrame de petróleo durante la descarga de crudo realizada por la Refinería La Pampilla del pasado 16 de enero.

Durante una entrevista con Canal N, el profesional lamentó que no se hubiera usado un sistema de contingencia efectivamente para evitar el hecho.

“Para nosotros, existen diversas tecnologías para poder tratar y mitigar estos impactos ambientales. Lo primero que debieron hacer era el plan de contingencia, he escuchado que nunca han tenido, ni la empresa privado o el Estado. Me apena mucho. En el 2017 presentamos un plan de contingencia para poder extraer el petróleo que se puede derramar en el mar y la selva peruana”, comentó.

Morikawa también estimó que el país tardaría años en limpiar el mar afectado por el petróleo, tomando en cuenta que se deben tomar acciones efectivas.

“Con los equipos adecuados, que yo presenté en las redes sociales, dependiendo de la magnitud, si se hubiera actuado de una manera inmediata se hubiera salvado en menos de tres meses. Ya pasó hasta barranca este crudo, siendo honesto, tomaría dos años, si se trabaja de manera correcta”.

Morikawa posee grandes proyectos de descontaminación, entre ellos está la descontaminación de 2 kilómetros del Titicaca en 15 días, la recuperación del humedal El Cascajo en Chancay y el Reto 15 playas, que consistía en colocar contenedores ecológicos.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR