Vuelta al cole: cómo mantener una alimentación saludable en los niños

Si bien este año por la pandemia del COVID-19 los pequeños de la familia no podrán comer en las escuelas, llevar adelante una correcta rutina alimenticia en casa es necesaria. Consejos y receta

Vuelta al cole, viandas saludables por Romina Pereiro

Comenzó un nuevo ciclo escolar, bastante particular. Con horarios reducidos y combinando la presencialidad con la virtualidad. Es el momento en el que necesitamos ordenar un poco las rutinas de los chicos, sobre todo con respecto al sueño y la alimentación.

Si bien los chicos no van a almorzar en la escuela, es importante que, de a poquito, que volvamos a planificar el menú semanal para que sea lo más variado posible y no tengamos que correr con los nuevos horarios.

Si queremos que nuestros hijos coman menos golosinas y productos empaquetados y más alimentos naturales y caseros, vamos a tener que ponerle onda e insistir, siempre sin obligar, con mucha paciencia. A veces a los chicos, no les gusta un alimento en una preparación, pero si en otra. Por eso es importante y te recalco siempre la variedad y no dar por sentado que un alimento no les gusta y descartar antes de probarlo varias veces y de diferentes maneras.

Hoy te voy a dejar algunas sugerencias de snacks saludables para que los chicos lleven, en el caso de que el cole se los permita, para disfrutar en el recreo. Recordemos que la alimentación no solo es importante para el crecimiento y desarrollo de los chicos, sino también para el rendimiento escolar.

Por ejemplo: pochoclos caseros con frutos secos

Pochoclos con frutos secos
Pochoclos con frutos secos

No es necesario que compres un montón de frutos secos que son caros. Apenas un puñadito, bien picados será suficiente

¿Cómo hacerlos? Ponés una olla al fuego, agregamos el maíz pisingallo. Tapar la olla y esperar que empiecen a explotar. Luego, esperar que baje la temperatura y mezclar con los frutos secos picados. Podés saborizar con canela, una cucharadita de miel, coco rallado, cacao en polvo o lo que te guste. Es importante que los envíes porcionado en una bolsita con cierre hermético o envase con tapa.

Si preferís una opción un poco más contundente, podés armar sándwiches con rodajitas de pollo, huevo duro, queso, tomate, palta o zanahoria rallada bien finita. El secreto para que sean originales es cortarlos con formitas divertidas

Armar sándwiches con verduras y proteínas es una gran opción
Armar sándwiches con verduras y proteínas es una gran opción

También podés pensar en trocitos de fruta ya cortados, tomates cherry, maní sin sal y, si te animás a lo casero, unas galletitas con avena, bizcochuelo o muffins en los que puedas también incorporar alguna fruta.

Es muy importante que les recordemos a los chicos la importancia del lavado de manos antes de comer y que, debido al contexto, no es recomendable que compartan los alimentos.

¡Y no te olvides de la botellita con agua fresca! Agua, siempre agua para hidratarlos.

Edición de video: Sofía Boutigue

SEGUÍ LEYENDO: