Pampita volvió a la Argentina y protagonizó un tenso momento con la prensa que la estaba esperando en Ezeiza. La modelo había viajado por segunda vez a España, la primera fue para llevar a sus tres hijos Bautista, Beltrán y Benicio para que se reencuentren con su padre, Benjamín Vicuña, que está grabando en Madrid la serie Vis a vis.

Cuando ellos volvieron a Buenos Aires con el actor chileno, volvieron a viajar junto a su madre y disfrutaron de unas segundas vacaciones durante el receso escolar de invierno. Con sus hijos, Pampita apareció en Ezeiza y se negó a hablar con los periodistas que no pararon de preguntar.

Mientras caminaba hacia el auto que los estaba esperando, Bautista, el hijo mayor de Pampita, le pidió a su madre que hablara frente a las cámaras. "Dale, respondé", le exigió a la modelo, que se limitó a decirle al niño que continuara avanzando: "Dale, amor. Seguí".

Cuando la cronista de Los ángeles de la mañana le preguntó si daría algún testimonio, Bautista volvió a sorprender al declarar más que su madre. "Si lo saben, ¿para qué lo preguntan?", indagó manifestando su descontento por la situación tensa que estaba viviendo junto a su familia.

Entones, Pampita optó por abrazar a su hijo y sugerirle que también se llame a silencio. "Bauti, no digas nada", le dijo la modelo antes de subir a la camioneta y sin emitir ninguna palabra ante las cámaras de la rodeaban.

SEGUÍ LEYENDO