Jorge Lanata
Jorge Lanata

Jorge Lanata fue internado este domingo en la Fundación Favaloro por un cuadro de hipertensión y quedará en observación. Por este motivo no salió al aire su programa de El Trece, Periodismo Para Todos, según confirmó su producción a través de las redes sociales.

"Por razones de salud de Jorge Lanata PPT no saldrá al aire esta noche. Lanata ingresó este domingo por la tarde a la Fundación Favaloro con un cuadro de hipertensión, lugar en el cual permanecerá en observación durante las próximas horas", se publicó.

El mensaje de “PPT” sobre la salud de Jorge Lanata (Foto: Twitter)
El mensaje de “PPT” sobre la salud de Jorge Lanata (Foto: Twitter)

Según pudo saber Teleshow, el periodista ingresó al centro médico con presión arterial alta, y los profesionales rápidamente controlaron el cuadro. Por precaución, decidieron que se quedara internado.

Hace dos semanas Lanata sufrió una caída al levantarse de su cama y se golpeó la cara. Como consecuencia, el equipo de maquilladores de su programa tuvo que hacer un trabajo especial para que no se notara al aire.

Pero los problemas de salud se agravaron el lunes pasado, cuando tuvo otra caída que le provocó el hundimiento de una costilla y, según especificó Ángel de Brito en Twitter, también le lastimó un brazo. Por este motivo solo fue a su programa de radio Mitre un día de la semana pasada, y se tuvo que trasladar en silla de ruedas.

En diálogo con Teleshow, el médico cardiólogo Gabriel Lapman (MN 119066) explicó que en pacientes que sufren obesidad, "un desequilibrio en la dieta", sumado en el caso de Lanata a la apnea de sueño y el trasplante de riñón que le realizaron en 2015, es un factor "que puede desencadenar en un pico hipertensivo".

"Cuanto más alta es la presión, más riesgo de desarrollar un evento cardiovascular. Si no se controla, un paciente con la presión por encima de los 140/90 mm Hg tiene más riesgo de padecer un ACV, un infarto o insuficiencia cardíaca. Él es un paciente renal trasplantado y hay que ver si está durmiendo correctamente, porque si sigue con apnea puede desarrollar hipertensión arterial", indicó.

El programa de PPT que se iba a emitir este domingo iba a mostrar un informe especial sobre una causa judicial radicada en Junín sobre malversación de fondos vinculados al Instituto Patria.

El adelanto del programa de "PPT" que finalmente no saldrá al aire este domingo

Se trata de la cuarta internación de Lanata en los últimos siete meses. En marzo estuvo 11 días en la sala de terapia intensiva de la Fundación Favaloro por un cuadro de gastroenteritis. Sin embargo, el periodista contó que los médicos nunca le dieron un diagnóstico preciso sobre su enfermedad: "Me dijeron que había un virus de dengue, que no sabían cuándo lo pude haber tomado pero tampoco están muy seguros. Me hicieron todos los exámenes posibles y no daba nada. Afortunadamente la fiebre comenzó a bajar y el virus comenzó a ceder, pero tardó mucho tiempo. Ahora estoy readaptándome".

En ese sentido, en diálogo con Marcelo Longobardi en el pase de radio Mitre, se refirió a sus problemas de salud: "Qué feo es estar enfermo, uno es un pedazo de carne arriba de un mármol. Tuve la mejor atención de los médicos".

A mediados de abril fue internado nuevamente en el mismo centro médico por una neuropatía diabética. "Esto te agarra por la diabetes, te agarra en las piernas. Están los huesos, los músculos y después hay como unas terminales nerviosas que se asfixian y te duele realmente mucho. Ahora estoy medio jodido por esto y por eso no puedo hacer distancias largas. Puedo caminar con un bastón, pero si tengo que hacer 200 metros, no puedo ir", contó en Palabra de Leuco en aquel entonces.

La tercera internación fue a principios de junio: permaneció cuatro días en el Hospital Británico tras haber contraído el virus de la Influenza H1N1, más conocido como Gripe A. "Me agarré una enfermedad vintage. Tardó cuatro años en llegar. Quizás abro un sobre y me agarra Antrax", bromeó en radio Mitre después de recibir el alta.

"Hay una explicación: Cuando uno se trasplanta, te inmunosuprimen. El cuerpo se da cuenta de que tiene un órgano extraño, entonces lo ataca. Lo que se hace es engañar al cuerpo porque tenés las defensas bajas y te puede agarrar cualquier cosa. Por eso, cuando me trasplantaron, usaba barbijo. Después, uno se va relajando, pero siempre potencialmente te puede agarrar cualquier cosa. Había volando un virus de Gripe A y me agarró. Increíble", explicó.

SEGUÍ LEYENDO