Max Berliner en Graduados
Max Berliner en Graduados

"Schlommo Goddzer", era el nombre del abuelo de Danny (Andy KIusnetzoff) en Gaduados y fue el personaje con el que Max Berliner, en ese entonces de 92 años, se despidió de la pantalla chica.

De la mano de Underground, interpretó a un abuelo que era despedido del geriátrico donde vivía porque sus compañeros no lo soportaban, pero como su nieto no tenía dónde llevarlo, lo dejó en la casa de los Goddzer, interpretados por Roberto Carnaghi, Mirta Busnelli, Violeta Urtizberea y Daniel Hendler.

Max Berliner en Graduados (Video: Telefe)

Schlommo fue el último papel que Max realizó en televisión. Anteriormente él ya había estado en Botineras y Malparida en el 2010, Hernanos y detectives y Casados con hijos en el 2006 y Tumberos en el 2002, entre otras novelas.

Con más de 40 películas en su haber, el actor de origen polaco recobró gran notoriedad en el 2009, luego de que lo convocaran para protagonizar la publicidad de un antireumático. "Me preguntaron si andaba en bici. Les dije que sí, y cuando fuimos a filmar les propuse correr y treparme. Ellos me dijeron que eso lo podían hacer digitalmente, pero yo insistí e hice todo, no lo podían creer", contó él alguna vez.

De ahí en más, las nuevas generaciones comenzaron a conocerlo, asombrados por su vitallidad: "Cuando salió el comercial, en la calle, las minas me llamaban así y me pedían fotos pero me decían 'Reumosán'. Terminé en la tapa de la revista Gente con los personajes del año".

En el 2012, el mismo año que hizo Graduados, APTRA le entregó en la ceremonia una distinción especial por su trayectoria y en ese momento revolucionó las redes sociales, convirtiéndose en trending topic en Twitter.

Max nació en Varsovia y a los tras años vino a Buenos Aires con sus padres, que a muy temprana edad lo estimularon para que se dedicara a la actuación: "Con mi mamá, me hicieron estudiar piano, violín y declamación. Soñaban que fuera artista. Pero yo, como músico era un desastre, así que me dediqué al teatro".

"Mi viejo me contactó con un mal director de teatro que me hizo hacer un papel en la obra de Scholem Aleijem, 'Inmigrantes', y empecé a sentirle el gustito a todo eso. Luego comencé con el recitado en idish de poemas de autores estadounidenses judíos, y me empezaron a conocer en el ambiente", recordó alguna vez.

Además se dedicó durante muchos años a la docencia y por sus clases de teatro pasaron figuras como Esther Goris, Mario Diament y los periodistas Ernesto Tenembaum y Marcelo Zlotogwiazda.

SEGUÍ LEYENDO