Teleshow
Teleshow

Ella nació en Uruguay, pero de chica ni se imaginaba viviendo en la Argentina. Hacía gimnasia y yoga, pero no se imaginaba siendo bailarina. ¿Quién es esta nena a la que el futuro la sorprendió, hoy es una conocida artista y abrió su álbum de recuerdos a Teleshow?

Nombre completo: Andrea Ghidone

Fecha de nacimiento: 10 de junio de 1978

Andrea Ghidone
Andrea Ghidone

Andrea Ghidone nació en Montevideo, donde vivió hasta su adultez. En la casa familiar además de sus papás y su hermana cuatro años más grande, habitaban su abuela materna y su abuelo paterno. El hogar se completaba con una séptima integrante: Candy, su mascota, un ovejero alemán.

Aunque vivía comiendo golosinas: "Me gustaban más que la comida", confesó la bailarina, siempre había lugar para la paella, su plato favorito. Fanática de la gimnasia, Andrea se definió como "coqueta" de niña y recordó una anécdota: "Me encantaba estar siempre con unos tacos muy bajitos que me compraron para el cumple de quince de mi hermana Alejandra. Tenía once años y no me olvido de esos zapatos, llegaba del colegio y me los ponía".

Andrea Ghidone
Andrea Ghidone

Por una cuestión de organización en los trabajos de sus papás, la familia se tomaba vacaciones siempre en febrero: "De muy chica íbamos a Piriápolis, en Uruguay, más de grande a Florianopolis, Brasil".

La protagonista de Madame Tango fue a la escuela Número 26, Países Bajos en Montevideo. En su tiempo libre le gustaba jugar, pero fundamentalmente hacer deportes, ¿cuáles? "Todos los que pudiera", dijo.

Aunque de niña no se imaginaba como bailarina sobre el escenario, había algo dentro de ella que decía que sobre las tablas estaría su destino: "No sabía a qué me iba a dedicar o qué iba a estudiar, pero sí desde muy chiquita empecé a competir en gimnasia artista y yoga artístico  (contorsionista), era de goma y podía hacer con mi cuerpo lo que quería".

Tampoco podía imaginar que de adulta, su hogar estaría en Buenos Aires, y no del otro lado del Río de la Plata, donde nació y creció: "Jamás imaginé que de grande me iría a vivir a otro país y todo lo que eso implica con una hija, pero siento que fue lo mejor que pude hacer dado el cambio que quería dar en mi vida".

Ya durante su adolescencia Andrea viajaba a Buenos Aires, Mendoza, Córdoba y Mar del Plata a hacer cursos y formarse en su labor artística: "Así que en el momento que elegí este país, ya lo conocía y me encantaba la idea de venirme a vivir acá".

Mamá de Natacha, de trece años, cada día intenta pasarle a la adolescente los valores que aprendió de niña en Montevideo: "Intento hablarle desde el corazón y tratando de que ella pueda ver que es lo mejor para ella y los demás. Y que la familia, pase lo que pase, siempre va a estar. Que las elecciones en su vida deben ser tomadas sin culpas y sin miedos. Que no pasa nada si nos equivocamos y que la vida nos va a dar una nueva oportunidad para aprender de lo que hicimos mal. Siempre buscando hacer el menor mal a los que nos rodean. Pero que no estamos en esta vida para hacer felices a los demás. Ya que muchas veces hacemos cosas que los demás no van a aprobar, pero uno debe saber para donde va".

SEGUÍ LEYENDO