El Mundial de Rusia 2018 se puso oficialmente en marcha con la ceremonia de apertura. El Estadio Olímpico Luzhniki de Moscú, con capacidad para 80 mil personas, fue el lugar elegido para albergar la fiesta de apertura del torneo de fútbol más prestigioso a nivel naciones y el encuentro que están disputando el país organizador y Arabia Saudita.

Reuters
Reuters

La ceremonia comenzó con un video que muestra a un niño jugando con una pelota y recorriendo los principales lugares históricos de Moscú, hasta llegar al Olímpico Luzhniki.

En ese momento, Iker Casillas (campeón del mundo con España en 2010), le enseñó la copa a todo el estadio.

Fue la señal para la entrada del ex futbolista brasileño Ronaldo, maestro de ceremonia, acompañado por Robbie Williams. El reconocido músico británico cantó "Let me entertain you" y "Feel".

Reuters
Reuters

Luego, la intérprete de ópera rusa Aida Garifullina hizo su ingreso para acompañar a Robbie Williams con el histórico tema "Angels"mientras acróbatas y bailarines con los colores de los 32 países participantes del torneo desfilaron por el campo de juego. Siempre acompañados por Zabivaka, la mascota del Mundial.

REUTERS/Maxim Shemetov
REUTERS/Maxim Shemetov

El cantante inglés le puso el punto final a su actuación con "Rock DJ". Pero antes, sorprendió a todos con un gesto obsceno ante las cámaras.

REUTERS/Carl Recine
REUTERS/Carl Recine

Antes de la salida de los jugadores al campo, el presidente ruso, Vladimir Putin, y el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, dieron un discurso de apertura.

REUTERS/Kai Pfaffenbach
REUTERS/Kai Pfaffenbach
REUTERS/Kai Pfaffenbach
REUTERS/Kai Pfaffenbach

Se había anunciado públicamente que Nicky Jam, Will Smith y Era Istrefi interpretarían "Live it up", la canción oficial de la Copa del Mundo, pero no sucedió.

Con la orden de Néstor Pitana, comenzó el primer encuentro del Mundial, que terminaría con un rotundo 5 a 0 para los locales ante el equipo dirigido por el argentino Juan Antonio Pizzi.

La producción del espectáculo estuvo a cargo del canal de televisión ruso Channel One y, una vez más, fue dirigido por Felix Mikhailov, la mente creativa que ha formado parte de las principales ceremonias celebradas durante todo el trayecto de la Copa Mundial de la FIFA 2018; desde el sorteo preliminar en 2015 hasta el acto de clausura previo a la final del 15 de julio.

SEGUÍ LEYENDO