En tiempos donde la grieta política también ha llegado a los artistas, Guillermo Francella (62) no evita dar su visión sobre la actualidad. Y acerca un mensaje esperanzador. "Estoy convencido de que es un momento histórico para los argentinos, muy interesante de transitar y de acompañar", sostuvo el actor, a la vez que reafirmó su postura a favor de la gestión de Mauricio Macri.

"Uno puedo elegir creer o no. Y yo elijo creer en este Gobierno. Estoy esperanzado. Esa es mi ilusión. Me parece que estamos en presencia de un cambio inédito, que desde hace muchos años no vivimos. Sí, estoy confiado", dijo el actor en diálogo con Marcelo Bonelli en Radio Mitre.

Por la escena de sexo con Luisana Lopilato, dicen: ‘Me arruinaste la infancia’. ¿No es mucho…?

Francella presenta por estos días su nueva película, Los que ama, odian, donde comparte protagónico con una vieja conocida: Luisana Lopilato (30). Fueron padre e hija en Casados con hijos. Y por eso la escena de sexo que hicieron para el cine ha despertado muchos comentarios, hasta la crítica de Florencia Peña (42), ex compañera en la popular sitcom de Telefe.

Francella y Lopilato
Francella y Lopilato

"Nunca imagine taaaanta cosa -contó Guillermo, todavía desconcertado-, porque de pronto leía: 'Me arruinaste la infancia'. ¿No es mucho…? Me parece que no se entendió que somos actores. No me molestó, pero me sorprendió que se tomara de tal forma que todo el mundo hablara. Pero a los tres segundos que arranca la película es improbable que puedas reconocer a 'Paola' o 'Pepe Argento'. Esto es algo totalmente diferente".

Futbolero como pocos (¿alguien no está al tanto de su fanatismo por Racing?), al ex El secreto de sus ojos lo pusieron en un brete durante la entrevista: "¿Comprarías un tiquet para el Mundial de Rusia 2018?". Sucede que la Selección argentina está en problemas para clasificar. Y aunque dudó unos segundos en responder, Guillermo apeló nuevamente a la ilusión: "Sí, sí… Estoy esperanzado".

Y se explayó: "Mirá, creo que no está bueno esto de fogonear… Cuando hay mucha presión, creo que la pelota la ve cuadrada cualquiera. Cuando hay tanta reprobación en el acto por un pase mal dado, es paralizante para cualquiera. Si a mí me pasaría lo mismo en el escenario, obviamente que la letra no la voy a decir. Intentemos acompañarlos (a los jugadores) y darles un voto de confianza. ¡No hay duda de que son los mejores! Y sino, bueno, 'siamo fuori'… Pero yo creo que no".

LEA MÁS: