El jefe de Fiscalización y Operativa Aduanera de San Nicolás, Adelmar Gutiérrez, fue detenido este miércoles en el marco de una causa donde se encuentra acusado de enriquecimiento ilícito.

La denuncia fue presentada por el mismo organismo en el que se desempeña ante la Oficina Anticorrupción, luego de enterarse de que Gutiérrez compró en efectivo un campo en la localidad bonaerense de Marcos Paz por un valor que "no se condice con sus ingresos".

El ente recaudador recurrió a la oficina que conduce Laura Alonso luego de comprobar que el funcionario no tenía justificados sus bienes patrimoniales, realizó la presentación judicial.

"Había grandes inconsistencias patrimoniales que no permitirían justificar liquidez para la adquisición del predio", indicaron al respecto funcionarios de la AFIP.

Ante esta situación, se solicitó el levantamiento del secreto bancario y las declaraciones juradas de Gutiérrez, a fin de conducir una investigación más profunda sobre su situación patrimonial. También se realizaron operaciones encubiertas en al menos cuatro provincias del país, informó la Policía Federal sobre el desarrollo del caso.

Llevada a cabo la investigación -que se extendió por varios años y de hecho incluyeron doce allanamientos previos, uno a su departamento- las autoridades informaron que encontraron inmuebles que no estaban a su nombre, transacciones que se hicieron "a través de testaferros, o bien utilizando a personas de su entorno".

Según la investigación en curso, también se encontró dinero en el exterior por un total aproximado de USD 650.000, y que tampoco había informado en las distintas declaraciones juradas que presentó.

Gutiérrez fue detenido como consecuencia de un pedido del fiscal Matías Di Lello, concedido por el juez federal de San Nicolás, Carlos Villafuerte Ruzo. El argumento esgrimido fue el riesgo de fuga o entorpecimiento de la causa que el acusado podría presentar de estar en libertad.

Seguí leyendo: