El investigador fue asaltado en abril (Martín Rosenzveig)
El investigador fue asaltado en abril (Martín Rosenzveig)

Tras una investigación de la División Robos y Hurtos de la Policía de la Ciudad, cayó la banda de cinco motochorros que asaltó en Ciudad Universitaria a Michael Rosbash, el investigador estadounidense ganador del Premio Nobel de Medicina. En el procedimiento, secuestraron un revólver con municiones, varios teléfonos, vehículos, droga, un arma "tumbera", elementos que utilizaban para cometer los delitos y dinero en efectivo.

Todo ocurrió el pasado 5 de abril, cuando el científico fue asaltado en la sede de la UBA, donde había sido invitado para recibir un Doctorado Honoris Causa. Los delincuentes abordaron al investigador y tras intimidarlo con un arma, rompieron el vidrio del auto en el que se trasladaba y robaron sus objetos personales.

A partir del robo y de otros hechos registrados que indicaban que las mismas personas estaban dedicadas a ese tipo de delitos, la División Robos y Hurtos de la Policía de la Ciudad se hizo cargo de la investigación. El ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad, Martín Ocampo, dijo que con la detención de esta banda se está atacando a uno de los delitos que más preocupa a los vecinos. "Diariamente realizamos más de 200 controles en todos los barrios para luchar contra el delito en moto", afirmó.

El secretario de Seguridad de la Ciudad, Marcelo D'Alessandro, explicó cómo operaba la banda. "Esta organización delictiva contaba con 'marcadores' que señalaban a las víctimas, 'remiseros' y los 'pilotos', que conducían las motocicletas con las cuales se cometían los delitos".  En ese sentido, agregó: "De esta manera y con toda la información recabada se lograron identificar diez lugares donde podían estar los delincuentes".

En el caso intervino el juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 23 a cargo de Roberto Ponce, quien dispuso que se allanaran los diez domicilios sospechados, ubicados en los barrios porteños de Parque Patricios, Constitución y Flores.

Como resultado, en uno de los procedimientos se detuvo al líder de la banda y se secuestraron varios teléfonos celulares, un vehículo Volkswagen Gol, señalado en la investigación como el utilizado para seguir a las víctimas, un martillo rompecristales con el que estallaban los vidrios de los automóviles y un revolver con municiones.

En los otros allanamientos se logró capturar a cuatro delincuentes más: tres hombres y una mujer. En sus viviendas hallaron dinero en efectivo, varios cascos de motocicleta, picadura de marihuana, balanzas de precisión, varios celulares, un arma de fabricación casera tipo "tumbera" con siete cartuchos de escopeta calibre 32, y la moto con la que le habían robado al investigador. El vehículo tenía pedido de secuestro activo. Los cinco imputados, todos mayores de edad, fueron llevados a una dependencia de la Policía de la Ciudad.

Seguí leyendo