Wodapalooza es el festival más famoso del Crossfit (Wodapalooza/Twitter)
Wodapalooza es el festival más famoso del Crossfit (Wodapalooza/Twitter)

Desde su incipiente expansión hace algunos años, el Crossfit no paró de crecer. Con asombrosa celeridad, llamó el interés de los apasionados por la actividad física, adquirió una masiva difusión y ganó cada vez más adeptos. Se convirtió en una tendencia mundial, tomando un lugar privilegiado dentro de las distintas disciplinas en oferta. Actualmente continúa en pleno auge, transitando por la senda ascendente. No alcanzó el techo de su desconocido alcance.

Nacido en California hace más de 20 años, es uno de los entrenamientos comunitarios que parte de un método particular en el que el objetivo no es la delgadez y sí la fuerza corporal, aún cuando un factor puede estar directamente ligado al otro. Se trata de trabajos de alto rendimiento, de rutinas elaboradas en base al entrenamiento de tipo militar estadounidense.

Cientos de personas llegan de todo el mundo (Wodapalooza/Twitter)
Cientos de personas llegan de todo el mundo (Wodapalooza/Twitter)

Competitivo e intenso. Amado por unos, criticado por otros. Junto al Zumba y al Pole Dance, el Crossfit se instaló como una de las modalidades modernas más preferidas para ejercitar el cuerpo. Sigue de moda en los gimnasios y centros de entrenamiento. El fenómeno creciente llevó a la aparición de nuevos desafíos, de nuevos torneos en los que los amantes de la exigencia puedan medir sus niveles.

Los participantes se someten a exigentes pruebas (Wodapalooza/Twitter)
Los participantes se someten a exigentes pruebas (Wodapalooza/Twitter)

Entre las distintas competiciones repartidas por el globo una de las más importantes es Wodapalooza. Este festival que combina músculo y sensaciones extremas reúne todos los años en Miami a miles de crossfitters que llegan de distintas partes del mundo. Atletas de grandes condiciones que irradian en cada movimiento una pasión que explica el por qué son valientes y capaces de someterse a las extremas pruebas.

Hace cinco años empezó como un evento local. Pero fue tal el impacto que ya se convirtió en un polo de atracción que sobrepasa los límites de la frontera norteamericana. En la última edición, realizada a comienzos de año, se inscribieron 1.500 participantes, provenientes de 30 países.

Hay una categoría especial para personas con discapacidad (Wodapalooza)
Hay una categoría especial para personas con discapacidad (Wodapalooza)

El escenario de duelo es el Bayfront Park de Miami. Allí exprimen su cuerpo a fondo. En total compiten en nueve entrenamientos. Los retos son individuales o en equipos. Uno de ellos es correr un par de carreras de 1.200 metros (sobre una cinta) y, entre una y otra, nadar 400 metros. Otra prueba consiste en recorrer 15 metros caminando sobre las manos. Si alguien cae, debe volver a empezar desde el principio. Ser el más rápido hace ganar puntos, pero levantar más peso también suma.

Lindsay Hilton fue una de las estrellas presentes (Wodapalooza)
Lindsay Hilton fue una de las estrellas presentes (Wodapalooza)

Durante el fin de semana de desarrollo, hay días organizados por la dinámica llamada "work of the day", que comienza con un pre-calentamiento y algunos ejercicios típicos, como burpees, wallballs, hand stand push, pulls up y toes to bar. Hay ejercicios que incluyen otros elementos, como ruedas de camión, sogas y cajones. La última jornada está dedicada al ciclismo (sprint de 400 metros), squat cleans (levantamiento de pesas) y ejercicios de anillas.

Los competidores realizan nueve tipos de pruebas (Benjamin Lowy/MensHealth)
Los competidores realizan nueve tipos de pruebas (Benjamin Lowy/MensHealth)

Los atletas luchan para superar cada examen y también contra sus limitaciones. Es que las condiciones que presentan son muy disimiles entre sí. El certamen consta de diferentes categorías: al campo de prueba se suben hombres y mujeres de distintas edades, personas con discapacidad, gente en silla de ruedas, individuos a los que les falta algún miembro del cuerpo (órgano, brazos, piernas). La franja etaria permitida va desde los 10 años hasta superados los 50.

Se realizan las actividades más tradicionales de la modalidad (Wodapalooza)
Se realizan las actividades más tradicionales de la modalidad (Wodapalooza)

En total, son 20 divisiones (por edad, por equipos, adaptado). Y para el 2018 se estrenará una nueva faceta, en la que los protagonistas serán los perros. Pero no para competir. Estarán alejados del agua y del terreno. Específicamente, la novedad es que podrán formar parte de los entrenamientos, cumpliendo los propietarios con directrices estrictas.

Los atletas se miden en el agua y en el escenario (Wodapalooza/Twitter)
Los atletas se miden en el agua y en el escenario (Wodapalooza/Twitter)

El mérito y valor por sus habilidad entonces son mayores aún si se considera el esfuerzo que ponen para cumplir sus metas. Son ejemplos de superación. Y aunque las posibilidades de alcance son distintas, el espíritu que pregona en cada uno es el mismo: todos comparten la pasión por el Crossfit. El lema que predomina entre ellos es "si no sufres, no estás haciendo las cosas bien".

LEA MÁS: