Daniel Muñoz
Daniel Muñoz

Jonestur fue una de las cuatro financieras utilizadas para enviar al exterior el dinero ilegal que almacenaba Daniel Muñoz. Sergio Todisco y su ex mujer, Elizabeth María Ortiz Municoy, dos arrepentidos de la causa de los cuadernos, mencionaron esa casa de cambio de la ciudad de Mar del Plata. Y aportaron los nombres de sus dueños. Pero las pruebas sobre las maniobras están en otro expediente.

El caso "Fares" investiga una supuesta asociación ilícita integrada por las principales casas de cambio de La Feliz como Jonestur y Transcambio. La causa está frenada desde abril de 2017, cuando la Cámara Federal de Mar del Plata declaró la nulidad por un supuesto error en la transcripción de escuchas telefónicas. A fines de ese año, la Cámara de Casación anuló esa polémica decisión, y ahora la Corte Suprema confirmó la reapertura del caso.

El fallo, al que tuvo acceso Infobae, declara inadmisibles los recursos extraordinarios. En concreto, significa reactivar un caso sensible que tiene implicancias en la ruta del dinero de Daniel Muñoz. De hecho, el expediente acumula las pruebas sobre las transferencias bancarias de sus testaferros al Principado de Andorra a través de la financiera Jonestur, tal como había adelantado este medio.

Según el testimonio de los arrepentidos, esa "cueva" se utilizó para transferir el dinero al exterior antes de la compra del departamento en el Plaza de Nueva York, entre otras operaciones. Oscar Rigano y Juan Carlos García Navarro, supuestos contactos dentro de la financiera, están entre los 25 procesados en el caso "Fares".

En los próximos días, el expediente regresará al juez federal de Mar del Plata Santiago Inchausti, quien llevó adelante el caso junto a la fiscal Laura Mazzaferri. "Hay indagatorias pendientes desde el momento que la Cámara declaró la nulidad", dijo una fuente judicial.

Daniel Muñoz y Néstor Kirchner
Daniel Muñoz y Néstor Kirchner

El caso arrancó en 2014, a partir de una denuncia del Banco Central y la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) por los delitos de asociación ilícita, intermediación financiera no autorizada, portación de armas de fuego de uso civil y de guerra, y tenencia de arma de fuego de uso civil, a raíz de la gran cantidad de armamento encontrado en los allanamientos a las financieras.

Cuando la investigación prosperaba y acumulaba gran cantidad de pruebas, la Cámara de Mar del Plata declaró la nulidad a partir de un error en las transcripciones de las escuchas telefónicas. El fallo fue escandaloso.

Los fiscales apelaron argumentando que había otras pruebas contra las financieras y que el error de los gendarmes que investigaban el caso era "irrelevante". A fines de 2017, la Sala IV de la Cámara de Casación -integrada por Gustavo Hornos, Mariano Borinsky y Juan Carlos Gemignani-  revocó el fallo y puso las cosas en su lugar.

"La resolución recurrida no luce fundada en el derecho vigente con arreglo a las circunstancias comprobadas de la causa, motivo por el cual corresponde revocarla y remitir las actuaciones al tribunal 'a quo' para que se continúe con la sustanciación de las mismas con la celeridad que el caso amerita, habida cuenta de la cantidad de personas imputadas y la complejidad de la investigación desarrollada", dice el voto de Borinsky.

Sergio Todisco, fue clave para elegir las financieras
Sergio Todisco, fue clave para elegir las financieras

Finalmente, la semana pasada la Corte Suprema rechazó los últimos recursos y revocó los sobreseimientos. Recién ahora, la Justicia de Mar de Plata podrá determinar el rol de Jonestur en la ruta del dinero de Muñoz.

"En los últimos meses llegó mucha información desde Andorra que se sigue analizando", detalló una fuente de la investigación.

No es la única financiera mencionada por los arrepentidos de los cuadernos. Las otras tres son La Moneta, también de Mar del Plata, Alhec Tours y "Financlass". Según esos testimonios, las financieras cobraban un porcentaje que variaba entre 1,5% y 6% por mandar el dinero al exterior. Un negocio millonario.

Seguí leyendo