Daniel Munoz 1290 okDaniel Muñoz, investigado por enriquecimiento y presunto lavado.

Información llegada desde el Principado de Andorra a la Justicia argentina confirma decenas de operaciones bancarias realizadas por el empresario marplatense Sergio Esteban Tadisco, señalado como el testaferro de Daniel Muñoz, el ex secretario privado de Néstor Kirchner. Los movimientos fueron entre cuentas a su nombre en la Banca Privada de Andorra – intervenida en 2015 por permitir el lavado de dinero -, y transferencias a empresas pantalla en Miami en las cuales figuraba como director.

Los datos recibidos fueron en respuesta a un exhorto enviado el 30 de marzo de 2017 por el juez federal de Mar del Plata Santiago Inchausti, a pedido de la fiscal Laura Mazzaferri, en el marco de una megacausa que involucra a financieras de esta ciudad.

La información corrobora la hipótesis de la investigación judicial -en base a documentación secuestrada en los allanamientos realizados en 2016- de que las triangulaciones del dinero fugado al exterior por Tadisco se hicieron con la intermediación de la casa de cambio Jonestur de Mar del Plata.

La sospecha es que ese dinero sería, en realidad, de Muñoz quien entre 2008 y 2010 recibía en el departamento del matrimonio Kirchner en Recoleta, los bolsos con cientos de miles de dólares de presuntos retornos de empresarios de obra pública. Así lo registró, al menos 63 veces, en sus cuadernos Oscar Centeno, el chofer de Roberto Baratta.

Muñoz -fallecido en 2016- había renunciado a su cargo en 2009, sospechado de enriquecimiento ilícito. La investigación judicial fue cerrada por el juez Claudio Bonadío, el mismo magistrado que hoy tiene la causa de "los cuadernos de las coimas".

Operaciones con firmas pantalla

Las triangulaciones de dinero de Todisco a través de una de las financieras investigadas, despertaron los alertas de los fiscales. El empresario y amigo de Muñoz, actuó como su testaferro al aparecer como director en la firma Gold Black Ltd, una firma creada en las Islas Vírgenes Británicas cuyos accionistas eran el ex secretario de Kirchner y su esposa Carolina Pochetti, según reveló la investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) en los Panamá Papers. La off shore fue utilizada como pantalla para – a través de otra docena de firmas registradas en Miami y Delaware– realizar millonarias operaciones inmobiliarias en Miami sin que se conozca a sus verdaderos dueños.

daniel muños Los Panama Papers revelaron la offshore de Muñoz y su mujer Carolina Pochetti.

Según la investigación llevada adelante por la fiscal Mazzaferri y corroborada ahora por la información llegada de Andorra, Todisco ordenó transferencias de dinero entre el 28 de marzo del 2012 y el 26 de agosto del 2013 por USD 2.259.200 desde cuentas abiertas en la Banca Privada de Andorra, a nombre de distintas sociedades panameñas (La Chalaca Corp, Randex International SA, Binnis Financial SA y Frangler Investments SA), hacia otra cuenta en el mismo banco, cuyo titular era él mismo.

La Banca Privada de Andorra fue intervenida en 2015 luego de que el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos acusara a esta entidad de estar involucrada en el "lavado de dinero internacional".

A su vez, durante el mismo período, Todisco ordenó -a través de la financiera Jonestur- transferencias por USD 2.221.134 desde esa cuenta en la BPA a: otras cuentas en los Estados Unidos a su nombre y el de su ex esposa Elizabeth Ortiz Municoy; de otras tres firmas registradas en el estado de Florida de las cuales eran directivos (Harbor Golden Inc, Free Experiencie Inc y Successful ideas Inc); y de dos agentes de bienes raíces.

Parte de esos fondos -al menos USD 1.000.000- fueron utilizados para la realización de operaciones inmobiliarias en ese país, entre las cuales, figura la compra de la Unidad 1103 del Condominio Turnberry Ocean Colony North Tower.

daniel muñosEl Condominio Turnberry Ocean Colony North Tower, en Miami.

Estas operaciones están siendo analizadas por la fiscal Mazzaferri con la colaboración de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), en el marco de una investigación sobre "el accionar de una organización criminal radicada en la ciudad de Mar del Plata que se habría dedicado, entre otras actividades delictivas, a la colocación de fondos de origen ilícito en paraísos fiscales y/o a su repatriación con la posibilidad de darles apariencia de licitud".

La respuesta enviada desde el Principado europeo – todavía parcial ya que falta que llegue más información en formato digital provista por la Banca Privada de Andorra- ya está en la Fiscalía de Carlos Stornelli. Además de intervenir en la causa abierta de los cuadernos de Centeno que lleva Bonadío, este fiscal es el de la causa por presunto enriquecimiento ilícito de Muñoz en manos del juez federal Luis Rodríguez.

En este otro expediente, en el que además se investiga a Muñoz por posible lavado de dinero, la Unidad de Información Financiera (UIF) viene aportando desde 2016 informes de inteligencia reservados que probarían que Muñoz y su ex mujer adquirieron millonarias propiedades en Miami a nombre de firmas pantalla.

El diario The Miami Herald publicó recientemente un detalle de esos bienes, con operaciones inmobiliarias por 65 millones de dólares en lujosos condominios, departamentos en Nueva York y centros comerciales del sur de la Florida.

El oficio con los datos del Principado de Andorra llegó al quinto piso de los Tribunales de Comodoro Py el martes, con la firma de Mazzaferri, y la de los fiscales Gabriel Pérez Barberá y Laura Roteta, de la Procelac. Otra copia fue enviada a la Dirección de Cooperación Internacional del Ministerio Público Fiscal para que tramite vía exhorto el envío de la información en digital detallada por la Policía Judicial de Andorra que todavía no llegó al país.