Alberto Fernández dijo a los empresarios que podría flexibilizarse el cepo cambiario luego del acuerdo por la deuda

Se lo transmitió ayer a los empresarios en el desayuno previo al mensaje por el Día de la Independencia. También aseguro que se llegará a un acuerdo con BlackRock.

El presidente junto a los empresarios tras su discurso por el Día de la Independencia (Presidencia)
El presidente junto a los empresarios tras su discurso por el Día de la Independencia (Presidencia)

En una jornada cargada de gestos, Alberto Fernández buscó llevar tranquilidad sobre el futuro de la agenda económica de la Argentina. Además de afirmar que “está cerca” el cierre para renegociar la deuda fue un poco más allá: “También conseguiremos acordar con BlackRock”. El presidente mencionó explícitamente al principal fondo de inversión, que decidió no avalar la nueva propuesta presentada por la Argentina, con claras mejoras respecto a la original que fracasó rotundamente el 8 de mayo.

Anteayer los dos principales consorcios de bonistas que negocian con la Argentina, “Ad Hoc” y “Exchange Bondholders”, aseguraron que la oferta argentina “va en la dirección correcta”, pero que no podían aceptarla. y volvieron a criticar la falta de negociación por parte del Gobierno. El ministro de Economía, Martín Guzmán, ya había adelantado que esperaba una respuesta negativa de estos grupos, ya que en las conversaciones previas no habían logrado ponerse de acuerdo.

Los empresarios del Grupo de los 6 le habían manifestado al Presidente -en medio de un desayuno con churros y chocolate caliente- la necesidad de evitar un default total para volver a crecer. Barbijo mediante, Alberto Fernández se mostró confiado en alcanzar un acuerdo y allí fue cuando se recibió en forma explícita al principal administrador de inversiones del mundo.

Alberto Fernández aseguró a los empresarios del G-6 que está trabajando para dejar atrás las dos herencias que -según él- le dejó el gobierno de Mauricio Macri: el default y el cepo cambiario

Además, tal como relató ayer Infobae, el Presidente se mostró confiado en empezar a relajar el cepo cambiario una vez que se arregle el tema de la deuda. No estoy a favor de las restricciones cambiarias, es una de las herencias que nos dejó el Gobierno anterior, igual que el default”. El Gobierno viene sugiriendo que el cepo se irá aflojando en forma gradual como uno de los requisitos para recibir inversiones y volver a crecer. Pero ese paso está supeditado a que se cierre el capítulo de la deuda y la Argentina salga de la zona de cesación de pagos.

Ayer los bonos argentinos aflojaron fuerte en los mercados internacionales. Sufrieron caídas de entre 2% y 3%, como impacto por la negativa de los consorcios de bonistas que se manifestaron en contra de la propuesta argentina. Claro que habían subido fuerte en el arranque de la semana al divulgarse una oferta más “amigable” por parte del ministro Guzmán.

El presidente de la Nación, Alberto Fernández (Presidencia)
El presidente de la Nación, Alberto Fernández (Presidencia)

Los grandes acreedores hicieron saber, por otra parte, que buscan un acuerdo similar al que alcanzaron esta semana con Ecuador, que definió un canje a un valor de USD 60 por cada lámina de 100 y además evitó entrar en default. La Argentina, en cambio, ofreció nuevos títulos valuados en alrededor de USD 53, tomando un rendimiento futuro para la deuda argentina del 10% anual en dólares (actualmente se ubica en alrededor del 13%).

La “puesta en escena” que eligió el Presidente para su discurso del 9 de julio estuvo por otra parte cargado de mensajes. No sólo apareció rodeado de empresarios, sino que además a su lado estaban Carolina Castro (única representante femenina, en este caso como directiva de la UIA) y el titular de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pellegrina. Haber puesto al lado al representante del campo en medio de la disputa por el futuro de Vicentín y horas antes del “banderazo” fue indudablemente una señal que intentó dar Alberto Fernández para calmar ciertos ánimos, más allá de que lo haya logrado o no.

Además de Pelegrina y Castro, participaron del encuentro en la Quinta de Olivos el presidente de la UIA, Miguel Acevedo, el presidente de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Adelmo Gabbi; el vicepresidente de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), Eduardo Eurnekian; el titular de la Asociación de Bancos Argentinos (ADEBA), Javier Bolzico y el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Néstor Szczech.

Seguí leyendo:

El Presidente prometió a los empresarios que no habrá default y habló sobre la economía post-pandemia

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS