El ministro de Finanzas, Luis Caputo, no quiere sorpresas y acelera la cobertura del plan financiero para todo el año
El ministro de Finanzas, Luis Caputo, no quiere sorpresas y acelera la cobertura del plan financiero para todo el año

Para tranquilizar a los inversores en medio de un mercado que sigue muy volátil, el Gobierno avanza rápidamente con su plan de conseguir financiamiento en el mercado local. Ayer fueron $30.000 millones frescos a través de la emisión de una Letra de Tesorería (Letes) a 6 meses, con una tasa de corte de 26,47% anual.

El  ministro de Finanzas, Luis "Toto" Caputo, aprovechó para pasarle un mensaje al mercado: ya se consiguió el 75% de las necesidades financieras del año, cuando apenas van 100 días del 2018.

Se adjudicaron por licitación USD 500 millones  de valor nominal de las Letras del Tesoro en Dólares Estadounidenses a 196 días y VN USD 350 millones a 364 días. Por el primer tramo Finanzas recibió pedidos por USD 845 millones y se marcó una tasa nominal anual de 2,99%; mientras que para el segundo las propuestas sumaron USD 697 millones y la tasa de corte se fijó en 3,50% anual.

Además del título en moneda local, también se confirmó el "repo" de USD 1.000 millones de Credit Suisse a dos años a una tasa de 1,7% en francos suizos. Este préstamo se suma a otro que se había cerrado por otros USD 1.000 millones con el HSBC, y contribuirán a fortalecer las reservas del Banco Central.

El “repo” del HSBC y Credit Suisse, más la colocación de Letes en pesos por $30.000 millones, achicaron el monto que precisa buscar el Gobierno en los mercados hasta fin de año

Con este panorama, Caputo avanza con el plan de conseguir fondeo fresco sin necesidad de recurrir al mercado internacional en lo que resta del 2018, tal como prometió hace un mes en Nueva York. Los USD 2.000 millones fueron un acuerdo directo con los bancos y ahora se van sucediendo las emisiones en el mercado local.

La estimación es que habrá que buscar el equivalente a USD 5.000 millones frescos en lo que resta del año, además de las refinanciaciones de instrumentos de corto plazo como Letes en dólares y en moneda local.

Las ventajas del dólar quieto

Una gran ventaja de las emisiones en pesos que realiza el Tesoro es la estabilidad del tipo de cambio, a partir de las intervenciones que realizó el Central en el último mes. Con dólar quieto y tasas elevadas (las Letes pagan poco más de 2% mensual en moneda local, 27% anual), los inversores vuelven a pasarse a pesos y hay más incentivo para comprar los bonos que emite el Gobierno.

Obviamente parte de la demanda proviene de las compañías de seguros, que ya no pueden comprar más Lebac y las reemplazan por Letras del Tesoro, un instrumento prácticamente idéntico desde el punto de vista del inversor.

El apetito por activos argentinos sigue firme, aunque más selectivo por la volatilidad de los mercados. La semana próxima hay fuerte expectativa por la primera licitación de fondos para inversión a través del Programa Público Privado

Participación en la Reunión de Primavera del FMI

La semana próxima el ministro Caputo viajará a Washington para participar de la reunión de primavera del FMI y el Banco Mundial, donde seguirá tomando contactos con inversores.

Por su parte, Bank of America organizó para mañana un "Investor Day" de Argentina, donde confluirán ejecutivos de 45 fondos de inversión y siete compañías locales que cotizan sus acciones en Nueva York. La expectativa del mercado ahora es que en junio el país sea recalificado como emergente, lo que atraería muchos recursos al mercado local.

Pero el tema más relevante en la agenda oficial no pasa tanto por nuevas emisiones de deuda, sino por la próxima licitación del primer Programa Público Privado (PPP), que buscará inversiones frescas para infraestructura. Se espera la presentación de una importante cantidad de consorcios locales e internacionales. La fecha tentativa es el 20 de abril, aunque podría demorarse algunos días.

SEGUÍ LEYENDO: