A partir de abril, el boleto mínimo de colectivo en Buenos Aires pasará a $9 (Reuters)
A partir de abril, el boleto mínimo de colectivo en Buenos Aires pasará a $9 (Reuters)

La expectativa del Banco Central es que la concentración de aumentos durante los primeros meses del año haga más fácil una estabilización durante la segunda mitad de tal forma que la meta del 15% no quede tan lejos. En la misma línea, las próximas subas de abril son las siguientes de magnitud significativa, aunque también se estiman aumentos de gas y electricidad en septiembre y octubre.

Las preocupaciones del sector privado por la trayectoria inflacionaria en lo que queda del año parten de lo que se observó en los primeros dos meses del año, cuando la inflación acumulada fue de un 4,2%. Otros incrementos durante febrero (como el de prepagas y celulares) y marzo (de taxis, parquímetros y peajes), no ayudaron a aquietar las aguas.

El cronograma indica que el mes que viene, Enargas debería implementar aumentos de gas pactados durante las audiencias públicas a fines de febrero. Se espera que el ente regulador comunique su decisión sobre el tipo de suba antes de fin de marzo. Las distribuidoras porteñas habían pedido incrementos dentro de la franja de 35% y 45%, mientras que las empresas del interior argumentaron a favor de un salto del 58%.

El boleto mínimo para colectivos pasaría de $8 a $9, un aumento del 50% cuando se lo compara con el mínimo de $6 que regía en enero

En abril también habrá reajustes tarifarios en el Transporte: a partir del próximo mes aumentarán tanto las tarifas de colectivos como de trenes; queda pendiente una definición judicial que permita o inhiba incrementos en la red de subtes. El boleto mínimo para colectivos pasaría de 8 a 9 pesos.

En trenes, los aumentos varían dependiendo de las líneas, aunque el promedio es de dos dígitos, entre 12% y 13% en los tramos que recorren las líneas San Martín, Mitre, Sarmiento y Roca.

Mayo

Otro evento que presionaría al índice de inflación se dará en mayo, cuando las tarifas de agua subirán un 26%.  El aumento se corresponde con el objetivo planteado por la compañía en febrero, de "mejorar el nivel de ingresos de la empresa como base para el cumplimiento de sus metas y obligaciones, y para reorientar sus estructuras tarifarias hacia un modelo basado en el consumo", a través de la instalación progresiva de medidores.

Fin del tunel

"El proceso termina en dos semanas, habrá una última corrección del gas y tendremos una trayectoria que no estará adicionando presiones inflacionarias", explicó Federico Sturzenegger ayer en su discurso frente al Instituto de Finanzas Internacionales (IIF por sus siglas en inglés). El presidente del Banco Central concluyó que tomando en cuenta la política monetaria contractiva junto con el anclaje salarial por paritarias y el aumento de precios regulados que termina en abril, en lo que resta del año la inflación no debería ser una alerta económica.