Por la noche, la ficha subirá a $3,90 y la bajada de bandera será de $39,10
Por la noche, la ficha subirá a $3,90 y la bajada de bandera será de $39,10

Desde el primer minuto del miércoles 14 de febrero, la tarifa de los taxis porteños aumentó un 17,7% según lo aprobado en una audiencia pública que confirmó lo acordado a mediados de enero.

El nuevo cuadro tarifario iba a implementarse desde el 3 de marzo, pero el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires postergó el incremento sin razón aparente. El Ente Regulador y Horacio Rodríguez Larreta no ratificaron la habilitación definitiva en la adecuación tarifaria.

En la Ciudad de Buenos Aires circulan cerca de 37.000 taxis

Según trascendidos, prefirieron dilatar la aplicación hasta haber sorteado la discusión por la paritaria docente. La coyuntura de un campo político álgido, con paro nacional y suspensiones en el comienzo de clases, intervinieron en la prórroga de un nuevo aumento tarifario con porcentajes por encima de la propuesta de paritarias al cuerpo docente.

Julio Cabrera, prosecretario de la comisión de la Sociedad de Propietarios de Automóviles con Taxímetros (SPAT), contó que la suba estaba momentáneamente suspendida y que no habían esgrimido razones de la postergación. Alberto Rodríguez, secretario general de la Asociación de Taxistas de Capital (ATC), sentenció después de haber negociado el aumento en audiencia pública (el sector solicitaba un incremento del 21%): "Corremos detrás de la inflación, no somos formadores de precios".

Con el nuevo ajuste tarifario, un viaje del Obelisco hasta Retiro costará $88 (Adrian Escandar)
Con el nuevo ajuste tarifario, un viaje del Obelisco hasta Retiro costará $88 (Adrian Escandar)

La demora no fue bien recibida por conductores y propietarios, que además padecen incrementos en el alquiler diario de las unidades y enfrentan la competencia, el avance de Uber y otras aplicaciones de traslados privados.

Finalmente el Gobierno confirmó la adecuación de la medida once días después de las presunciones. La justificación de las autoridades porteñas es por una "necesidad de compensar los mayores gastos de mantenimiento del automóvil y el alza de precios de los combustibles".

Con el incremento del casi 18%, la ficha de viaje pasará de $2,77 a $3,26 y la bajada de bandera ascenderá de $27,70 a $32,60 -el equivalente a diez fichas- en los traslados diurnos. Para las jornadas nocturnas, un cuadro tarifario diferente que rige de 22 a 6 horas y está efectivo desde 2010, establece un incremento adicional del 20 por ciento: subirá a $3,90 la ficha y a $39,10 la bajada de bandera. El ajuste también afectará en el recargo de seis fichas que se debe pagar cuando se solicita un radiotaxi por teléfono. A partir del miércoles, empezará a costar 19,56 pesos más.

Un viaje del Obelisco a Retiro equivaldrá a un pago de $88, de acuerdo al nuevo cuadro tarifario. Desde el centro de la Ciudad hasta Acoyte y Rivadavia, corazón del barrio de Caballito, el viaje costará $163. Son las nuevas estimaciones de acuerdo al flujo de fichas que caen cada minuto de espera o cada 200 metros.

Seguí leyendo: