El ministro de Finanzas, Luis Caputo.
El ministro de Finanzas, Luis Caputo.

El Gobierno dispuso este jueves ampliar la autorización para emitir deuda externa por 15 mil millones de dólares, a través de bonos con jurisdicción en los Estados Unidos e Inglaterra. La colocación se dividirá en tres tramos, a 5, 10 y 30 años, con una guía inicial de rendimiento en el área alta de 4% para el tramo a 5 años, en el área de 6,25% para el título a 10 años y en el área baja de 7% para el bono a 30 años, según datos de IRF (International Financing Review).

La medida  se encuadra en el programa financiero para 2018 y se concretó a partir de un decreto del Ministerio de Finanzas, publicado en el Boletín Oficial.

"Amplíase en valor nominal 15 mil millones de dólares o su equivalente en otra moneda, el monto dispuesto en el artículo 1° del Decreto N° 29 del 11 de enero de 2017, quedando facultado el Órgano Responsable de la Coordinación de los Sistemas de Administración Financiera del Sector Público Nacional a los efectos de su ejecución", según el primer artículo del texto oficial.

Un reporte de Research for Traders indicó que el gobierno argentino "decidió apurar la colocación de deuda en los mercados internacionales tras conocerse la noticia de que México está preparando una emisión similar, también prevista para este mes".

México lanzó el miércoles deuda en dos tramos por USD 2.600 millones como parte de una operación de gestión de pasivos para retirar bonos de corto plazo. Uno de los títulos, por USD 2.000 millones con vencimiento en 2028, selló una tasa final de 4,05% anual, mientras que un bono con vencimiento en 2048 por USD 600 millones ofreció un rendimiento de un 4,6 por ciento.

LEA MÁS:

Según fuentes de mercado, la premura del Ministerio de Finanzas argentino por garantizarse gran parte del financiamiento en el inicio del año responde a evitar una saturación del mercado de deuda soberana, al que acuden los inversores institucionales de escala global.

"Además, muchos países emergentes tienen previsto fondearse antes de que los costos se encarezcan si la Reserva Federal incrementa la tasa de referencia", reafirmaron desde Research for Traders.

Ese decreto facultó al Ministerio de Finanzas a tomar deuda por hasta USD 20 mil millones, a incluir cláusulas que establezcan la prórroga de jurisdicción a favor de los tribunales federales de Nueva York y Londres.

"Argentina pronto saldrá a colocar dos bonos (a 10 y 30 años) por un monto total de USD 10.000 millones. No se descarta que Argentina busque emitir en esta ocasión bonos denominados en alguna moneda asiática", puntualizó Research for Traders.

LEA MÁS:

En tanto, el ministro de Finanzas Luis Caputo aseguró hace una semana que se instará a obtener "más nivel de financiamiento en el mercado interno en moneda nacional para ir reduciendo la dependencia externa de este financiamiento".

El jefe de Finanzas detalló que para el año entrante se prevé un "déficit financiero de USD 33.900 millones", con "las necesidades de financiamiento de 2018 de aproximadamente USD 30.000 millones más otros USD 3.000 millones de vencimientos con provincias que no se van a renovar".

El Programa Financiero 2018-2020 establece que el Gobierno buscará financiamiento para este año por unos USD 30.000 millones, de los cuales cerca del 40% sería deuda sujeta a ley internacional.

En 2018 la deuda con acreedores privados y organismos internacionales alcanzará el 28% del PBI

El funcionario adelantó que las necesidades financieras del Estado nacional serán en 2019 de unos "USD 26.000 millones, porque vamos a tener menos déficit", en un sendero de "convergencia gradual hacia el equilibrio fiscal".

"Lo primero que hay que remarcar es que este endeudamiento, si bien es transitorio, es perfectamente sostenible", garantizó Caputo. Precisó que la deuda pública con acreedores privados y organismos internacionales (que no incluye la contraída intra-sector público), se sitúa "en un 28% de deuda sobre Producto, que es muy bajo respecto al mundo".

Reafirmó que ese ratio continuará en alza hasta el 37% del PBI entre 2020 y 2021, para estabilizarse. A su criterio, "hemos recibido un país descapitalizado y por eso es fundamental invertir en infraestructura. Por eso tenemos que aprovechar estas bajas tasas para invertir en mejorar la calidad de vida de los argentinos".

LEA MÁS:

En el decreto publicado este jueves, se encomendó al "Órgano Responsable de la Coordinación de los Sistemas de Administración Financiera del Sector Público Nacional a proceder a la registración ante la 'Securities and Exchange Comission' (SEC) de los Estados Unidos de un monto de bonos que no supere la suma del valor nominal autorizado por el artículo 1° del presente y sus sucesivas ampliaciones, si las hubiere, que podrán ser emitidos en una o más transacciones".

A la vez, puntualizó que por medio de una resolución del 14 de julio de 2017, se dispuso la registración ante la SEC de un monto de hasta 12.500 millones de dólares.

En total, el actual gobierno ya autorizó un monto de USD 47.500 millones para endeudarse bajo jurisdicción extranjera. Integran este total los USD 16.000 millones colocados en abril de 2016, en el marco del acuerdo con los holdouts.

MÁS DEUDA EN PESOS

La semana pasada, en el marco del anuncio del cambio de metas de inflación, Luis Caputo confirmó las emisiones de bonos soberanos en el exterior previstas para 2018, pero enfatizó que "el objetivo es migrar más a ahorro interno" para profundizar el endeudamiento en pesos en el mercado doméstico, disminuir el financiamiento del BCRA al Tesoro y a partir de 2020 reducir paulatinamente a la dependencia del endeudamiento en el exterior.

"El único cambio en concreto que puede tener impacto genuino en reducir la inflación es haber bajado el financiamiento del BCRA al Tesoro de 5 puntos del PBI en el año 2014 y 2015 a un punto en el año 2018 y 0,5% en el 2019. Eso genera previsibilidad y un impacto concreto y directo para el cumplimiento de la meta".

Ante la consulta de Infobae acerca de la capacidad del mercado local para proveer de pesos para financiar al Tesoro y reducir la dependencia de dólares del exterior, el ministro de Finanzas subrayó que el Gobierno "va a buscar más financiamiento interno en pesos. Hay liquidez y además estamos esperando la aprobación de la ley de Mercado de Capitales, que le va a cambiar el perfil financiero al país".