El presidente Macri junto a los ministros Nicolás Dujovne (izquierda) y Luis Caputo (derecha). (DyN)
El presidente Macri junto a los ministros Nicolás Dujovne (izquierda) y Luis Caputo (derecha). (DyN)

La salida del default tras el acuerdo con holdouts y el levantamiento de las restricciones cambiarias destrabaron el regreso de Argentina al mercado de capitales global, con cuantiosas emisiones de deuda después de más de una década.

Esa demanda reprimida llevó al país a convertirse en pocos meses en el mayor colocador de bonos en el exterior en todo el mundo, en un marco en el que la necesidad de fondos para financiar el déficit fiscal se mantiene inalterada aún con el cambio de política económica con la llegada de Mauricio Macri al Gobierno.

Según datos de la agencia Bloomberg, Argentina es el país emergente que más deuda emitió en el mundo en los últimos dos años. Entre el 1 de enero de 2016 y el 18 de septiembre de 2017 los emisores emergentes han colocado bonos por USD 596.400 millones. De ese total, Argentina ostenta un monto cercano a los USD 42.000 millones, lo que representa un 7% del total.

EMISIONES DE DEUDA 2016-2017
EN MILLONES DE DÓLARES

Argentina, con un PBI de unos USD 540.000 millones, se posiciona como líder de este segmento financiero, por encima de China (2°), cuyas colocaciones de títulos en el exterior no supera los USD 40.000 millones. El PBI chino fue de unos USD 11,2 billones en 2016, según datos del Banco Mundial.

También está por encima de países como México (4°) o Corea del Sur (5°), cuyos PBI duplican al de la Argentina, con USD 1 billón y USD 1,4 billón, respectivamente, y que emitieron en casi dos años unos 25.000 millones en el caso del país norteamericano y USD 23.600 millones el país asiático.

Entre los estados nacionales también figuran Indonesia (6°), con USD 19.922 millones, y Arabia Saudita (7°), con USD 17.500 millones. Sus PBI alcanzan los USD 932.000 millones y USD 646.000 millones, respectivamente.

En el listado siguen Turquía (9°) y Rusia (10°), que apenas superan los USD 13.000 millones en emisiones de deuda en los últimos 21 meses. El PBI de Turquía es de unos USD 860.000 millones, mientras que el de la Federación Rusa asciende a 1,3 billones de dólares.

LEA MÁS:

Con las emisiones de este año, el ministro de Finanzas Luis Caputo expresó que la deuda pública bruta argentina ya superó los USD 300.000 millones. En este cálculo no solo se contemplan los bonos en dólares colocados en el exterior, también se suman los pasivos en pesos y en dólares en el mercado interno, deuda intra sector público y con el sector privado y organismos multilaterales.

Ante la Comisión de Presupuesto y Hacienda, el funcionario detalló hace dos semanas que los pasivos brutos del Estado nacional ascendieron a USD 302.700 millones al 31 de agosto. Acotó que para fin de año representarán el 58,6% del PBI, aunque no aclaró si en este cálculo se incluyeron los USD 13.000 millones del cupón atado al PBI, cuya renta podría desembolsarse en 2018 si la actividad económica crece más de 3% en 2017.

La deuda de las provincias argentinas tiene hoy una incidencia de solo el 5% del Producto, contra el 10% del PBI que representaba en el 2001, pero son varias las gobernaciones que salieron al mercado internacional en busca de fondos, principalmente para financiar proyectos de infraestructura.

LEA MÁS:

En ese contexto, llama la atención que en el ranking de Bloomberg la provincia de Buenos Aires ya figura en el puesto 22°, con USD 8.660 millones emitidos en 21 meses, un 1,5% del total global.

También destaca en el listado de Bloomberg la exposición de Corea del Sur al endeudamiento en moneda extranjera. Entre los bonos soberanos, las emisiones de los estatales Banco de Desarrollo y Eximbank, y el distrito de Gyeongsangnam-do acumulan nuevos títulos públicos por casi USD 85.000 millones, el 14,2% de las emisiones globales.