Luis Caputo, ministro de Finanzas. (Adrián Escandar)
Luis Caputo, ministro de Finanzas. (Adrián Escandar)

La Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados sesionó con la presencia de los ministros de Finanzas, Luis Caputo, y de Hacienda, Nicolás Dujovne, para informar sobre el proyecto de presupuesto 2018.

Se trató del primer encuentro que la comisión conducida por Luciano Laspina (PRO) realiza para tratar el presupuesto del año próximo, que formalmente ingresó a la Cámara de Diputados el viernes pasado.

El ministro Luis Caputo informó que la deuda pública total, al 31 de agosto último, ascendió a USD 302.700 millones de dólares. Este significa un aumento de 4,9% en ocho meses transcurridos de 2017.

Cabe recordar que el Ministerio de Finanzas informó que en diciembre pasado los pasivos de Argentina por capital e intereses ascendieron a USD 288.447,8 millones, lo que significó un incremento a lo largo del año 2016 de 13,6% o USD 34.458,6 millones más que al cierre de 2015.

Sin contar los "valores negociables vinculados al PBI" (Cupón PBI), por unos USD 13.000 millones, el total de la deuda pública del Sector Público Nacional ascendió al cierre de diciembre de 2016 a USD 275.446,1 millones.

Hacia 2020, la deuda neta se va a estabilizar en 27,5% del PBI y va a tender a descender

Caputo refirió que un 70% de los poco más de USD 300.000 millones de deuda están colocados en títulos públicos. Y de esta proporción, la mitad está contraída con el sector privado y la otra mitad, con organismos del sector público, como el Banco Central, el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSeS y el Banco Nación.

El funcionario indicó que al cierre de 2017, la deuda pública bruta, que suma los pasivos en pesos y en dólares, intra sector público y con el sector privado y organismos multilaterales, alcanzará el 58,6% del PBI, mientras que la deuda neta, sólo la contraída con el sector privado y multilaterales, será de 28,5% del PBI.

En ese aspecto, indicó que las deuda está "sobreestimada en un punto, porque en la operación de REPO, la sobregarantía de bonos representa un punto del PBI. Descontado ese efecto sería 57,6% del PBI (deuda bruta) y 27,5% en el caso de la deuda neta".

LEA MÁS:

Dijo que en el trienio 2016/2018, la deuda pública neta en relación al PBI habrá aumentado cinco puntos, a un promedio de 1,6 puntos por año. "Hacia 2020, la deuda neta se va a estabilizar y va a tender a descender", aseguró, por debajo del 27,5% del PBI, acotó.

"Si cumplimos las metas y tenemos credibilidad, para el año 2024 probablemente vamos a estar más cerca del grado de inversión de donde estamos hoy, con un nivel de deuda neta de 36 puntos, que es muy bajo en comparación con los países de la región y del mundo".

El funcionario garantizó la "sustentabilidad de la deuda" y el cumplimiento de los vencimientos de intereses y capital. "Nunca dijimos que vamos a mantener el nivel de déficit fiscal de 2016 y 2017, vamos a converger a un equilibrio fiscal gradualmente. Hemos elegido un camino gradual que ya está dando resultados y estamos creciendo al 3% anual", apuntó.

Ante la Comisión de Presupuesto y Hacienda expresó que "Argentina es uno de los países que mayor proporción tienen deuda intra-sector público como porcentaje de deuda total".

LEA MÁS:

"Por eso miramos la deuda neta, que es la del sector público con el sector privado y con los organismos multilaterales de crédito, sujeta a refinanciamiento, mientras que la otra tiene riesgo de refinanciamiento 'cero'".

Caputo describió que "el 73% de la deuda emitida corresponde a legislación argentina y el 27% a deuda con legislación externa. Cuando vemos la moneda, el 75% está emitido en dólares y el 25% en moneda local. Esto hay que cambiarlo, porque el objetivo es tener cada vez más deuda en moneda local y tener más deuda interna, es decir financiada por argentinos, para dejar de depender con el financiamiento externo, que no controlamos, porque si hay un shock externo no depende de nosotros".

En ese sentido, el ministro de Finanzas enfatizó la importancia de "promover la Ley de Mercado de Capitales e incentivar el ahorro de los argentinos en moneda local y en el largo plazo".

LEA MÁS:

"Por eso promovemos el mercado de capitales, no para fomentar la especulación, sino para generar un marco más favorable para los argentinos y para las PyME, con tasas más accesibles", añadió.

Caputo marcó que "el reordenamiento financiero es lo que nos ha permitido llegar a créditos a tasas y plazos que nunca hemos visto" en el país para las PyMEs, donde informó que en agosto los préstamos subieron un 40% respecto de julio, al tiempo que apuntó que "recién estamos en un punto del Producto en crédito hipotecario", cuya expansión potencial tiene un efecto "dinamizador" de la economía que "está creciendo muy fuerte", afirmó.

En el inicio de la reunión, el secretario de Política Económica, Sebastián Galiani, indicó que el desafío a mediano plazo "es aumentar el crecimiento" y aseguró que este mes están "entrando en el máximo histórico de productividad".