Todas las luces y flashes le apuntaron al italiano de 36 años (Foto: Nicolás Stulberg)
Todas las luces y flashes le apuntaron al italiano de 36 años (Foto: Nicolás Stulberg)

Iba a ser el viernes pasado, pero por motivos personales la presentación oficial de Daniele De Rossi se pospuso para este lunes por la tarde, horas después de su presencia en la cancha para observar lo que ocurrió entre Boca y Huracán.

El Salón Filiberto, en las entrañas de la Bombonera, se pobló de periodistas y expectativa. "Correte que tapás la cámara" y "Me voy a correr si tengo ganas", fueron algunas de las expresiones entre los presentes que buscaban hacerse de un lugar privilegiado para distinguir de cerca a la nueva estrella.

Luego del entrenamiento matutino con el resto del plantel, en el que el mediocampista, de 36 años, continuó con la puesta a punto pensando en su debut oficial, llegó el momento de la ceremonia que estaba planificada para las 16 y se demoró unos minutos.

Aproximadamente a las 16:20 fue la aparición de De Rossi junto a Daniel Angelici, presidente de la institución, quien no quiso perderse esta cita y hasta dio el prólogo de la conferencia con palabras en italiano. "Yo soy tano, él es romano", se diferenció el pope xeneize, marcando la diferencia entre los napolitanos y capitalinos.

Se abrió el paso para las preguntas con las que Daniele reflejó sus sensaciones por primera vez, aunque antes el club le dedicó un nuevo y último video de bienvenida. El tópico: las raíces italianas con Argentina y Boca en particular. Benvenuto Daniele, el lema final en boca de muchos de los vecinos que habitan el barrio de La Boca. Escondida entre el vello de su tupida barba, se dejó ver su sonrisa, una mueca de aprobación mientras el jugador miraba el clip.

El video que le sacó una sonrisa a De Rossi justo antes de la conferencia

Antes de que se levantara el telón, los presentes canjearon una radio con auriculares por un stand por donde se tradujo en vivo la palabra de los protagonistas. Como también había italianos en la sala (incluidos los amigos cercanos a la figura), hubo traslado español-italiano e italiano-español.

El club estuvo en todos los detalles: hasta la traductora, Federica Falck, es fanática xeneize y tiene raíces romanas. Ella tiene familiares viviendo en la capital italiana que son fervientes hinchas de la Roma, entidad del corazón de De Rossi. La unión en su seno interno fue total desde que se cerró su incorporación. "Me pareció increíble que el jugador más importante, a la altura de Francesco Totti para la Roma, haya estado tan cerca y vaya a jugar en Boca ahora", le comentó a Infobae Federica, a quien le quedó pendiente su selfie junto a De Rossi.

Federica Falck, la traductora con vínculos con Boca y Roma
Federica Falck, la traductora con vínculos con Boca y Roma

Entre los cronistas presentes estuvo también Roberto Colombo, italiano del medio Tuttosport, que sigue de cerca los pasos de su coterráneo. Fue uno de los primeros en informar la posibilidad de que De Rossi desembarcara en la Ribera tras su despedida de la Roma.

Pero se terminó la parafernalia. Angelici señaló a Nicolás Burdisso por ser clave en la gestión de la contratación de De Rossi, pero desde la secretaría técnica advirtieron que ahora habrá que darle espacio al protagonista para que se meta de lleno en el presente deportivo del equipo de Gustavo Alfaro.

Boca definirá el pase a los cuartos de final de la Copa Libertadores este miércoles ante Atlético Paranaense y el italiano está empapado en la relevancia del caso (aunque no está inscripto en la lista de buena fe y disponible para debutar). Ya no habrá videos emotivos ni cotillón. A partir de ahora De Rossi es un jugador más dentro del plantel azul y oro que intentará ganarse el lugar en el once del DT.

La intención es que la incorporación del símbolo romano no sea mucho ruido y pocas nueces. Alfaro se llevó una grata sorpresa por el estado físico y futbolístico de De Rossi y próximamente lo mandará a la cancha. Ahora será la hora de brillar en el césped.

SEGUÍ LEYENDO