La primera cena de “Los Tanos” en Argentina (@sarahfelberbaum)
La primera cena de “Los Tanos” en Argentina (@sarahfelberbaum)

Profesional reconocido a nivel mundial, Daniele De Rossi se pone a punto desde lo físico y futbolístico para debutar lo antes posible en Boca. Pero paralelamente tiene contención y apoyo espiritual de sus seres queridos.

Cuando se anunció su acuerdo con el Xeneize informaron que en un principio vendría solo al país. Por eso sorprendió cuando aterrizó en Ezeiza acompañado de su mujer, Sarah Felberbaum, quien no tardó en recorrer las calles de Buenos Aires y maravillarse con la capital porteña.

En varias publicaciones de su cuenta de Instagram, la modelo y actriz británica compartió sus paseos por Puerto Madero (donde se alojan actualmente hasta encontrar hogar definitivo), San Telmo y el centro. Y durante la primera noche adoptó el mote que le pusieron al séquito de europeos que rodea a Daniele: "Los Tanos". Ella lo convirtió en hashtag de cada imagen.

“Haciendo nuevos amigos”, la imagen de Sarah Felberbaum junto a las estatuas de Isidorito y Patoruzito en la Plaza Presidente Juan Domingo Perón (@sarahfelberbaum)
“Haciendo nuevos amigos”, la imagen de Sarah Felberbaum junto a las estatuas de Isidorito y Patoruzito en la Plaza Presidente Juan Domingo Perón (@sarahfelberbaum)

¿Quiénes son los hombres que acompañan a la pareja? Todos son amigos que llevan años al lado de De Rossi. Incluso desde la infancia.

Muchos pensaron que el rubio de barba era hermano de Daniele por su gran parecido físico, aunque en realidad se trata de Simone Paoletti, quien se ufana de haber sido el primero en adoptar ese look teóricamente copiado por el futbolista. "¿Dónde va a jugar? Tengo una idea pero no lo diré. En Italia no se quedará", había adelantado a fines de mayo, cuando el símbolo de la Roma se estaba despidiendo del club. Fue una de las pistas de su arribo a la Ribera que había sembrado su confidente.

Emanuele Mancini, quien militó en el ascenso italiano, vivió su niñez y sueños de futbolista junto a Daniele. Es considerado uno de sus mejores amigos, algo que el propio campeón del mundo ha manifestado públicamente ante una de las graves lesiones de rodilla sufridas por Emanuele. Casualmente también compartió equipo en el Lupa Castelli romano con Nicolás Chiesa, quien es mano derecha de Nicolás Burdisso en la secretaría técnica.

Sarah es la segunda esposa de Daniele, quien estuvo casado anteriormente con Tamara Pisnoli, con quien tuvo su primera hija (@sarahfelberbaum)
Sarah es la segunda esposa de Daniele, quien estuvo casado anteriormente con Tamara Pisnoli, con quien tuvo su primera hija (@sarahfelberbaum)

Y Luca Beccaceci es el otro cercano al clan De Rossi, escolta de Sarah en su aventura por Argentina, quien espera por la llegada de sus hijos Noah y Olivia (que acudirán a una escuela con idioma italiano para su adaptación).

La nueva estrella de Boca pidió 100 camisetas con su número y apellido en el dorsal para repartir en Italia cuando regrese. "Tengo muchos amigos", les explicó a los utileros del plantel xeneize. Una pequeña porción de ellos le sigue sus pasos en Argentina.

EL PRIMER PARTIDO EN LA BOMBONERA CON DANIELE AFUERA

Sarah, Luca, Emanuele y Simone se dieron el gusto de conocer la Bombonera y pisar el césped
Sarah, Luca, Emanuele y Simone se dieron el gusto de conocer la Bombonera y pisar el césped

Luego de unos días para aclimatarse en Buenos Aires fue el turno de una excursión por el estadio de Boca, aunque con De Rossi excluido de la lista de convocados. El italiano concentró con el plantel y se mostró muy cerca de Lisandro López (no jugó por lesión), Carlos Izquierdoz (suspendido) y Nahitan Nandez (preservado para el partido de Copa del miércoles), entre otros compañeros. Estuvo en el palco al ras del campo al que habitualmente acuden los futbolistas que no están afectados al compromiso de turno durante el primer tiempo y en la puerta del túnel que da al vestuario en el complemento.

Por supuesto su esposa y amigos lo acompañaron desde una de las plateas y disfrutaron del fervor de la hinchada xeneize ante Huracán. Al término del encuentro, se sacaron selfies al límite del réctangulo verde.

SEGUÍ LEYENDO: