Alfaro diseñó un mediocampo más combativo, pero que a la vez presionó alto a Atlético. Y funcionó (Foto: Reuters)
Alfaro diseñó un mediocampo más combativo, pero que a la vez presionó alto a Atlético. Y funcionó (Foto: Reuters)

Boca logró un gran triunfo ante Atlético Paranaense en Curitiba para encaminar la serie de octavos de final de la Copa Libertadores, que buscará cerrar el próximo miércoles, desde las 21.30, en la Bombonera. Y Gustavo Alfaro, entrenador del "Xeneize", quedó muy conforme por lo exhibido por sus dirigidos en el campo de juego. "Los muchachos hicieron un gran partido ante un rival muy complejo y en una cancha en la que lo habíamos padecido. Sabíamos de lo que teníamos que cuidarnos y que había que aprovechar las situaciones. Fue un  partido de Copa, en el que los detalles marcan las diferencias. Y Boca estuvo muy maduro, creo que merecimos ganar", fue su primera reflexión en la conferencia de prensa.

Fue Alexis Mac Allister el autor del gol y, al mismo tiempo, la figura del encuentro. Alfaro puso al enlace a hacer la banda izquierda y la apuesta resultó. "Sé que el puesto donde mejor se siente es detrás del 9 o al lado del punta. Pero por características, por su buen control y buen remate, si se acomodaba a la banda izquierda nos daba equilibrio, porque es agresivo también para marcar, y nos daba posibilidades para las sociedades y la generación. Hizo un muy buen trabajo contra un lateral como Jonathan, que pasa al ataque. Lo mismo que Nico Capaldo, que jugó fuerte, era clave para iniciar la primera presión, para no dejarlos salir cómodos", señaló.

El momento en el que levantó temperatura fue cuando a Paolo Goltz -su compañero de conferencia- lo consultaron por el penal mal sancionado en favor de Atlético Paranaense, que dilapidó Marco Ruben. Allí el DT lo interrumpió y fue tajante: "No fue penal, te lo digo yo. Son jugadas que deciden partidos, que resuelven una fase. Siempre les digo a los jugadores que trabajemos para que el destino esté en nuestras manos, por eso uno pide justicia". Enojado, pero sin perder los estribos, continuó: "No es penal bajo ningún punto de vista, Rony intenta patear la pelota, Esteban -Andrada- está con las dos piernas abiertas y la cabeza la tira hacia atrás para evitar el contacto y es el delantero el que lo propone. Me preocupa. Con esto no discuto el VAR, pero hay detalles con los que estamos desvirtuando el juego del fútbol. Nos costó mucho llegar hasta acá. Te puede tocar a favor también y no es justo. Pedimos el mismo nivel de exigencia que nos piden a nosotros".

Y, para cerrar el tema, hizo una comparación entre su tarea y la de los árbitros. "No digo que sea un acto premeditado para perjudicar a Boca; si pensara eso entraríamos en una manía persecutoria, pero sí exijo que todos estemos a la altura de la circunstancia. Porque si yo planteo más un partido, ustedes no me van a perdona, me van a ejecutar. La Copa es nuestra ilusión, si nos toca quedar en el camino, que sea porque un rival fue superior a nosotros. Pedimos que las cosas se resuelvan en la cancha", concluyó.

OTRAS DEFINICIONES DE ALFARO

El cambio de esquema, con más hombres en el mediocampo

"Tener un medio combativo no significaba resignar en ofensiva, Nahitan (Nandez) puede acelerar y desbordar. Es una fase muy pareja, estamos en un plano de igualdad, hay 50 y 50% de posibilidades para cada equipo. Los detalles marcan las diferencias"

El arribo de Daniele De Rossi

"De Rossi puede jugar con Marcone, tienen características parecidas; vamos a ver cómo está físicamente, de la misma manera que estamos poniendo bien a 'Toto' Salvio, a Jan Hurtado; ojalá se ponga bien lo más pronto posible, que compitan y que se sume a este espíritu, que nos dé su jerarquía, su hambre. Un jugador de tamaña trayectoria, que nos aporte, que siga soñando con el hecho de ver a Boca ganando todo".

El elogio a Paolo Goltz

"Pobre Paolo, tuvo la fatalidad de la operación de rodilla y la fractura en la mano y mostró toda su personalidad y solidez. Aporta liderazgo".

SEGUÍ LEYENDO: