El tanto que quebró el partido, gentileza del enlace ex Argentinos

Boca jugó un partido bien copero en Brasil: pocas veces se desordenó, no se dejó amilanar por el marco, desarrolló un buen primer tiempo y golpeó en el segundo, cuando el dueño de casa comenzaba a acosarlo. Cosechó un gran triunfo en Brasil: superó 1-0 a Atlético Paranaense en el estadio en el que había perdido 3-0 en la fase de grupos. Alexis Mac Allister, la figura del encuentro, anotó el gol a siete minutos del final.

Con un diseño diferente al habitual a partir de una mitad de campo con intérpretes más combativos, Boca presionó arriba en el inicio para no dejar despegar a los veloces hombres locales, que a pesar de no contar con su figura, emigrada al Atlético Madrid (el lateral Renán Lodi), mantiene la estructura que le permitió, por ejemplo, ganar la Copa Sudamericana 2018.

Tuvo tres aproximaciones Boca en esos primeros compases: un remate poco ortodoxo de Mac Allister que Santos envió al córner; un ingreso por el carril del medio de "Wanchope" Ábila, quien cuando quedó cara a cara con el guardameta, le pellizcaron el balón; y un buscapié del ex Argentinos que no llegó a conectar Zárate.

El conjunto dueño de casa tuvo sus mejores ráfagas desde Rony, en transiciones rápidas, instancia en la que se siente más cómodo. dos, curiosamente, partieron de la pegada de su arquero. El veloz mediocampista, Guimaraes y Nikao contaron con espacios para sendos remates lejanos que estuvieron cerca de abrir el marcador. En esos rompimientos mostró algunas grietas la defensa, en el retroceso de Marcone o cuando Junior Alonso debió salir lejos de la cueva para romper.

Pero Boca incomodó a su adversario asfixiando la primera puntada. Y a los 30 minutos elaboró la chance más clara: un sacrificado Mac Allister le "robó la cartera" a Guimaraes y asistió a Ábila, quien definió sin convicción ante Santos, que se quedó con el intento.

Las jugadas dilapidadas por "Wanchope" Ábila

El segundo tiempo afloraron los roces y las imprecisiones. El juego se hizo cortado y Paranaense sólo logró romper líneas a través del desequilibrio individual de Rony, quien no le dio buen final a sus intervenciones. Un cabezazo de Marco Ruben, a los 63 minutos, y un remate de Nikao, a los 65, sacudieron un poco el sopor.

A 15 del final, Alfaro apostó a los ingresos de Jan Hurtado y Carlos Tevez por "Wanchope" y Zárate en pos de conseguir un segundo aire y salir del asedio paulatino en el que lo fue sumergiendo Atlético. Y no sólo lo consiguió, sino que además abrió el marcador: a siete minutos del epílogo, Mac Allister, el mejor jugador de la cancha, quebró la paridad. Recibió de Tevez y no dudó en sacar el remate a distancia, que rozó en Pedro Henrique y superó al portero: 1-0.

EFE
EFE

En los últimos suspiros del cruce, una grosería compartida por el árbitro Daniel Fedorzcuk y el VAR: a Mas se le escurrió Rony a sus espaldas cuando intentó cubrir la pelota, Andrada salió y el brasileño se tiró. Pero la Asistencia Arbitral por Video advirtió al juez, que se acercó a ver la acción en la pantalla. Y sancionó un penal que no existió, dado que el contacto lo inició Rony. Marco Ruben falló el intento: el balón dio en el palo y Boca respiró.

El penal mal sancionado y la ejecución fallida

El miércoles, desde las 21.30, Boca intentará sellar la serie en la Bombonera. En Curitiba se plantó como debía: el plan de Alfaro salió a la perfección. Y sus hinchas sueñan con derecho.

El ganador de esta serie se enfrentará en los cuartos de final de la Copa Libertadores al vencedor de la llave que protagonizan Liga de Quito y Olimpia. En el enfrentamiento de ida, disputado en Ecuador, el local ganó 3-1.

Formaciones

Atlético Paranaense: Santos; Jonathan, Pedro Henrique, Leo Pereira y Márcio Azevedo; Luis González, Bruno Guimarães, Marcelo Cirino y Nikao; Rony y Marco Ruben. DT: Tiago Nunez.

Boca: Esteban Andrada; Marcelo Weigandt, Paolo Goltz, Junior Alonso y Emmanuel Mas; Nahitan Nández, Nicolás Capaldo, Iván Marcone y Alexis Mac Allister; Mauro Zárate y Ramón Ábila. DT: Gustavo Alfaro.

Árbitro: Daniel Fedorzcuk, de Uruguay.

Estadio: Arena da Baixada.

Seguilo en vivo: