(AP)
(AP)

El comienzo de Boca en el Defensores del Chaco no fue el esperado. Antes de que se cumpla el primer cuarto de hora de la revancha de los octavos de final de la Copa Libertadores, el Xeneize sufrió un duro golpe que puso en duda su continuidad en el certamen más codiciado del continente.

Un grosero error de Paolo Goltz dentro del área le dio la posibilidad a Tacuara Cardozo de marcar el 1 a 0 para Libertad. Como en la ida el conjunto de Guillermo Barros Schelotto ganó 2 a 0, los boquenses mantenían las esperanzas de sellar la clasificación a la instancia de los 8 mejores del torneo.

Para la tranquilidad de los argentinos, Cristian Pavón emparejó las acciones con una extraordinaria combinación colectiva y Mauro Zárate impuso el 2 a 1 con una definición notable, después de una extraordinaria habilitación de Darío Benedetto.

En la siguiente fase esperan Independiente, River, Atlético Tucumán, Gremio, Colo Colo y Cruzeiro (éste último sería el rival de Boca).

De todos modos, antes del descanso una infracción de Jara a Matías Espinoza derivó en el penal que convirtió Tacuara. A pesar del 2 a 2, Boca todavía tenía un margen amplio para sellar seguir con vida en la competición continental.

La reaparición de Carlos Tevez fue otro de los puntos más elevados de la noche de Asunción. El Apache ingresó en lugar de Mauro Zárate y garantizó la victoria luego de una habilitación de Paolo Goltz.

La frutilla del postre la colocó Cardona, quien ejecutó un penal con una clase magistral. El colombiano le puso cifras definitivas al 4 a 2 para que el pueblo boquense se ilusione con llegar al último partido para volver a conquistar América.

Seguí leyendo