La comitiva de 400 barras partió ayer a las 15 desde La Boca, en diez micros y seis autos. Pero se topó con una barrera infranqueable en Clorinda, Formosa, impidiéndole traspasar la frontera hacia Paraguay, donde Libertad recibe a Boca por el partido de vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores.

Rafael Di Zeo y Mauro Martín, junto a otros 13 barras, se quedaron afuera del duelo copero. Con derecho de admisión en los estadios de argentina, los dos referentes de los violentos habían concurrido sin problemas a los encuentros del Xeneize en Colombia y en Brasil, por la presente competencia. También habían estado en Barcelona, disfrutando del trofeo Joan Gamper. Pero a partir del acuerdo de colaboración entre Guillermo Madero, Director Nacional de Seguridad en Espectáculos Deportivos, y el viceministro del Interior paraguayo, Hugo Sosa Pasmor, esta vez debieron quedarse del lado argentino.

El Programa Tribuna Segura trabaja en la frontera desde el miércoles junto a la Subsecretaria de Fronteras del Ministerio de Seguridad de la Nación, y al Operativo Conjunto Abierto de Frontera (OCAF Formosa), en el paso del Puente San Ignacio de Loyola en Clorinda Formosa. También interviene también Gendarmería Nacional y la Policía de Formosa, a modo de prevención de cara al partido entre Libertad de Paraguay y Boca Juniors.

El programa controló más de 5.000 personas, incluyendo la requisa del grueso de la hinchada de Boca y de micros de distintas peñas de todo el país. En el operativo se decomisó gran cantidad de bebidas alcohólicas y los 15 barras con derecho de admisión, incluidos Rafael Di Zeo y Mauro Martin, fueron anoticiados de que no podrían traspasar la frontera, por lo que se quedaron en Clorinda.

La enorme cantidad de bebidas alcohólicas decomisadas
La enorme cantidad de bebidas alcohólicas decomisadas

"Se lo tomaron con calma y se quedan en Clorinda", le confiaron a Infobae desde los organismos de Seguridad. Según pudo averiguar este medio, observarán el partido comiendo un asado en el domicilio de Fernando Rejala, dirigente de una peña local.

Di Zeo y Martin habían sido detenidos en mayo de 2016 en Paraguay por los desmanes cometidos en ocasión del encuentro ante Cerro Porteño, también en Asunción. Entonces, pasaron cuatro días presos y luego firmaron un juicio abreviado por el cual pagaron los daños ocasionados. Tuvieron la entrada prohibida a Paraguay durante dos años.

Boca Juniors recibió 6.000 localidades para que los hinchas del conjunto que conduce Guillermo Barros Schelotto lo alienten en vivo y en directo ante Libertad. Tras el operativo en Clorinda, Di Zeo y Martín deberán conformarse con seguirlo por TV.

SEGUÍ LEYENDO: