La Cybertruck de Tesla tirando de la cuerda contra la Ford F-150
La Cybertruck de Tesla tirando de la cuerda contra la Ford F-150

No hay moldes para Tesla en la industria automotriz. Porque quien se encarga de romper cualquier límite prestablecido es su fundador y director ejecutivo, Elon Musk, el millonario número 41 del planeta según la revista Forbes. Su estilo particular y excesivamente personal para comunicar los hitos de su marca lo llevan a desfigurar cualquier convención o protocolo. Si hay algo que sabe manejar es el impacto de cada una de sus acciones, sin vacilar en la elocuencia del mensaje y, mucho menos, en los destinatarios de sus estrategias siempre vehementes.

El arte de lo disruptivo dejó a Musk a un paso del ridículo el pasado 21 de noviembre cuando realizó el lanzamiento mundial de una de sus obsesiones, la flamante Cybertruck. En el evento Musk intentó demostrar que los cristales del vehículo eran indestructibles, pero éstos terminaron rotos. Esas imágenes recorrieron el mundo, tal vez más que si la presentación hubiera transitado por los carriles normales. ¿Acto fallido o estrategia pura? Tratándose de Musk, que no es abonado a la discreción y la inocencia, nunca se sabe.

El impacto de la desafortunada presentación, sin embargo, provocó que al día siguiente las acciones de Tesla cayeran un 6% y que el sudafricano sufriera una pérdida de 768 millones de dólares. La atención del mundo automotriz, de todas maneras, ya había sido seducida por el nuevo Tesla que asomaba en Los Ángeles. Y sin necesidad de lanzar ninguna campaña publicitaria. Pero siempre hay algo más tratándose de Musk.

Mirá el provocador video de Tesla:

Horas después de uno de los hitos más importantes en la corta vida de Tesla, y con las repercusiones aun aflorando en redes y medios de todo el planeta, Musk publicó un atrevido video en su cuenta personal de Twitter, un canal que habitualmente utiliza para anunciar, trasgredir o desafiar.

En este caso el objetivo fue desafiar. Dicho video muestra una especie de juego de la soga, en el cual se enfrenta la Cyberturck de Tesla contra la Ford F-150, la pick up más vendida del mundo, que próximamente tendrá también una versión 100% eléctrica. Es, ni más ni menos, que la guerra declarada a la marca madre de las pick ups y al vehículo que enamora y cautiva hace décadas al público norteamericano y mundial.

El fundador de Tesla, Elon Musk, en la presentación de su pick up luego de que se rompieran los vidrios
El fundador de Tesla, Elon Musk, en la presentación de su pick up luego de que se rompieran los vidrios

Musk declara abiertamente en las redes que la Cybertruck “es mejor que la Ford F-150 y más rápida que el Porsche 911”. El alardeo cierra con la oferta para hacer pedidos por adelantado de la camioneta que, se especula, entrará en producción hacia finales de 2021. En Twitter, 48 horas después del lanzamiento, el fundador de Tesla también escribió “200.000”, lo que se entendió como la cantidad de pick ups ya reservadas a tres días de la presentación. El sitio web de Tesla indica que con sólo 100 dólares se puede realizar la reserva del vehículo que arrancará con una versión básica 39.900 dólares.

A Musk lo moviliza su obsesión por demostrar que la Cybertruck tiene autonomía suficiente —hasta 800 kilómetros— para desbancar a las pick ups tradicionales y por probar es la más poderosa del mercado. En ese objetivo fue en busca de un posicionamiento estratégico nada menos que frente a la F-150. Si bien Musk no revela cuánta potencia tiene su creación, sí especifica que puede remolcar hasta 6.300 kilos con su configuración de tres motores eléctricos. La Ford F-150 remolca nada menos que 6.000 kilos.

La pick up eléctrica de Tesla empezaría a producirse a fines de 2021
La pick up eléctrica de Tesla empezaría a producirse a fines de 2021

Musk también buscó subir a su ring a Porsche para posicionar a su Tesla Model S frente al flamante Taycan, el primer Porsche 100% eléctrico. Ni Porsche, ni Ford le han respondido por ahora.

El video parece una pieza bastante parcial, por cierto, donde no se dan especificaciones de cada vehículo, como el peso o la potencia exacta. Tampoco llega a percibirse si la F-150 tiene la doble tracción conectada. Pero son los modos de Musk, y ya forman parte del universo automotriz.

SEGUÍ LEYENDO: