Sacar fotos de un evento en lugar de estar inmerso en la experiencia del momento lleva a un recuerdo más pobre de la situación (iStock)
Sacar fotos de un evento en lugar de estar inmerso en la experiencia del momento lleva a un recuerdo más pobre de la situación (iStock)

Hoy las fotografías se inmortalizan en redes sociales. En su gran mayoría, son los celulares la herramienta preferida para sacar y subir la mejor foto para obtener la mayor cantidad posible de "me gusta" y comentarios.

Sin embargo, esta realidad que hoy predomina de captar incesantemente las experiencias con la cámara del celular podría estar afectando la memoria. Y es que según dio a conocer un estudio realizado en el 2018 publicado en el Journal of Experimental Psychology sacar fotos de un evento en lugar de estar inmerso en la experiencia del momento lleva a un recuerdo más pobre de la situación.

Las personas dejan de preocuparse por vivir el aquí y el ahora y están más ocupadas en obtener la mejor fotografía para subir a las redes sociales (iStock)
Las personas dejan de preocuparse por vivir el aquí y el ahora y están más ocupadas en obtener la mejor fotografía para subir a las redes sociales (iStock)

Para la psicóloga y escritora Celia Antonini, el problema radica en que hoy realmente una foto vale más que mil palabras: "Si te cuento que me fui a tomar un café y a leer un libro, pierdo tiempo. Con una foto de mi libro sobre la mesa con una taza de café y la confitería como marco, es rápido. Vivimos en la era de la inmediatez. La historia en 15 segundos, videos de menos de 1 minuto. Es una nueva forma de comunicación. Contamos nuestra vida en fotos. Es una época visual y la forma de comunicación también se ha vuelto visual. Vivimos con una cámara de fotos en la mano y la utilizamos como un nuevo medio de comunicación".

De acuerdo a la investigación, es la calidad de los recuerdos la que puede ser limitada en otro sentido. Mientras las fotos pueden ayudar a recordar algo que la persona vio con sus propios ojos, reducen la memoria sobre las conversaciones que escucharon durante esos eventos.

Las personas cuentan su vida a través de las fotografías (iStock)
Las personas cuentan su vida a través de las fotografías (iStock)

Qué esconde la necesidad de compartir todo en redes sociales 

"La gente necesita estar vigente, estar a la moda e ir con los tiempos que corren. Siempre en las redes se muestran las cosas 'buenas' que uno vive para estar en la misma sintonía con lo que demanda la sociedad y por ende encajar con la misma", comentó a Infobae Cynthia Zaiats, neuropsicóloga especialista en adolescentes y adultos (MN 60105) y jefa del servicio de psicología del Sanatorio Modelo de Caseros.

La constante dependencia de las selfies podría resultar negativa para la memoria (Shutterstock)
La constante dependencia de las selfies podría resultar negativa para la memoria (Shutterstock)

Según la profesional, las personas no suelen compartir en las redes sociales  algo "malo" de la vida de alguien: "Existe esta tendencia a pensar que el otro siempre está feliz por las cosas buenas que sube. Aunque esto sabemos que no es cierto, hay un error generalizado al pensarlo. El fin es encajar con la sociedad. Las personas están más atentas a lo que pasa en las redes que en el aquí y ahora del momento".

SEGUÍ LEYENDO