Realizar actividad física bailando es uno de los entrenamientos más recomendados. Mientras se ejercita, se disfruta de la música con cada coreografía, y al mismo tiempo se realiza trabajo aeróbico de mediana intensidad.

Los beneficios son múltiples: mejora el sistema circulatorio y cardiovascular, mantiene la figura, regula el peso, aumenta el autoestima y la energía diaria, además de ser una actividad muy sociable.

Según Diana Barrera, miembro ZIN de Zumba, en este tipo de rutina se ejercitan todos los músculos del cuerpo sin excepción."Desde la entrada en calor en una clase hasta el estiramiento final, se trabaja piernas en su totalidad, glúteos y el tren superior", aseguró a Infobae.

Y agregó: "Zumba Fitness se diferencia de cualquier otra disciplina porque combina baile con el ejercicio físico. Es un entrenamiento completo y además se puede complementar de manera más localizada. Pilates o yoga son dos buenas alternativas para sumar a una rutina de este tipo".

Siempre se recomienda elegir una clase que se adapte al nivel que cada persona puede alcanzar. "Para los principiantes lo ideal es comenzar con ritmos más lentos para mejorar coordinación y flexibilidad. Después se puede pasar a un entrenamiento más intenso", dijo Barrera.

Realizar una entrada en calor previa es fundamental para prevenir lesiones en los músculos

"Para practicar zumba no se necesita ningún requisito previo. Cualquier persona que quiera divertirse y moverse puede hacerlo", detalló la experta.

Complementar la actividad física con una buena alimentación es fundamental para obtener buenos resultados (Getty Images)
Complementar la actividad física con una buena alimentación es fundamental para obtener buenos resultados (Getty Images)

Agradecimiento: Open Park Rosedal

Seguinos en Infobae con una guía de entrenamiento que podés incorporar hoy mismo.

¡Sentirte saludable y en forma siempre te brindará salud y bienestar!

¡Acompañame! Sumate a #Ciriofit y descargá la app Jesica Cirio Fitness

FOTO

SEGUÍ LEYENDO: