Los niños ingieren durante el día alimentos varios a través del picoteo entre comidas: la idea es apuntar a la calidad y creatividad de los snacks. Pueden incorporarse frutas y verduras cortadas con formas divertidas , licuados con leche y frutos secos. (Getty)
Los niños ingieren durante el día alimentos varios a través del picoteo entre comidas: la idea es apuntar a la calidad y creatividad de los snacks. Pueden incorporarse frutas y verduras cortadas con formas divertidas , licuados con leche y frutos secos. (Getty)

La comida está relacionada con las emociones. Las personas en general – y también los niños en particular con la vuelta a clases y la recuperación de la rutina familiar- ingieren y eligen los alimentos impulsados por emociones como la tristeza, la ansiedad y el enojo, entre otras.

Pero existe además otra variable que hay que contemplar al analizar el estatus de los niños y su pulsión cotidiana por comer, que es el estilo de la ingesta. Y allí el picoteo o el snackeo – la ingesta de alimentos entre horas- aparece como una de las formas más dominantes y constantes en los niños, y sobre la que padres y cuidadores muchas veces no prestan mucha atención.

La vuelta al colegio y la finalización de las vacaciones es un período de tiempo que sin duda agita emociones alrededor de los niños y sus familias, y por eso es importante reordenar las dietas y en general el plan alimentario familiar.

Para la media mañana: ¿fruta o factura? Lo ideal es que los chicos puedan crear conciencia sobre el equilibrio y la diversidad nutricional a la hora de alimentarse entre las comidas.
Para la media mañana: ¿fruta o factura? Lo ideal es que los chicos puedan crear conciencia sobre el equilibrio y la diversidad nutricional a la hora de alimentarse entre las comidas.

El médico especialista en pediatría Diego Montes de Oca precisó a Infobae:    "En la actualidad, en la Argentina, 8 de cada 10 niños comen un snack todos los días y seis de estos 8 son de muy mala calidad y afectan su salud. La alimentación en la edad escolar es fundamental porque es indudable que influye en el crecimiento, el desarrollo y el rendimiento en la escuela".

“Sabemos de la importancia de comer bien en las cuatro comidas principales, pero cada vez cobra más trascendencia y debemos prestarle más atención al famoso “snack o picoteo” entre las comidas de los chicos”, precisó Montes de Oca.

Por un picoteo equilibrado

El snackeo o picoteo no representa, ni reemplaza a ninguna de las cuatro comidas principales, sino que se trata de una pequeña cantidad de uno o  varios alimentos que se consumen entre medio de las mismas.

Agregó el médico pediatra Montes de Oca: "Es fundamental que sea un alimento sano, que ayude a mantener la energía para que los niños puedan rendir en todo su potencial, que contengan micro nutrientes como – vitaminas y minerales, como son las vitaminas A, D o B12, ácido fólico, hierro, calcio, zinc y son esenciales para el crecimiento – además de proteínas y fibras. El picoteo no debe aportar muchas calorías ni grasas".

¿Cuál es entonces el aporte de las vitaminas y nutrientes esenciales en una dieta infantil equilibrada? 

La vitamina A es clave para la piel, los huesos, las defensas, la retina y la visión y protege contra el cáncer. Su falta causa déficits de visión, bajas defensas, entre otras.

La vitamina D -la llamada vitamina del sol- previene el raquitismo. Y para elaborarla, la persona se debe exponer al sol -al menos diez minutos, tres veces por semana-. Ayuda a absorber el calcio y potencia la trasmisión entre las neuronas.

Es importante incluir la vitamina D en la dieta infantil, llamada la vitamina del sol. Se la encuentra en pescados, lácteos y yema de huevo, entre otros alimentos. (iStock)
Es importante incluir la vitamina D en la dieta infantil, llamada la vitamina del sol. Se la encuentra en pescados, lácteos y yema de huevo, entre otros alimentos. (iStock)

El calcio forma parte de los dientes y huesos, interviene en la coagulación, las neuronas, las hormonas y la contracción de los músculos. Su déficit produce osteoporosis y otras alteraciones. "Lo alarmante es que el 60% de los niños no tienen una ingesta adecuada de calcio con lo importante que es", detalló Montes de Oca.
El hierro es clave en el transporte de oxígeno, en la producción de la sangre, la defensa de enfermedades y el desarrollo cognitivo. Su déficit genera anemia, cansancio y bajo rendimiento escolar.

¿En qué alimentos encontrar los nutrientes? en lácteos firmes a base de leche, frutas frescas (manzana, pera, frutilla, ciruelas secas), frutos secos -los especialistas siempre aconsejan que no se consuman corriendo o jugando, por el peligro de atragantamiento-, verduras (zanahoria, apio) y
cereales integrales.

Apuntó Montes de Oca: "La mejor bebida que puede tomar un niño es el agua. Y muchas veces es desplazada por otras opciones mucho menos saludables".

El vaso de leche también importa

Es ideal incorporar en el desayuno un vaso de leche o derivado para optimizar el rendimiento escolar de los chicos.
Es ideal incorporar en el desayuno un vaso de leche o derivado para optimizar el rendimiento escolar de los chicos.

La leche es un alimento muy completo que contiene diversos nutrientes esenciales para un correcto crecimiento y desarrollo durante todo el ciclo de vida, por lo que este alimento se ha convertido en el más importante dentro de los programas de alimentación escolar.

Según la Federación Panamericana de Lechería (FEPALE) la leche mejora la salud de los estudiantes, promueve la asistencia a la escuela y ayuda a mejorar los resultados académicos con buena nutrición.

"La leche en un aliado importante para la familia, la salud, la nutrición y la educación. Promover el consumo de leche en la niñez debe ser un compromiso de todos en beneficio de la salud de nuestros niños", señaló el licenciado en nutrición Rafael Cornes y coordinador de la campaña "Sí a la Leche!", de la FEPALE.

En América Latina existen diversos ejemplos del impacto positivo que ha tenido la implementación de un programa de vaso de leche escolar. Por  ejemplo en México, República Dominicana, Honduras, Panamá, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Paraguay, Uruguay, Argentina, Brasil y Chile, son países donde por la implementación de estos programas, se ha logrado disminuir la deserción escolar, mejorar el rendimiento académico y favorecer al crecimiento y desarrollo de los niños.

Anular los ambientes tóxicos para la alimentación 

Hay consenso internacional entre los especialistas acerca de la importancia de luchar contra los ambientes y entornos tóxicos -la casa, la escuela, el entorno familiar, el club- en los cuales los chicos se mueven y desarrollan a diario, dejando un poco de lado el determinismo de la genética.

Hay que construir y estimular entornos sanos de la alimentación, para que un niño y/o adolescente disponga de opciones que lo hagan acceder a una dieta saludable.  Si no para muchos chicos, comer sano se transforma en una carrera de obstáculos en su propia casa o entorno familiar.  (iStock)
Hay que construir y estimular entornos sanos de la alimentación, para que un niño y/o adolescente disponga de opciones que lo hagan acceder a una dieta saludable.  Si no para muchos chicos, comer sano se transforma en una carrera de obstáculos en su propia casa o entorno familiar.  (iStock)

La obesidad infantil es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI y donde más se evidencia es en las poblaciones urbanas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que en 2010 habrá 42 millones de niños con sobrepeso en todo el mundo, de los cuales cerca de 35 millones viven en países desarrollados.

Máximo Ravenna médico clínico, psicoterapeuta y director médico del centro terapéutico que lleva su nombre contextualizó el tema a Infobae: "En la obesidad infantil no sólo influye la carga genética y la alimentación del niño, sino que también influye el ambiente tóxico en el cual se encuentra, el estado de sedentarismo, la oferta constante de comida chatarra, la falta de actividad física frente a la tecnología. Todo esto contribuye a que el fenómeno avance".

"La obesidad infantil está teniendo un crecimiento impresionante, y el problema es que genera trastornos, como diabetes y problemas de colesterol en sangre".

Para reorganizar la rutina de la alimentación familiar con la vuelta al cole, hay que pensar opciones de calidad para el picoteo y las viandas, abrir el juego a nuevos sabores y alimentos. Los niños luego lo agradecerán. (Getty)
Para reorganizar la rutina de la alimentación familiar con la vuelta al cole, hay que pensar opciones de calidad para el picoteo y las viandas, abrir el juego a nuevos sabores y alimentos. Los niños luego lo agradecerán. (Getty)

"La obesidad infantil alcanza entre un 1.8 y 1.9% con lo cual es notable el alto crecimiento de este trastorno en los niños. Entre los prepúberes se cree que la obesidad alcanza entre un 6 y un 9%, mientras que la obesidad sumada al sobrepeso alcanza un 35% de la población entre 13 y 15 años", reforzó Ravenna.

Las opciones saludables para los chicos son frutas, yogures, tartas con poca cantidad de harina, gelatinas y cereales sin azúcar. Es importante que estos hábitos se mantengan también puertas adentro de las escuelas, ya que entre los factores que atentan contra la obesidad infantil figuran los "malos" desayunos, el "picoteo" entre las comidas, el abuso de snacks y galletitas; y la desconexión de los padres a la hora de las comidas.

Argentina, país libre de grasas trans 
La industria alimenticia es parte activa del problema:  muchos de los mensajes publicitarios apelan a consumir porciones gigantes de alimentos envasados e industrializados.  Por eso es tan importante crear entornos saludables alrededor del niño para impulsar el acceso a hábitos y alimentos sanos.
Argentina goza actualmente de una legislación de avanzada frente a Europa y a los Estados Unidos, desde el 2014 se proclamó “país libre de grasas trans”, a partir de la sanción de una Ley Nacional , cuyo artículo está establecido en el Código Alimentario Argentino.
Nueve de cada diez personas en el país consumen dulces a diario (Shutterstock)
Argentina se convirtió en el tercer país del mundo y el primero de América Latina en legislar sobre la prohibición de las grasas trans, (Shutterstock)
Las grasas trans -aceite líquido hidrogenado al que volvieron sólido- están presentes en golosinas, panes, budines, tortas y chocolates y su efecto en el cuerpo es más dañino que el de la grasa saturada de la manteca y la crema. Aún queda ajustar que todas las empresas de alimentos realicen las modificaciones tecnológicas necesarias para cumplimentar con la norma.