Un informe de Unicef aseguró que el 47,7% de los chicos viven en condición de pobreza en Argentina
Un informe de Unicef aseguró que el 47,7% de los chicos viven en condición de pobreza en Argentina

Un informe reciente de Unicef aseguró que el 47,7% de los chicos viven en situación de pobreza en Argentina. De todos estos, 1,3 millones –el 10,8 por ciento de la población de menor de edad– crecen en la pobreza extrema, es decir que en sus casas no llegan a garantizarle una canasta básica de alimentos. Para muchos de estos chicos, un simple gesto puede significar la diferencia. Ese es el objetivo de dos jóvenes en los asentamientos de Capital Federal, con el reciente proyecto "Festejo solidario".

La idea inició con la intención de colaborar solidariamente con los que más lo necesitan, pero en un comienzo no tenían del todo claro cómo podían llevar a cabo su deseo de ayuda humanitaria. El cumpleaños de uno de los fundadores fue realmente el punto de partida de lo que hoy es un clásico en el asentamiento CAVA, donde los chicos esperan el día de su cumpleaños con mucho entusiasmo y alegría. Sus fundadores, Joaquín Martínez Christensen y Tomás Ordóñez, esperan poder ampliar esta propuesta a diferentes barrios de Capital Federal y provincia de Buenos Aires.

Joaquín Martínez Christensen y Tomás Ordóñez, fundadores de Festejo Solidario
Joaquín Martínez Christensen y Tomás Ordóñez, fundadores de Festejo Solidario

"Para fines de marzo, principios de abril de este año, surgieron los primeros pasos del proyecto 'Festejo solidario'. Luego de mi cumpleaños me encontré con un montón de obsequios y pensé que existe gente que verdaderamente los necesita más, fue así como decidí donarlos. Instantáneamente se me ocurrió la idea de festejar el cumpleaños de chicos que más lo necesitan. Lo llamé a Tomás para comentarle la idea y comenzamos, sin dudarlo, a buscar información y contactar gente para poder cumplir el objetivo", aseguró Joaquín Martínez Christensen, fundador y presidente de "Festejo solidario" a Infobae.

Mensualmente, se reúne a los chicos que cumplen años con el fin de organizarles el festejo del día tan esperado
Mensualmente, se reúne a los chicos que cumplen años con el fin de organizarles el festejo del día tan esperado

El festejo de cumpleaños de cualquier chico sin dudas es uno de los momentos y recuerdos más memorables de la infancia. Muchos de estos niños en situación de vulnerabilidad quizás nunca supieron lo que es un regalo e incluso en varios casos, ni siquiera recuerdan o saben el día en el que nacieron. Mediante donaciones de empresas y privados, Joaquín y Tomás junto a varios voluntarios mensualmente organizan el festejo para los niños de la zona. Ese día, cada uno recibe un regalo, tiene su torta personalizada, cotillón, adornos y juegos que organizan para ofrecer el mejor día de su vida a quienes más lo necesitan.

"Las reacciones de los chicos son diversas, desde el que llora hasta el que se queda petrificado. Para muchos de estos chicos es su primer festejo de cumpleaños, algunos ni siquiera saben verdaderamente el día en el que cumplen, por eso cada festejo resulta un evento sumamente emotivo y posible gracias a la colaboración de más de 25 personas que contribuyen monetariamente y mucha otras que hacen su aporte con su fuerza de trabajo y/o donaciones", subrayó Joaquín.

Esta fundación sin fines de lucro sustenta los festejos con donaciones y aportes de empresas y privados para cumplir el sueño de los chicos del asentamiento CAVA
Esta fundación sin fines de lucro sustenta los festejos con donaciones y aportes de empresas y privados para cumplir el sueño de los chicos del asentamiento CAVA

En cada festejo, la alegría y emoción flotan en el aire. Se trata de un aporte colectivo impulsado por la solidaridad de varias personas con el objetivo de sacar una sonrisa, en un día tan especial. Pese a que el proyecto es medianamente reciente, ya llevan más de 4 celebraciones en diferentes centros sociales del asentamiento CAVA. Miembros y fundadores esperan poder ampliar las sonrisas y regalos hasta convertir en un clásico el "festejo solidario" que ya marcó la diferencia de quienes hoy más necesitan una caricia.

LEA MÁS: