El encuentro Tejedoras Solidarias tendrá su octava edición este martes 27 de junio (iStock)
El encuentro Tejedoras Solidarias tendrá su octava edición este martes 27 de junio (iStock)

El invierno es un hecho. Y por más que dé "treguas" de días húmedos de temperaturas más altas, lo esperable es que las mínimas sean muy bajas durante los próximos tres meses.

¿Qué se hace entonces? En las casas se agrega ropa de abrigo a las camas, se encienden las estufas, que ya no se apagarán hasta la primavera y los placares se abarrotan de sweaters, camperas y bufandas. Eso si se tiene la posibilidad. Pero hay quienes no cuentan con lo que para otros es "normal", con lo básico e indispensable, con una manta calentita para taparse a la noche.

Gracias a la Fundación Tzedaká, todos ellos -o muchos- podrán contar con un abrigo este invierno. Con el plus de que estará hecho por manos solidarias y amorosas, que donaron su tiempo para confeccionarlo. Y eso no se puede comprar ni en la mejor tienda del mundo.

El encuentro Tejedoras Solidarias tendrá su octava edición este martes 27 de junio, en Macabi, Tucumán 3135, cuarto piso, de 10 a 13:30

El encuentro Tejedoras Solidarias tendrá su octava edición este martes 27 de junio. La cita es en Macabi, Tucumán 3135, cuarto piso, de 10 a 13:30 y se realizarán prendas de lana tejidas para entregar a las poblaciones más vulnerables en todo el país.

Entre 2013 y 2016 se donaron 4.833 prendas de abrigo a 54 organizaciones con alcance nacional. En lo que va del año ya se donaron 395 prendas y se espera seguir sumando en este encuentro. Más de 150 tejedoras se reúnen cada año en estos encuentros para realizar mantas, bufandas, guantes, gorros, entre otras prendas.

"Tejer es una acción individual, que puede transformarse en un encuentro comunitario cuando su fin es ayudar al otro. Es conmovedor ver el cariño y dedicación con el que se realizan cada una de las prendas para donar, y la emoción en los ojos de quienes reciben esos tejidos hechos con tanto amor", comentó Patricia Kahane de Fundación Tzedaká. "En un mismo lugar suelen encontrarse varias generaciones de una misma familia, que donan su habilidad para ayudar a otros", apuntó.

Entre 2013 y 2016 donaron 4.833 prendas de abrigo a 54 organizaciones con alcance nacional (Fundación Tzedaká)
Entre 2013 y 2016 donaron 4.833 prendas de abrigo a 54 organizaciones con alcance nacional (Fundación Tzedaká)

Infobae habló con Ruth Heymann, la directora de Comunicación de la fundación para conocer detalles de su trabajo solidario.

-¿Qué es Tejedoras Solidarias? ¿Cómo surgió la iniciativa?

-Tejedoras Solidarias es un encuentro de los distintos Talleres de Tejido integrados por voluntarios, que funcionan durante todo el año y que son coordinados por la Fundación Tzedaká. Cada taller funciona en días, horarios y sedes distintas y hace algunos años surgió la idea de reunir una vez al año a todos sus miembros para que se conozcan y compartan experiencias y saberes.

Así nació este encuentro, que la fundación viene organizando y que crece año a año con la inclusión de más tejedoras independientes o de talleres por fuera de la propia red. En los últimos años se sumaron también chicos de escuelas que aprenden a dar sus primeras puntadas con el tejido y que colaboran en la preparación de las prendas para entregar a sus destinatarios. En esencia es una experiencia solidaria maravillosa donde varias generaciones se reúnen alrededor de una actividad que entrelaza puesta al servicio de crear prendas de abrigo para chicos en todo el país.

Fundación Tzedaká trabaja desde hace 26 años para mejorar las condiciones de vida de personas que viven en situación de pobreza y vulnerabilidad

-¿Cuántas ediciones llevan y a cuántas personas ayudaron?

-Éste es el octavo año consecutivo que se realiza el encuentro de tejedoras, y cada año con más energía y alegría. Vale la pena contar que la mayor parte de las lanas que se utilizan es también donada, tanto por empresas de lana en forma directa o a través de acciones que organizan los talleres para reunir dinero para comprarlas. De modo que quien quiera sumarse, sólo debe aportar sus agujas -si las tiene- y un corazón dispuesto a una experiencia gratificante como es la solidaridad, donde siempre se recibe más de lo que se entrega.

Y por supuesto, por encima se encuentra la enorme satisfacción de saber que el fruto del trabajo llega a los rincones más lejanos del país. En los últimos cuatro años llevamos donadas 4.833 prendas. Esto significa que casi 5 mil niños fueron abrigados por estas abuelas, tías, madres y hermanos que desde lejos producen algo especial para ellos. Y es interesante ver en los colores, en las texturas y tramas que nuestras tejedoras realizan los gorros, bufandas, sweaters y mantas como si los destinatarios finales fueran sus propios hijos o nietos.

-¿Cómo eligen el destino de sus donaciones?

-La fundación tiene una tradición de trabajo en red con otras organizaciones con las que compartimos misión y que en la complementariedad nos permite a todos cumplir nuestra misión. Nuestros voluntarios van a entregar tejidos a muchos lugares de la Ciudad o el conurbano, como La Casa de Ronald McDonald, o el Hospital Materno Infantil de Tigre. Pero no podemos llegar a lugares más distantes y por eso los entregamos a organizaciones socias que sí tienen llegada a los distintos lugares. En general, el destino de las donaciones se elige por pedidos que llegan y se analizan o propuestas que las mismas voluntarias aportan. En los últimos años hemos llegado a escuelas de frontera en Salta y Jujuy, en el litoral, a escuelas rurales en San Luis y este año el destino de los tejidos serán los chiquitos internados en el Hospital Regional de Tigre.

Más de 150 tejedoras se reúnen cada año para realizar mantas, bufandas, guantes, gorros, entre otras prendas (iStock)
Más de 150 tejedoras se reúnen cada año para realizar mantas, bufandas, guantes, gorros, entre otras prendas (iStock)

-¿Cuál es la misión de Fundación Tzedaká?

-Tzedaká significa "justicia y solidaridad" y su esencia es la restitución a nuestros semejantes de su derecho a vivir con dignidad. La fundación trabaja desde hace 26 años para mejorar las condiciones de vida de personas que viven en situación de pobreza y vulnerabilidad. Lo hacemos a través de una ayuda integral e interdisciplinaria, que trabaja al mismo tiempo con la familia en su conjunto y cada uno de sus miembros. Tenemos programas de salud, educación, vivienda, asistencia básica, niñez y vejez a través de los cuales brindamos ayuda directa a cerca de 11 mil personas.

-¿Qué otras acciones llevan a cabo en el año?

-A lo largo del año llevamos adelante gran cantidad de actividades y acciones, directamente de acción social y de recaudación de fondos, como la Semana Gourmet Solidaria, Caminata de Mujeres por Mujeres, Feria de Vinos, acciones con empresas y, por supuesto, nuestra Cena Anual. Y en especial una que está teniendo lugar estos días que es nuestra 13º Campaña Nacional de Recaudación de Medicamentos. En todo el país, a través de escuelas, empresas, organizaciones sociales, estamos recolectando remedios que luego se transforman en tratamientos médicos para personas que no pueden pagar los medicamentos para curar sus enfermedades. Es una actividad federal y de gran importancia porque permite que sólo en 2016 se hayan entregado medicamentos por 11 millones de pesos a hospitales, centros de salud y organizaciones sociales en todo el país.

LEA MÁS: