El sol irrumpe por el gran ventanal que mira al río e inunda una habitación repleta de cuadros y los colores parecen fundirse en un caleidoscopio artístico. Amalia Amoedo, artista plástica y directora en ArteBa Focus, recibe a Infobae en su atelier en Palermo, en la zona del Jardín Botánico.

Nieta de Amalia Lacroze de Fortabat, Amushka o Ama –como la llaman sus seres más cercanos- desprende una sonrisa auténtica, habla con sencillez y mira a los ojos. Madre de Isabella (14) y Angelina (11), le encanta compartir sus intereses con ellas, como también su pasión por Racing.

"Me llevo muy bien con mis hijas, soy una madre presente. Una siente que está pero eso, lo veremos con el tiempo porque no todos los chicos necesitan lo mismo. Tengo muy buena comunicación con ellas, la pasamos muy bien, hacemos un buen equipo", dijo.

Amalita tiene su atelier en su casa (Martín Rosenzveig)
Amalita tiene su atelier en su casa (Martín Rosenzveig)

Y es que para Amalita es importante transmitir su esencia, que es lo que la conmueva, para que de esta manera puedan conocerse mejor.

-Creciste en un ambiente donde el arte tenía un lugar importante, ¿lo pudiste transmitir a tus hijas?

-Mis hijas me acompañan mucho a muestras y a inauguraciones, yo creo que lo viven conmigo de una manera muy natural y al estar yo muy involucrada mucho en temas de arte para ellas es natural y van aprendiendo.

-¿Alguna se inclina por las esculturas o alguna técnica en particular?

-A la menor le gusta mucho el teatro y las artes plásticas. Y a la mayor le gusta más la música y toca la batería.

La artista tiene una relación muy cercana con sus hijas (Martín Rosenzveig)
La artista tiene una relación muy cercana con sus hijas (Martín Rosenzveig)

-¿Qué recuerdo o enseñanza tenés de tu madre, Inés de Lafuente?

-Mamá fue mi mejor amiga. La amaba con locura. Inteligente y con sentido del humor, me supo transmitir todos mis valores, los cuales trato de transmitir a mis hijas. Sabía de política como pocos, y su mirada lo decía todo, sobraban las palabras. La recuerdo con muchísimo agradecimiento y respeto, tanto como a mi abuela.

Dueña de una personalidad curiosa y dinámica, es amante del asado y el tango, escribió un libro de poesías, hace yoganidra y meditación. Además, colabora a que el hospital Churruca para que puedan tener mejores equipos médicos.

-¿Cómo era la relación con tu abuela?

-Como abuela y como ser humano fue extraordinaria, inteligente, única, irremplazable, bondadosa. La verdad, era maravillosa, se la extraña muchísimo.

Su romance con el are empezó a los 19 ó 20 años
Su romance con el are empezó a los 19 ó 20 años

Cuenta que la generosidad de Amalita Fortabat se notaba en sus actos, como cuando donó, en vida, su colección de arte a Puerto Madero "para que todos pudieran visitarla". Su camino en el arte siempre estuvo relacionado al trabajo y a una búsqueda personal, una especie de instinto que se despertó de manera lúdica, pero que la atrapó para siempre.

-¿Sentís que tu abuela fue un referente femenino?

-Sí, totalmente, y hablando de esto, pensando en ella como un referente femenino, me parece importante contar que hay una muestra muy importante en Los Ángeles en el Hammer Museum curada por dos curadoras mujeres de todas artistas latinoamericanas y es fabulosa. Me parece que nosotros en Buenos Aires deberíamos impulsar a las artistas mujeres, darle más profundidad a la obra; una mirada más dedicada a las obras de artistas mujeres, un espacio más importante a la mujer. Siempre uno habla mucho más de los artistas y no tanto de las artistas mujeres…

-¿Cómo empezó este romance con el arte?

-Fue alrededor de los 19 ó 20 años. Siempre me gustó, siempre tuve una personalidad más bien artística, pero me acerqué seriamente al mundo de las artes a esa edad y de ahí no pare.

-¿Quién es tu artista preferido?

-Hay muchísimos. Fernanda Laguna es una artista que me encanta; Marcia Schvartz también; Marcelo Pombo me gusta; Paola Vera me encanta, Pablo Siquier me gusta mucho y también Gachi Hasper.

(Martín Rosenzveig)
(Martín Rosenzveig)

-¿Y qué pensas de los artistas que hay en Argentina?

-Pienso que tenemos un muy buen nivel de arte que se está viendo mucho en el exterior en este momento…

-¿Cuál era el artista favorito de tu abuela?

-Le gustaban muchísimo Gustav Klimt, Andy Warhol y Juan Manuel Blanes.

-Existen muchos mitos con respecto a las familias conocidas, como que siempre hay peleas, ¿cómo es la tuya?

-Somos muy unidos y siempre fue así. De no ser así, no podría soportarlo, no podría ni imaginarlo, pero si se escucha mucho de familias que se pelean.

A un día gris…. COLORES!!! #art 🦄

A post shared by Amalia Amoedo Arte (@amaliaamoedoarte) on

-¿Qué pasa Amalita con Racing? No se puede creer lo que es Racing en tu vida.

-¡Racing es una pasión! Una pasión que me acompaña de hace muchos años y me encanta, no sé, viste que las pasiones son así…desde siempre. Tuve épocas que iba a la cancha muy seguido, pero ahora voy cada vez que puedo , ¡no me lo pierdo por nada! Es lindísimo ser hincha de Racing…somos una gran familia.

¡BUENA SEMANA! …… #art #arte #VESTA

A post shared by Amalia Amoedo Arte (@amaliaamoedoarte) on

-Cómo se puede explicar brevemente que una obra pueda llegar a valer mas de USD 10 millones. 

-El mercado del arte es un mundo infinito, y las obras se van cotizando cada vez más como una inversión y no solo por la pasión al coleccionismo. Dentro de las diferentes épocas de cada artista y la cantidad de obras que hay de éste depende mucho el precio y también lo que esté pasando en la economía del país.

La cotización de obras es un mundo de interrogantes donde también juega la suerte a veces. Las subastas juegan mucho también en subir el precio de las obras. Hay obras a las que no se les podría poner precio de lo magnificas que son.

-Para terminar, ¿qué obra de arte te gustaría tener? Que llegues a tu casa y la encuentres ahí?

-Bueno…ahora estoy atrás de una obra de Tracey Emin.

LEA MÁS: