Marie Kondo, la gurú indiscutida del orden en el mundo (Gentileza TIme Magazine)
Marie Kondo, la gurú indiscutida del orden en el mundo (Gentileza TIme Magazine)

Por Valeria Román

Los japoneses suelen sacarse los zapatos al entrar en sus casas, y permanecen rodeados con pocos objetos a la vista. Cada fin de año tiran las cosas que creen que no les servirán y limpian. Pero Marie Kondo, de 31 años, fue la primera que aportó la receta para que no se vuelva a desacomodar.

Ya vendió más de 7 millones de copias de sus dos libros La magia del orden y La felicidad después del orden, y acaba de publicar un libro de historietas (un "manga" japonés") en el que ella misma es una de las protagonistas de la historia. Su receta, que llama "método KonMari", es tan simple y efectiva que llevó a sus seguidores a abrir grupos en Facebook, mostrar sus fotos con el antes y el después, y a crear un verbo con su nombre: ya se habla de "marikondear" la ropa, los libros, y las demás categorías de objetos que hay en la casa. Porque el secreto del método está es que no hay que ordenar por habitación, sino por categorías y de un tirón, una clave que llevar a reducir reducir el consumo y los gastos.

Kondo es una celebridad mundial. Los tickets para entrar en sus seminarios cuestan 2.000 dólares. Certifica a los asistentes en su método (después de rendir el examen deben pagar 500 dólares para activar la certificación), y ha participado en programas de televisión populares de los Estados Unidos como el de Ellen DeGeneres.

Infobae buscó a la autora de best-sellers por mucho tiempo, hasta que finalmente pudo entablar una conversación en japonés con la celebrity del orden, desde su casa en Tokio, quien aseguró que se siente "la mujer más apasionada por el orden del mundo. Desde pequeña me interesó el orden. Durante mucho tiempo, comprobé la gran influencia que el orden tiene en las vidas de muchas personas, y quiero transmitir al resto del mundo lo maravilloso que es la magia del orden".

Kondo revolucionó la manera en la que se concibe el orden en el hogar
Kondo revolucionó la manera en la que se concibe el orden en el hogar

La revista Time la incluyó entre las 100 personas más influyentes del mundo hace dos años. ¿Esperaba revolucionar al mundo con su receta del orden?: "Por supuesto que no. Había estado trabajando en la aplicación de los efectos del orden únicamente dentro de Japón. Nunca imaginé que tendría tanta aceptación y repercusión en el resto del mundo. Sin embargo, después de que mi libro se editara en el exterior, pude comprobar que el orden era un problema mundial. Al igual que en Japón, había gente que tenía muchos problemas con el orden o que había experimentado un cambio en sus vidas después de ordenar sus cosas".

Desde la publicación de su primer libro en 2014, fue invitada a organizar casas en Europa y Estados Unidos, y registró las diferencias con su país natal: "Los japoneses siempre tuvieron un fuerte interés en todo lo referente al orden. Por eso, hubo muchas coberturas especiales en revistas y gran cantidad de distintos métodos del orden. Cuando los japoneses prueban el Método KonMari es porque ya han intentado con otros y han fracasado, y ahora sí sienten que pueden lograrlo. En cambio, veo que la mayoría de los occidentales se animan por primera vez a incursionar con un método sistemático para lograr y mantener el orden", afirmó Kondo.

La magia de los objetos

Ella tiene una relación animista con los objetos. Si se decide donarlos o tirarlos, Kondo les agradece por el servicio prestado. "Si nos conectamos de una forma positiva y somos agradecidos con cada una de nuestras pertenencias, recibiremos esa misma buena onda de vuelta y viceversa".

Siempre está vestida con colores pasteles y con un peinado impecable, pero reconoció que tuvo que controlar su obsesión por el orden cuando nacieron sus dos hijas. "Aumentó la cantidad de cosas en la casa. Por un tiempo, esa situación me tuvo muy nerviosa, pero después de que nació mi segunda hija lo asumí con resignación. Acepté que no había otra alternativa. Ya no buscaba la perfección ni para conmigo misma ni para con los demás. Además como ya no tenía tanto tiempo para mí misma, tomé más conciencia de que debía aprovecharlo mucho mejor", reconoció a Infobae.

El método de Marie Kondo es sencillo y aclamado
El método de Marie Kondo es sencillo y aclamado

La receta de Marie Kondo es sencilla: hay que sacar todos los objetos que forman una categoría (empezar por la ropa); luego quedarse sólo con los que brinden alegría (sin que otras personas interfieran en la decisión); y vender, tirar o regalar al resto de los objetos. Para almacenar a los objetos, hay que asignarles un lugar específico y preferentemente que estén a la vista. Después, hay que seguir con las otras categorías: libros, papeles, "komono" (como adornos o electrónicos), y dejar los objetos de valor sentimental (como las fotos familiares) para el final. Aunque no hay un estudio científico publicado que lo corrobore, el método Konmari le funciona a los miles de seguidores (que se autodenominan #konverts) y que se animan a exponer sus avances con fotos en las redes sociales. Es como una receta de una torta de chocolate que siempre sale bien.

Los objetos quedan ordenados, y la casa nunca se vuelve a desacomodar (si uno se compromete a poner cada objeto en su lugar cada vez que se lo usa). Sólo hay que limpiar. Uno de los desafíos es qué hacer después con el desorden ajeno. Kondo recomiendo no imponer el método a los otros habitantes de la casa. "Hay que centrarse sólo en ordenar el espacio propio y no quejarse de los demás". Con los chicos especialmente, Kondo aconseja enseñarles a "doblar la ropa en vertical que es una tarea simple y divertida, y no obligarlos a empezar por ordenar los juegos". Con el paso del tiempo, los chicos pueden aprender a disponer de un espacio propio y a quedarse sólo con los juguetes que más les gusten.

Una tendencia que llegó a la Argentina

En la Argentina, cada vez hay más pedidos de ayuda a personas como Marietta Vitale, que se define como planificadora de interiores ("interior planner") y autora del libro Terapia del orden. "Muchos quieren ocuparse y ordenar sus lugares, pero no saben cómo empezar y desisten", contó a Infobae. "El método que propone Marie Kondo es muy distinto a mi enfoque. En su método, pareciera como si el orden ocurriese por magia. En cambio, lo que yo hago con mis clientes es ayudarlos a ver si los objetos y su distribución los acercan o los alejan de la vida que quieren tener. Esa es la medida que utilizo para decidir si algo se queda o se va de una casa. En todo caso, puedo decir que los resultados son mágicos".

Kondo propone tomar cada objeto y preservarlo si "irradia alegría". Vittale tampoco coincide. "El problema es que si las cosas están sólo sujetas a las emociones, si hoy estoy feliz, todo va a irradiar alegría y si no estoy de un buen humor, nada va a irradiar alegría. No creo que sea la palabra adecuada. Igualmente, cada uno elige el método que le resulte mejor y si le ayuda a llevar orden para su vida, es válido", afirmó la organizadora argentina.

“Terapia del orden”, de la organizadora argentina Marietta Vitale
“Terapia del orden”, de la organizadora argentina Marietta Vitale

Sí concuerda con Marie Kondo en que primero hay que "hacer lugar", pero cuesta soltar. "En la Argentina, hay personas que pueden llegar a tener hasta 6 placares. Hay un mayor apego a las cosas que viene desde nuestros antepasados que llegaron sin nada, trabajaron y fueron acumulando cosas. A muchos clientes les resulta muy difícil soltar las prendas, aunque no las usen", resaltó. "El orden es contagioso: los clientes empiezan por ordenar el placard y luego quieren seguir por otros espacios de la casa. Además, otros integrantes de las familias se suman a ordenar", contó.

Es que el orden de la casa tiene ver con acomodar toda la vida. Para la licenciada Diana Sahovaler de Litvinoff, de la Asociación Psicoanalítica Argentina y autora del libro El sujeto escondido en la realidad virtual, "organizar la casa tiene que ver con ordenarse a uno mismo. Porque los objetos representan a cada persona, y decidir qué se conserva o qué se dona y tira se relaciona con la capacidad de transitar duelos por pérdidas, y con la posibilidad de elegir qué es lo importante y lo superfluo para la vida futura. Si se guarda todo, no se da espacio para lo nuevo. Hay que animarse a abrirse a nuevas experiencias, y aceptar lo que se perdió".

La psicóloga consideró que los grupos de orden que se forman en Facebook son similares a los que funciona para dejar de fumar tabaco o de consumir alcohol en exceso. "Muchos se animan a mostrar las zonas de sus casas que están desordenadas como un pedido de ayuda para los demás. Para que otros desconocidos les den ánimo o consejos. Es parte de la tendencia actual a mostrar imágenes de la vida cotidiana, como los que exponen qué se está comiendo o comprando".

Colaboración en traducción de Kondo: Jardín Japonés de Buenos Aires

LEA MÁS: