El debut de Marcela Baños en el Aquadance estuvo marcado por la polémica. La conductora de Pasión de Sábado recibió 14 puntos de parte del jurado, pero su coach no estuvo para nada de acuerdo con la devolución y pidió que el BAR interceda en la decisión final.

El equipo integrado por Loudes Sánchez, Mariela La Chipi Anchipi y Jorge Moliniers decidió agregar un punto más, por lo que Baños obtuvo un total de 15 puntos.

Pero la polémica no quedó ahí, ya que el BAR aprovechó la ocasión para denunciar una "mafia del jurado", y consideró que los integrantes del mismo se ponen de acuerdo para puntuar -para bien o para mal- a ciertos concursantes.

"Todos están a favor de la mamá de Laura y nosotros sentimos que la coreografía de Marcela fue mucho más impactante y más profesional", aseguró Lourdes.

Molesto por sus palabras, Polino salió en defensa de sus compañeros y preguntó por qué el BAR considera que hay una "mafia" en el jurado. "Se llevan bien entre ustedes y se ponen de acuerdo. Ustedes criticaban a 'la mafia de los coaches' y ahí hay una mafia", le respondieron.

"Nosotros contextualizamos. No es lo mismo que baile una persona joven que una persona de 50 años", dijo Flor Peña. Fue entonces cuando Marcelo Tinelli tuvo que intervenir para frenar la discusión y hacer su clásica despedida del programa.

Sin embargo, no fue ésta la primera polémica que hubo con el BAR durante el programa del viernes por la noches. Anteriormente, Lourdes se había mostrado disconforme con el hecho de no poder solicitar ellos la intervención del BAR cuando consideraban que hacía falta.

"Es cualquiera si no lo podemos pedir. Nadie va a pedir el BAR", expresó cuando Tinelli le denegó la posibilidad de intervenir luego de la presentación de Inés Stork, la madre de Laurita Fernández.

"Sí, lo puede pedir el jurado, lo pueden pedir los coach, los jefes de coach y quien les habla. En este caso el jurado me dice no, las jefas de coach me dicen que no, la coach no y quien les habla", respondió Marcelo.

"Bueno, entonces me guardo lo que tengo", lanzó la ex semifinalista del certamen, visibilemente molesta.

"Perdón, una cosita, pero no se puede enojar porque nadie pide el BAR, es como que Hoppe diga estoy acá y no me mostrás, y qué tiene que ver?", le dijo Tinelli.

Fue ahí cuando Lourdes sorprendió con una suerte de reclamo para con el conductor al decirle que "igual me gustaría que tengamos una reunión al respecto, cuando puedas".

"Está bien, pero éste es el sistema del BAR. ¿Qué quiere, cambiar el BAR y que ustedes pidan el BAR? Pero está bien, después tenemos la reunión, ¿qué le pareció el baile de la mamá de Laurita?", consultó el dirigente de San Lorenzo.

"Estuvo muy bueno, un gran trabajo del equipo, pero hubo una falla coreográfica. Acá en la pileta de adelante no pudo hacer un roll para atrás", señaló entonces Lourdes, y La Chipi la corrigió diciéndole que había sido hacia adelante.

Sin embargo, el análisis no cayó bien en Facundo Rigoni, el bailarín de Inés. "Fue para adelante, si va a decir cualquier cosa que no diga nada. Además, nadie pidió el BAR", afirmó molesto.

"No, pero Marcelo me está preguntando", concluyó Lourdes, antes que el conductor despidiera a los participantes.

SEGUÍ LEYENDO: