(Crédito: Teleshow)
(Crédito: Teleshow)

Ella vivía en Montevideo y por aquellos años ni soñaba con venir a la Argentina. Le gustaba jugar a las bolitas con su hermano, pero también a las muñecas y compartió las fotos de su infancia con Teleshow. ¿La reconocés?

Nombre completo: Mónica Patricia Farro Dávila

Fecha de nacimiento: 28 de febrero de 1976

Mónica Farro
Mónica Farro

Mónica vino a Buenos Aires en el 2004. Hasta ese entonces había vivido en Montevideo y sus primeros años los pasó con su mamá, su papá, su hermano y su perrita Kimba.

Ella se recordó como "bastante india" ya que le gustaba trepar árboles: "Seguía  a mi hermano y sus amigos, jugaba a la bolita, siempre estaba rodeada de los amigos de mi hermano que eran más grandes que yo".

Mónica iba a la escuela 52 en Sayago, "pública, linda y buena", la describió. Además, recordó que le gustaba estudiar y que era buena en el colegio, aunque "en el secundario no tanto", confesó. "Siempre fui la líder del grupo, estaba en el coro, en gimnasia, era medio la mejor en todo", agregó.

Mónica Farro en un cumpleaños (Crédito: Teleshow)
Mónica Farro en un cumpleaños (Crédito: Teleshow)

Cuando no estaba en la escuela, Mónica tenía varias actividades extracurriculares: danza (tomaba clases de ballet), patín artístico y atletismo. Tal vez sea por eso que "no tenía muchos hobbies" pero a la hora de jugar, además de estar con su hermano, le gustaban las muñecas: "Las cambiaba, era madre de chiquita, tenía unos bebotes gigantes y me gustaba pasearlos". También jugaba a la oficina y recuerda que  tenía "un montón de facturas, libretas, máquina de escribir, estaba ocupada en esas cosas".

Uno de los momentos más esperados por ella y por la familia eran las vacaciones: "En el verano íbamos a la playa los fines de semana, en la camioneta de mi papá, eran 35 kilómetros y era corto el viaje pero para mi era una eternidad. Era la casa de mi abuela, que le decíamos 'la casita de afuera', un lugar que se llama Salinas. Ahí pasamos días de verano muy lindos, me divertía jugando en la arena".

Mónica Farro (Crédito: Teleshow)
Mónica Farro (Crédito: Teleshow)

El resto del año, cuando no iban a la playa los fines de semana, Mónica se levantaba muy temprano, a las ocho de la mañana, para poder ver los dibujitos animados que pasaban en el canal de Montevideo, ya que en esa época no había emisoras de cable especializadas como hoy.

A la hora de comer, su plato preferido era la polenta con tuco y al momento de los dulces: chupetines, recordó sobre sus gustos por aquellos días en que ni soñaba con venir a vivir a la Argentina: "No sabía nada de acá".

Aunque hacía danzas y patín artístico, actividades que la hicieron lucirse sobre los escenarios, no se veía trabajando en los medios: "No sé si quería eso o era un gran sueño, pero sí usaba los tacones de mi mamá, quería estar en una gran pasarela, quería ser modelo, incluso empecé como modelo en Uruguay. Era payasa, actuaba y bobeaba, me encantaba hacer reír y reírme mucho".

Como buena uruguaya, Mónica Farro tomando mate (Crédito: Teleshow)
Como buena uruguaya, Mónica Farro tomando mate (Crédito: Teleshow)

Mamá de Diego de 24 que vive en Uruguay, intenta transmitirle las cosas que a ella le enseñaron sus padres: "Gracias a Dios tiene esos valores. Compartir, tener códigos, ser un nene amable, dar las gracias, decir por favor, pedir permiso, y el respeto por el otro que es algo que falta mucho en este mundo".

"Mi infancia fue tan buena que no sé si tengo algo para destacar, mis padres siempre estuvieron ahí tratando de darnos lo mejor", dijo y se mostró afortunada de hoy, a sus 43, poder tenerlos, igual que a su hermano.

Si tuviera que elegir una palabra para resumir sus días de niña, sería "feliz": "Con padres muy presentes y una familia muy linda: mamá papá y hermano. Tenía abuelos, tíos y primos, pero mi familia real siempre fueron ellos".

SEGUÍ LEYENDO