Mientras participa del festival de cine de San Sebastián, el actor Darío Grandinetti manifestó su descontento con algunas medidas tomadas por la gestión de Mauricio Macri y aseguró que el gobierno "quiere desaparecer la cultura, la salud y la educación".

Darío Grandinetti (EFE)
Darío Grandinetti (EFE)

"El objetivo del gobierno es eliminar el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) y sus efectos se verán cuando no haya películas argentinas en los festivales, como hay hoy", aseguró Grandinetti en diálogo con ANSA.

Según su testimonio, estas decisiones "no conseguirán desaparecer la cultura, porque nuestro nivel cultural es muy alto". En ese sentido, dijo que "pese a todo, en la Argentina el teatro surge y se recicla".

Sin embargo, indicó: "Las condiciones están dadas para que nos sigan engañando. Nos distraen con corrupciones que ocultan sus políticas económicas. El neoliberalismo no es bueno para nadie; el FMI, menos".

El director Benjamin Naishtat, con los actores Alfredo Castro, Andrea Frigerio y Darío Grandinetti, durante la presentación de “Rojo”, que compite en la sección oficial de la 66 edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián (EFE)
El director Benjamin Naishtat, con los actores Alfredo Castro, Andrea Frigerio y Darío Grandinetti, durante la presentación de “Rojo”, que compite en la sección oficial de la 66 edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián (EFE)

El reconocido actor compite en San Sebastián por la Concha de Oro, gracias a la película Rojo, de Benjamín Naishtat, que muestra que el plan de la última dictadura argentina "no fue militar, sino que la armaron los civiles", según Grandinetti.

"La dictadura se cocinó sin que nos diéramos cuenta; los que lo cocinaban no lo mostraban", dijo, como el personaje que interpreta, el abogado Claudio Morán. "Nunca termino de gustarme, pero esta vez estoy conforme con lo que hice", confesó.

SEGUÍ LEYENDO