(Foto: Instagram)
(Foto: Instagram)

Podría haber hablado antes (como muchos parecen exigírselo). Y podría no haberlo contado jamás (lo que pocos consideran). En el medio, una opción más: un día, cuando lo creyera apropiado, exponer en detalle lo vivido. Y eso hizo Calu Rivero este lunes, en el piso de Intrusos, cuando dio su versión sobre lo ocurrido con Juan Darthés en las grabaciones de Dulce amor, en 2012.

"Hubo excesos inapropiados fuera del guión. Un día pasó algo y mi cuerpo quedó congelado -narró la actriz-. Se lo dije… Que me estaba haciendo mal, que lloraba y que no lo hiciera más. Yo quiero disculpas. No soy la Calu de hace cinco años: ahora tengo amor propio. Y fuerza".

Horas después de salir del ciclo conducido por Jorge Rial, Rivero se manifestó a través de las redes sociales. Y tras postear un par de fotos de su presencia en el estudio de América, elogiando al conductor por haberle dado lugar a los testimonios como el suyo ("Gracias, ¡celebro tu cambio!", escribió Calu),y de sus padres, su "contención absoluta", dejó dos profundos mensajes en su Instagram Stories.

"No sos consciente de cuán poderoso es hablar… -escribió, sobre la foto un atardecer-, hasta que eso que tanto pesaba e incomodaba en tu cuerpo, desaparece… Volver a sentirme liviana". Y de inmediato, agregó: "Hablar sana. #NoEsNo. No nos callamos más".

En la tarde del lunes, Calu regresó a Nueva York, donde está viviendo, desarrollando su carrera como modelo y DJ.

SEGUÍ LEYENDO: