El Samsung Galaxy S8+ y el iPhone 7 Plus son dos de los teléfonos de alta gama más deseados y mejor posicionados en el mercado por varios motivos.

Uno de los factores que los destacan del resto es que cada uno de ellos integra una cámara que permite hacer fotos y videos casi a nivel profesional. Pero, ¿cuál es mejor?

En esta nota se pueden ver los resultados logrados con los dos smartphones en diferentes contextos. Las imágenes no fueron tomadas por un profesional de la fotografía, justamente para poder evaluar cómo se desempeñan los celulares cuando los utiliza un usuario promedio, que es amateur.

Todas las tomas que figuran en el clip al comienzo de este texto, así como en las fotos al pie de este artículo, se realizaron en modo automático, salvo en el caso en que se empleó enfoque selectivo, una herramienta del modo manual que incluye el S8+.

Cabe aclarar que el iPhone no le permite al usuario utilizar la cámara en modo manual, excepto que se descarguen algunas aplicaciones que habilitan la configuración de ajustes específicos como balance de blancos, ISO y apertura de diafragma.

El Samsung Galaxy S8+ tiene una cámara principal con resolución de 12 MP y apertura focal de 1,7 que demostró un muy buen desempeño en situaciones de escasa luz. Se lograron imágenes precisas y con colores vibrantes incluso en ámbitos oscuros o apenas iluminados.

Por su parte, el iPhone 7 Plus cuenta con una cámara dual, que también tiene 12 MP: una con apertura focal de 1,8 y otra, de 2,8. Según se pudo ver en las pruebas realizadas, en buenas condiciones de luz funciona con bastante precisión, aunque en zonas con escasa iluminación el resultado no siempre es el mejor: las fotografías aparecen granuladas.

Esto mismo ocurre cuando se usa el teléfono de Apple en modo retrato. Esta opción, que permite hacer el efecto bokeh, donde el fondo aparece desenfocado, se luce sólo cuando se realiza la fotografía en el exterior y con muy buenas condiciones de luz.

En cambio en el S8 +, la opción de enfoque selectivo permite generar muy buenos retratos, en tonos vivos y definidos.

Los dos equipos cuentan con autofoco por detección de fase que, en la práctica, permite lograr un enfoque rápido y certero.

En lo que se refiere al video, los dos equipos graban en 4k y tienen estabilización óptica, que es fundamental para evitar que los clips aparezcan movidos o con temblor. De todos modos, hubo diferencias en el resultado final a la hora de grabar con poca iluminación y en cámara lenta, tal como se aprecia en el clip que está al comienzo de esta nota.

 
El enfoque al retratar objetos en movimiento funciona de manera similar en los dos equipos.
El enfoque al retratar objetos en movimiento funciona de manera similar en los dos equipos.
En esta toma, hecha en interior y con luz artificial, el color oscuro se resalta mejor en la imagen tomada con el iPhone.
En esta toma, hecha en interior y con luz artificial, el color oscuro se resalta mejor en la imagen tomada con el iPhone.
En situaciones de escasa iluminación, con el S8+ se logró una imagen con colores más vivos.
En situaciones de escasa iluminación, con el S8+ se logró una imagen con colores más vivos.
En fotografías que se toman de día y en el exterior los resultados son muy buenos, aunque en el caso del S8+ los colores cobran mayor protagonismo por estar más saturados.
En fotografías que se toman de día y en el exterior los resultados son muy buenos, aunque en el caso del S8+ los colores cobran mayor protagonismo por estar más saturados.
En este caso ocurre algo muy similar al anterior: la toma con el S8+ se destaca por tener tonos más vivos, en tanto que la foto realizada con el iPhone 7+ muestra colores más apagados.
En este caso ocurre algo muy similar al anterior: la toma con el S8+ se destaca por tener tonos más vivos, en tanto que la foto realizada con el iPhone 7+ muestra colores más apagados.
Una vez más, la diferencia está en la intensidad de los tonos, algo que resalta aún más cuando las tomas se hacen en sitios con poca iluminación.
Una vez más, la diferencia está en la intensidad de los tonos, algo que resalta aún más cuando las tomas se hacen en sitios con poca iluminación.
La opción retrato del iPhone 7 Plus generó una imagen con cierto ruido o granulado, en tanto que la opción de enfoque selectivo del S8+ permitió obtener una foto más definida y limpia
La opción retrato del iPhone 7 Plus generó una imagen con cierto ruido o granulado, en tanto que la opción de enfoque selectivo del S8+ permitió obtener una foto más definida y limpia
Cabe destacar que, en el caso del iPhone 7 Plus, la opción retrato o bokeh permite lograr imágenes como ésta cuando se hace una toma en muy buenas condiciones de luz.
Cabe destacar que, en el caso del iPhone 7 Plus, la opción retrato o bokeh permite lograr imágenes como ésta cuando se hace una toma en muy buenas condiciones de luz.
Tal como se mencionó anteriormente, la opción enfoque selectivo del S8+ también permite lograr un excelente resultado. Y a diferencia de lo que ocurre con el iPhone 7 Plus, funciona aún cuando la luz no es ideal.
Tal como se mencionó anteriormente, la opción enfoque selectivo del S8+ también permite lograr un excelente resultado. Y a diferencia de lo que ocurre con el iPhone 7 Plus, funciona aún cuando la luz no es ideal.
La cámara frontal del S8+ tiene 8 MP y F/1,7, en tanto que la del iPhone 7 Plus es de 7 MP y f/2,2. En lo que se refiere a las especificaciones, a la hora de hacer selfies, la surcoreana sale ganando. Por otro lado, cuenta con una función de embellecimiento facial que permite disimular imperfecciones en la piel, agrandar los ojos y afinar la cara. Si se abusa de esta herramienta el resultado puede ser poco realista.
La cámara frontal del S8+ tiene 8 MP y F/1,7, en tanto que la del iPhone 7 Plus es de 7 MP y f/2,2. En lo que se refiere a las especificaciones, a la hora de hacer selfies, la surcoreana sale ganando. Por otro lado, cuenta con una función de embellecimiento facial que permite disimular imperfecciones en la piel, agrandar los ojos y afinar la cara. Si se abusa de esta herramienta el resultado puede ser poco realista.
Otra de las funciones que viene integrada a la cámara frontal son las máscaras, muy similares a las de Snapchat o Instagram
Otra de las funciones que viene integrada a la cámara frontal son las máscaras, muy similares a las de Snapchat o Instagram

LEA MÁS: